4.1. Tocando nuevamente la pista: conclusión

Como en todo vuelo, llegamos al final del viaje, y volvemos a la pista para aterrizar. Finalizado el e-portafolios y con él el paso por la materia, llega un momento clave, el de las conclusiones y reflexiones. Estas no serán las primeras reflexiones del proceso de aprendizaje, pues en cada entrada que realicé traté de reflexionar sobre lo que aprendía en ella, analizando mi proceso autónomo de aprendizaje, llegando a realizar una entrada en la que, retomando conocimientos de la materia de Tecnología Educativa, realizaba una nube de Tags, como comentaba en la Introducción, sobre lo que había estado aprendiendo con la materia y que aporto aquí, Nube de tags referida a la materia Formación y Desarrollo Profesional del Profesorado      . Además, esta reorganización transformada en un e-portafolios, también lleva una reflexión implícita para elegir unas entradas que lo conformen, viendo que me aportó cada una de ellas.

Así pues, debería comenzar refiriéndome al desenvolvimiento de la materia. Para mí, fue una buena experiencia de la que me llevo muchos conocimientos y en la que puedo decir que estuve cómoda. Esta sería la segunda vez que se me presentaba una materia utilizando la red social Stellae, por lo que creo que trabajé ya con una base que me ayudó.

El tipo de aprendizaje que nos brinda el uso de esta plataforma creo que es muy útil, y que me permitió empaparme de muchos conocimientos. A veces, incluso más de los que se muestran en las entradas, pues el trabajo de recopilación de información que hay detrás implicó la lectura de muchas cosas que, indirectamente, se retienen. Es una forma de trabajo que permite que seamos los alumnos quienes creen su aprendizaje partiendo del profesor como guía en él, y en la que se dan uso a las nuevas tecnologías. En definitiva, creo que combina puntos muy interesantes de la formación que se busca para los alumnos. Los exámenes en los que se memoriza para luego transcribirlo o “vomitar” contenidos durante una hora y media,  no son lo deseable. Aprender 50 páginas que en tres semanas eliminarás de tu memoria no sirve como aprendizaje. Sin embargo, siendo uno mismo el que decide sobre qué tiene dudas, qué información necesita ampliar, reflexiona, lleva la teoría a la práctica…, lo aprendido se mantiene en el recuerdo. Además, al consultar diversas fuentes de información, si en el día de mañana se necesita de algún aspecto tratado, sabes dónde buscarlo y qué autores lo tratan más. Las claves están asumidas y el aprendizaje las sigue.

Además, es preciso mencionar que Stellae me brindó la oportunidad de comunicarme con muchos compañeros/as con los que habitualmente no suelo hablar en clase a mayores de un cordial saludo.  En una clase,  los subgrupos son evidentes y lógicos, pero en la red todos participábamos con todos y conocíamos la opinión de otros, así como su forma de trabajar. Como añadido, comentar el aprendizaje que tiene lugar al leer aportaciones de otros que, a lo mejor, trataban unos temas distintos a los míos, pudiendo yo nutrirme de ellos. En resumen creo que entre todos generamos una retroalimentación muy beneficiosa y un ejemplo de aprendizaje colectivo. Por eso, me parece adecuado recordar la última sesión de clase cuando la profesora nos animaba a crear un “cuento colectivo” donde entre todos narrábamos la experiencia de aprendizaje que habíamos tenido con respecto a la materia y, permitirme poder contar con él en mi e-portafolios, por eso lo incluyo aquí: Relato Colectivo.mp3      . Creo que es una buena forma de reflejar el aprendizaje en gran grupo y se merece un hueco en el reflejo de mi proceso de aprendizaje.

Como obstáculos, puntos negativos o turbulencias de este vuelo, diré que al respecto de esta metodología he de mencionar la disciplina que supone, y sobre la que se nos advertía el primer día de clase. El hecho de llevar una continuidad es un punto que te mantiene siempre alerta y para lo que a veces no logras tener el tiempo suficiente. Aunque he de decir también que no se nos sobrecargó de tareas a mayores de lo que nosotros decidiésemos trabajar en la red, un punto que ayudó mucho.

Con respecto a la elaboración de este e-portafolios, he de comentar que me llevó un cierto tiempo decidir cómo orientarlo para que reflejase de la mejor forma lo que trataba de expresar. Así mismo, seleccioné de la mejor forma que pude los contenidos a reflejar en este, aún siendo consciente de que dejo fuera muchas entradas elaboradas e interesantes pero que, como decía en la introducción, debí elegir a algunas en representación de todas, en representación de todo el proceso. No obstante, en mi aprendizaje se deberán tener en cuenta todas, pues todas me aportaron algo. Todo mi proceso guarda relación, y siempre traté de darle coherencia y significado propio.

En un intento de referirme a mi autoevaluación diré que, en cuanto a mi proceso de aprendizaje, considero que cumplí mis expectativas de aprender todo lo que podía, ya que puedo decir que trabajé de forma activa; acudí a clase; amplié información de diversas fuentes, tanto de la bibliografía recomendada en el programa de la materia, como de búsquedas en Internet, pudiendo conocer las palabras de muchos y distintos autores que trabajan el tema; e  interactué con mis compañeros y aprendí de y con ellos. Es decir, combiné el aprendizaje autónomo (a través de mis indagaciones y creación de contenidos de los temas que consideré) con el colaborativo y colectivo.

Así, analicé mi proceso de aprendizaje continuamente y vuelvo a hacerlo; seguí una buena continuidad en el desarrollo del proceso; analicé las evidencias según lo que aportaban en mi aprendizaje personal; participé en la red con mis compañeros, reflexioné sobre el aprendizaje surgido con ellos, valorando la colaboración llevada a cabo; mis aportaciones fueron variadas (vídeos, fotografías, texto, artículos que compartí con mis compañeros…), coherentes con la asignatura y relacionadas con otras materias en ciertos aspectos, trabajando en ellas hasta el último momento, mejorando y ampliando temas que pudiesen quedarme atrás. Y, considero que el e-portafolios cuenta con un hilo conductor que le dá la coherencia que se merece un proceso tan elaborado.

Concluyendo estas palabras de reflexión, cabe decir que me supo a poco la experiencia, pues realmente vimos mucho en muy poco tiempo, y el tiempo se pasa “volando”. Me quedo con muchos conocimientos y, aunque me quede mucho por aprender, ya no soy la misma que cuando empecé, pues tengo adquiridos muchos aspectos de la temática. Así lo reflejo también con mis imágenes de los aviones, por eso en cada una de ellas el avión es diferente, al igual que como yo me fui sintiendo a medida que avanzaba en mi proceso de aprendizaje.

Puedo decir que me sumergí en la materia y que pude ver que es un tema tan extenso como se desee indagar. La formación del profesorado abarca mucho, y al mismo tiempo es la base de mucho, la base de la educación y la formación.

Por esto, como punto y final de mi viaje, aterrizo el avión, pero dejo los motores en marcha para poder volar en cualquier otro momento de mi formación y seguir adquiriendo contenidos al respecto de lo desarrollado en esta materia. He tenido un buen viaje, del que espero sus frutos a corto y largo plazo.