Pablo Rivas Díaz

En tres palabras me definiría como una persona sociable, paciente y tenaz

Navegación

4. Organización de la temporada

4. Organización de la temporada

Última actualización de en Pablo Rivas Díaz

Los mandatarios dela Fórmula1 y yo (el asesor) nos hemos reunido antes de comenzar la temporada para poner en común nuestros puntos de vista y que este año la competición sea de mayor calidad.

 

En nuestra última sesión de clase (08/04/2014) hemos abordado el tema de las nuevas tecnologías dentro de los centros educativos y nuestras experiencias a lo largo del Practicum I. Para la realización de esta tarea nos juntamos por grupos de tres/cuatro personas para expresar nuestros puntos de vista y ver las similitudes y diferencias entre las diversas instituciones educativas en donde hemos cursado las prácticas. Esta es una buena manera de enriquecer nuestro proceso de enseñanza-aprendizaje y de crear un sentido crítico que nos será de gran utilidad en un futuro próximo cuando ejerzamos como pedagogos.

A raíz de esta pequeña charla-debate hemos sacado a relucir una serie de problemas vigentes en la mayor parte de las instituciones educativas existentes en nuestro país.

Todo comienza porque a pesar de que contamos con una serie de leyes (LOE, LOMCE) en donde se pone un énfasis especial en la utilización de las nuevas tecnologías en los centros educativos a través de una competencia básica tan importante como la de Competencia digital y tratamiento de la información, esta no es viable a causa de la falta de recursos tanto personales como materiales. No hace falta irnos a las instituciones de prácticas porque lo observamos en nuestra facultad, que no está dotada con las infraestructuras adecuadas para emplear las nuevas tecnologías dentro de todas y cada una de las aulas.

Además, la desconexión existente entrela Administración Educativay el profesorado se ve reflejada en la desmotivación del profesorado a la hora de llevar a cabo una formación continua que le permita actualizarse. Se proponen numerosos cursos de formación para el profesorado pero su función primordial es conseguir justificar una serie de horas para poder conseguir el tan deseado reconocimiento del sexenio y tener un salario más elevado. El objetivo de actualizarse y adquirir una serie de destrezas y estrategias que permitan motivar a su alumnado y hacer de su proceso de enseñanza-aprendizaje algo ameno y motivador se relega a un segundo plano.

En lugar de ofertarse cursos que motiven al profesorado y acordes a sus inquietudes e intereses, se ofertan cursos meramente teóricos en donde existe una desconexión entre la teoría y la realidad educativa que hay en los centros.

Cuando se ofertan cursos prácticos sobre el uso de las nuevas tecnologías el profesorado se enfrenta ante un dilema: ¿cómo poner en práctica en su centro de trabajo lo aprendido? ¿Hacia dónde nos dirigimos?

 

Es verdad que desde las políticas educativas de todos los gobiernos que hubo en nuestro país se intentaron implantar las nuevas tecnologías dentro de las aulas proponiendo diversas propuestas como, por ejemplo,la Escuela 2.0 (en Galicia denominado Programa Abalar), el Programa Avanza… Se trata por todos los medios de tecnificar la educación lo más rápidamente posible ya que la sociedad avanza a un ritmo vertiginoso pero, ¿no creéis que hay que tener en cuenta las características y necesidades del profesorado? Es aquí donde entra en acción la bidireccionalidad que tendría que haber entrela Administración Educativay el cuerpo docente.