Pablo Rivas Díaz

En tres palabras me definiría como una persona sociable, paciente y tenaz

Navegación

5.6.4. Esto puede funcionar

5.6.4. Esto puede funcionar

Última actualización de en Pablo Rivas Díaz

Mi equipo está trabajando como tal y así todos colaboramos en el buen funcionamiento del organigrama, aportando nuestra formación.

 

La concepción constructivista es un marco explicativo que parte de las consideraciones social y socializadora de la educación integrando numerosas aportaciones, las cuales tienen algo en común, que es lo que vienen a ser los principios constructivistas. Este marco explicativo sirve a los docentes como herramienta para la toma de decisiones relativas al ámbito de la enseñanza (planificación, puesta en marcha, evaluación), siendo así el constructivismo un conjunto articulado de principios.

Las teorías funcionan como un marco desde donde les será posible a los docentes identificar los problemas y buscar las posibles vías de solución a través de la dialéctica y la interacción. En lo relativo a la naturaleza se debe ser prudente en la relación entre teoría y práctica dado que los docentes deben reflexionar sobre lo que se hace y por qué se hace, recurriendo así a determinados referentes que los guíen, fundamenten y justifiquen en su actuación.

La teoría nos hace falta para interpretar, analizar e intervenir en una realidad que pretendemos explicar a través de ella. El docente debe llevar a cabo un pensamiento estratégico, es decir, regular las situaciones que tiene entre manos para ajustarlas a unos objetivos concretos que pretende conseguir. Estas teorías le servirán para contextualizar y priorizar metas y finalidades; planificar la actuación…, teniendo en cuenta en todo momento que la enseñanza no es una actividad rutinaria y estática, por lo cual estas teorías nos aportarán una serie de instrumentos de análisis y reflexión sobre la práctica. Se procurará que las teorías no sólo ofrezcan una explicación acerca de los interrogantes sino que también permitan articular diferentes respuestas dentro de un marco teórico coherente sin ignorar en ningún instante la función social.

Las teorías de la enseñanza deben actuar como elemento vertebrador de la dimensión social y se necesita que estas teorías no opongan aprendizaje, cultura, enseñanza y desarrollo. Las teorías deben explicar de qué manera ocurre todo en la escuela sin ignorar su carácter de institución. Los docentes deben estar implicados en actividades relacionadas con la gestión que requieren de unas habilidades específicas. Se necesita por lo tanto una formación permanente del profesorado y una actividad de carácter colectivo para que así la enseñanza que reciba el alumnado sea coherente y de calidad, atendiendo a las distintas necesidades de cada alumno/a.

Para que una escuela imparta una enseñanza adaptada y rica harán falta los siguientes factores:

  • Un clima favorable de aprendizaje
  • Trabajo en equipo por parte del profesorado en la toma de decisiones
  • Una dirección eficaz
  • Estabilidad en el estamento docente
  • Oportunidades de formación docente
  • Planificación del currículo cuidadosamente
  • Apoyo por parte de los padres en la tarea educativa del centro
  • Etc.

 

A través de la escuela, de la familia y de los medios de comunicación, los niños/as entran en contacto con una cultura de la que se dudó de su transmisión a lo largo del tiempo. Esta duda surge en todo momento del miedo a la alineación y estatismo que había en las escuelas, pero esta ideología ha ido mudando a lo largo del tiempo. Se fue pasando de un plano reactivo/pasivo a uno activo. Por lo tanto, la concepción constructivista del aprendizaje y de la enseñanza fue incluyendo la capacidad de inserción social, de relaciones interpersonales y motrices…

Según el aprendizaje constructivista, vamos aprendiendo a medida que somos capaces de elaborar una representación sobre un objeto de la realidad que pretendemos aprender. No se trata de una aproximación vacía desde la nada sino desde las experiencias, intereses y conocimientos previos. La experiencia y los conocimientos de cada uno determinan la interpretación que llevan a cabo, dependiendo ésta de las características del contenido.

A pesar de que los niños aprenden en el centro cosas que no estaban previstas previamente, no se puede negar que éstos están allí para aprender cosas que les son identificables. Por lo tanto, los alumnos/as no deben aprender en solitario dado que sino no se aseguraría que su orientación fuese la adecuada. Así, con la ayuda del profesor, el alumnado se podrá mostrar competente y autónomo en la resolución de tareas.

Los marcos explicativos útiles para la toma de decisiones deben permitir responder a las cuestiones que plantea todo docente; partir de una consideración acerca de la naturaleza social y socializadora de la enseñanza; incluir el principio de diversidad e integrar aportaciones de la psicología y la pedagogía. Estos marcos son útiles para el análisis, mejora y puesta en práctica de la enseñanza. Para una mejora de la enseñanza se debe ajustar ésta a las necesidades de los alumnos/as y profesores, consiguiendo así una mayor eficacia y mayor calidad. Para esto debemos tener en cuenta la forma de distribución del espacio, el tiempo, la confección de los horarios…

 

Bibliografía

Coll, C., Martín, E., Mauri, T., Onrubia, J., Solé, A, Zabala, A. (2007). El constructivismo en el aula. Barcelona: Graó

Barberà, E., Bolívar, A., Calvo, J. R., Coll, C., El constructivismo en la práctica