H. Conclusión

He decidido poner el título de sociedad de la información e información de la sociedad, porque considero que una y otra están intimamente relacionadas, teniendo un efecto recíproco. 

La sociedad necesita adquirir unos conomientos, habilidades y técnicas para producir un aprendizaje significativo, produciendo así una intelegencia colectiva, que posteriormente compartirá con autonomía y dinamismo con el resto de sus iguales.

Al mismo tiempo, el sistema educativo y todos sus profesionales juegan un papel muy importante, diseñando para ello diversos medios y estructuras como  plataformas educativas y entornos de aprendizaje, teniendo en cuenta las características, necesidades y contexto en el que está inmerso y los recursos de los que dispone y puede disponer.

Todo este trabajo, trata de conseguir como resultado que la población pueda acceder al aprendizaje y su consiguiente alfabetización, reduciendo las diferencias y brechas existentes y convirtiéndolos en auténticos prosumidores de información, promoviendo un cambio y favorenciendo la retroalimentación.

Con todo ello, la sociedad dispondría de la información y conocimiento suficiente para ejercer con eficacia y eficiencia su vida profesional, de una manera constructiva y promoviendo el aprendizaje a lo largo de toda la vida, puesto que la sociedad y las tecnologías avanzan constantemente, del mismo modo que también lo debería hacer el sistema educativo y en especial, nosotros los pedagogos, los cuales debemos diseñar, tutorizar y ayudar en el proceso de aprendizaje.