F. La cruda realidad

En los centros educativos se nos intenta proporcionar los conocimientos necesarios para desarrollar unas habilidades requeridas en nuestra futura profesión. Sin embargo ello, no siempre resulta todo lo fructífero que se espera y muchas veces, la realidad dista mucho de la teoría.

Los centros educativos, profesores y administración no siempre tienen los mismos objetivos, ocasionando una consecuencia en el aprendizaje del alumno: el alumno no dispone de medios, o conocimientos adecuados para realizar un proceso de aprendizaje adecuado a las necesidades que se le van a plantear en el futuro.

Todos los implicados en este proceso deberían hacer un esfuerzo y trabajar conjuntamente con una sintonía de medios para proporcionar las habilidades, herramientas y técnicas acertadas.

la realidad de las políticas educativas

Las TIC y el prácticum