Silvia Alvarez Otero

Observadora, intuitiva, temperamental, impulsiva, en ocasiones más emocional que racional, activa, sincera (a veces demasiado), alegre, optimista, habladora... Dicen que incluso gusto de las discusiones...

6.2. Culturas de Colaboración según A. Hargreaves

Culturas de Colaboración según A. Hargreaves.

Para seguir conociendo un poco más sobre colaboración y sobre las culturas de colaboración de los centros educativos he encontrado online el libro de A. Hargreaves, "Profesorado, Cultura y postmodernidad", reeimpreso en 2005, con fecha de la primera edición en 1996. 

He extraído unas citas de este libro que me parecen que nos ayudan a entender o conocer un poco más las perspectivas de los expertos sobre las culturas de colaboración en los centros educativos.

“(…) Para reducir en alguna medida las inconvenientes incertidumbres de la enseñanza, habrá que buscar otros medios distintos de los técnicos y científicos. Una solución que suele proponerse consiste en construir culturas profesionales docentes en pequeñas comunidades de profesores de cada centro, que pudieses trabajar en conjunto, proporcionarse apoyo mutuo, ofrecer información constructiva sobre las consecuencias de las acciones, plantear metas comunes y establecer límites estimulantes, aunque realistas, respecto a lo que pueda lograrse razonablemente. El interés por desarrollar culturas de colaboración entre los profesores se basa, en gran medida, en esta idea de reducir la incertidumbre del profesorado”  

“(…) Los bien intencionados impulsos para crear culturas de colaboración y para desterrar la cultura del aislamiento del profesor y el individualismo de nuestras escuelas, ponen en grave peligro la individualidad del profesorado y, con ello, la incómoda creatividad que se opone a las premisas administrativas y constituye una poderosa fuerza de transformación”.

 (…) “La colaboración puede ser un instrumento para ayudar a los profesores a trabajar juntos para alcanzar y revisar sus propios objetivos en cuanto comunidad profesional, pero puede ser también una forma de restaurar el control administrativo en discursos persuasivos y omnipresentes sobre la colaboración y el compañerismo.  En este sentido, la colaboración puede ser una bendición, pero también una carga, sobre todo si los administradores la hacen suya y la convierten en modelos, órdenes y perfiles mensurables de desarrollo e implementación.”

(Hargreaves, 2005; pp. 45-46)

*Nota: La negrita es propia.

Referencia:

Hargreaves, A. (2005) Profesorado, Cultura y postmodernidad. (Cambian los tiempos, cambia el profesorado). Ed: Morata. Madrid.

Disponible en http://books.google.es/books?id=BzLUossL1aMC&pg=PA46&lpg=PA46&dq=culturas+de+colaboraci%C3%B3n+escuelas&source=bl&ots=gu5LuiG39j&sig=NvPtRj1fjblbNzUm-KTsy3R-O_M&hl=es&sa=X&ei=Me2gT8S1FM6l8gPI85i9CA&ved=0CEcQ6AEwBg#v=onepage&q=culturas%20de%20colaboraci%C3%B3n%20escuelas&f=false  [Consulta 2/5/2012]

 

Siguiendo a A. Hargreaves (1996) en su obra Profesorado, Cultura y Postmodernidad (Cambian los tiempos, cambia el profesorado) se adjunta en el siguiente documento la figura 10.1: Formas de cultura del profesorado que presenta A. Hargreaves (1996: 262) en la obra antes mencionada 5 formas de cultura docente: individualismo fragmentario, balcanización, cultura de colaboración, colegialidad artificial y el mosaico movil. 

Además se adjuntan las definiciones de: cultura balcanizada, cultura burócrata o de colegialidad artificial, cultura individualista y cultura de colaboración, de elaboración propia siguiendo la obra de A. Hargreaves antes mencionada.

Formas de Colaboración y definiciones