3.2. Manteniéndose en el aire: la formación del docente

Al igual que los aviones se mantienen en el aire, los docentes deben formarse para “mantener” su profesión de la mejor forma. De este modo, creo que las entradas que mejor pueden ir aquí, son las que siguen ya que reflejan algunos aspectos que traté al respecto:

La formación inicial y permanente de la profesión docente.       Como su propio título indica, en ella se trata la formación inicial y permanente del profesorado. Así, trataría la necesidad de que exista una formación después de la inicial, una formación a lo largo de la vida. Además, se aportaban las modalidades de la formación permanente, las instituciones para llevar a cabo la misma y una pincelada sobre las actividades de formación permanente que organiza o son reconocidas por el Ministerio.

Mejorar la práctica docente incluyendo las TIC en la formación permanente        Siguiendo en la línea de la formación del profesorado, concretamente la formación permanente, aportaba en esta entrada la necesidad de incluír las TIC en la formación del docente, así como de que ellos mismos puedan formarse a través del uso de las TIC.

Una mirada a la figura del asesor en la formación de formadores      .Finalizando ya este tema, me parecía adecuado apuntar algo sobre la figura del asesor en esa formación de los docentes. Es en esta entrada en dónde trato cuáles son las palabras que definirían al asesor o los problemas que conlleva tal figura, entre otros aspectos.