1. Introducción

1. Introducción

Última actualización de en Nerea

Al comienzo del curso, Lourdes nos dijo que un portafolios podía ser muchas cosas; que cada uno de nosotros le daría un sentido diferente un “hilo argumental” con voz propia que sería fruto de la iniciativa, la creatividad y lo trabajado durante el cuatrimestre. 

Hemos visto en clase que los títulos aportan mucha información, el del portafolio que os presento puede parecer algo extraño, algunos pensareis que no es el más acertado pero a mi modo de ver, y tal y como os voy a explicar, creo que resume bastante bien lo que ha sido nuestro trabajo en esta materia

El agua es uno de los elementos principales de nuestro planeta, de ella depende la vida tal y como la conocemos. En esta “historia” el agua será el conocimiento. Así, al igual que el elemento líquido, esta fluye incesantemente siguiendo un recorrido cíclico que no tiene principio ni fin. Podemos decir que este portafolios tampoco tiene un comienzo claro, no llegamos a esta materia siendo tabulas rasas (veáse el post "Que relación tiene el asesorameinto con otras materias dl currículum") y, consecuentemente, tampoco tiene fin ya que el conocimiento es inconcluso.

Como ya he dicho, el agua (y el conocimiento) siguen un camino cíclico. Cuando forma parte de los ríos bebé de diversos afluentes: los contenidos tratados en el aula, las aportaciones de los compañeros (ya sea a través de su participación en clase como en la Red Stellae), las diversas fuentes consultadas… (Veáse  Algunas referencias para seguir profundizando en el tema

En este ciclo también debemos consideras las “aguas subterráneas” esas que no se ven pero constituyen un porcentaje significativo del agua del planeta. En el transcurso de esta materia y de este portafolio estas son el currículum oculto presente en el aula, mis propias reflexiones, ideas, experiencias personales…

Llega un momento en que ambas corrientes (la de los ríos y la de las aguas subterráneas) se encuentran en el mar y, tras reposar un instante se “evaporan y condensan” en nuestras mentes. Es en las “nubes” donde tratamos de darle sentido a todas esas gotitas que nos hemos ido encontrando por el camino, dónde les damos forma, las interiorizamos y las “llovemos” de forma que podemos compartirlas con otros. Estas precipitaciones pueden caer de diversas formas: a través de exposiciones en clase, de aportaciones en nuestros blogs, de portafolios…

A su vez estas precipitaciones pueden pasar a aumentar el caudal de los ríos o pueden filtrarse en la tierra de cada uno de los que toca, formando parte de sus “aguas subterráneas”. Así es como se cierra el ciclo.

A continuación, pasaré a explicar cual será la estructura de este portafolios para haceros ver que todas las “gotitas” que lo componen están interrelacionadas y siguen un orden lógico. Es importante señalar que  en este portafolios se trata de “ampliar, modificar, completar…”  lo trabajado en el cuatrimestre (dar forma a la nube) por lo que si bien, aparecen referencias a post y archivos publicados no todos estarán incluidos.

En primer lugar trataré de realizar una aproximación conceptual al término asesoramiento-en sentido general- para, a continuación, centrarme en el asesoramiento educativo desde un punto de vista interno, a través de la figura del psicopedagogo que ejerce su función a través del departamento de orientación de los centros.

Este profesional debe conocer “la realidad del centro educativo como institución escolar, ha de ser capaz de detectar cuál es la estructura organizativa del centro y los modelos organizativos más adecuados para desarrollarlo; la participación de los distintos sectores en la toma de decisiones y las actitudes de los profesores hacia los diferentes aspectos de la enseñanza”( ) así como, el conocimiento del grupo humano en el que se encuentra integrado y los medios disponibles para su colaboración con ellos.

Teniendo en cuenta lo expuesto partiré de los escenarios de asesoramiento en educación para avanzar hacía la concreción de las funciones y roles de los asesores internos, los conocimientos curriculares que deben poseer y las medidas de atención a la diversidad que pueden llevar a cabo.

En un tercer apartado haré referencia a los distintos aspectos que deben regir una necesaria “colaboración” entre profesores y asesores para que la práctica de ambos resulte satisfactorita. 

Por último, trataré de presentaros mis “aguas subterráneas” a través de las conclusiones extraídas tras la realización de este portafolio y tras mi experiencia con la metodología utilizada en esta materia.