Mónica Rial Enjo

"Uno es dueño de sus silencios, y esclavo de sus palabras"

Navegación

No se han creado páginas aún

Meditando.....qué te ha parecido el viaje?.....

Meditando…qué te ha parecido el  viaje?....

 

Como alumna de quinto de psicopedagogía, me he enfrentado a una asignatura en condiciones en las que nunca antes lo había hecho. Afrontar  una situación nueva, en la que me tengo que enfrentar a situaciones en las que nunca me había visto antes, como trabajar con una herramienta virtual (una red social) y en un aula basada en la dinámica de la participación que tienen como herramienta mayoritaria el diálogo, ha convertido este reto, en una experiencia muy gratificante.

 

Es obvio que lo nuevo siempre asusta, y que genera incertidumbre el no dominar un ámbito de trabajo en el que debes desarrollar tu tarea, que aun por encima será evaluada. Pero a toro pasado, como se suele decir comúnmente, puedo hacer una valoración muy positiva, tanto de mi trabajo realizado, como de las sensaciones que me ha generado el enfrentarme a esta labor.

 

Entre muchas de las ventajas que puedo mencionar de este sistema de trabajo, debo empezar por la que para mí ha sido una de las más enriquecedoras, y es que gracias a verme forzada a trabajar a través de un sistema virtual, me he superado a mi misma y a mis temores, y no sólo he dominado la herramienta, sino que he sabido sacarle provecho y disfrutar trabajando con ella, se ha convertido en una aliada con la que si me esfuerzo puedo trabajar codo con codo, y sacarle el máximo beneficio.

 

Al mencionar la palabra beneficio, me viene a la mente un pensamiento que ha sido una constante a lo largo de toda la asignatura, y es que debemos ser conscientes del poder que nos ponen en las manos cuando alguien ha pasado mil y un esfuerzos para facilitarnos esta herramienta. A través de esta red, como futuros profesionales, mejor dicho como colegas que estamos más cerca, podemos desarrollar una mentalidad común, y con común no me refiero a homogénea sino con una variabilidad enriquecedora, pero que como colectivo se pueda transformar en coherencia, en una forma de trabajar y de avanzar que desprenda trabajo en equipo por todos los poros, y que así ganemos en fortaleza y cohesión como colectivo, de tal forma que nos hagamos fuertes ante cualquier indicio de ataque o descalificación.

 

Si continuamos hablando de beneficios al grupo, no puedo evitar reflexionar acerca de la relación que se ha establecido en el aula, entre todos los compañeros. Gracias al sistema de trabajo que impera en el aula, y que se basa en la comunicación, cuya máxima es el diálogo, en este curso se logra un nivel de compañerismo y de colaboración que no se había logrado en casi dos años que los compañeros llevaban compartiendo el aula. A lo mejor fruto de mi carácter idealista, no puedo dejar de imaginarme mi situación futura en mi lugar de trabajo, en la que mi red de contactos se ha visto muy incrementada gracias a la participación activa que se ha creado en el aula. He interactuado más en el aula  en este cuatrimestre que en todo mi paso por la facultad, y como de todo lo que uno vive se aprende, no tengo ninguna duda que será uno de los sistemas de trabajo que recomiende en aquel momento en el que deba asesorar a alguien con respecto a este tema.

 

Otro beneficio que extraigo de mi paso por esta experiencia está relacionado con el desarrollo de la capacidad crítica. No es que antes no tuviese capacidad crítica, sino que a lo mejor era de otra forma, me explico. Cuando iniciábamos debates los primeros días de clase, ahora veo que me tomaba los contraargumentos como ataques hacia mi postura, y por ende hacia mi persona. Ahora, puedo realizar un análisis, en el que veo que en las últimas sesiones cuando debatíamos algo en clase, los contraargumentos que facilitaban mis compañeros, me servían para enriquecer mi perspectiva o enriquecer la suya, no como un ataque, sino como una forma de enseñarnos mutuamente. Esto que acabo de decir, no es una simpleza, sino que es la base del trabajo colaborativo en un centro educativo, aprender y enriquecerse de los otros, aun cuando convierten nuestro éxitos en fracasos, porque nos ayudarán a mejorar.

 

Otro aspecto que ha quedado muy claro en el aula, y con respecto a nuestro futuro, es que gracias a la diversidad de compañeros que había y que por lo tanto cada uno venía de una carrera previa diferente, me ha servido para identificar cuál va a ser mi papel, digamos que entender cuál es el rol que como asesores debemos adoptar en aquellos centros en los que debamos trabajar. El hecho de estar rodeada de profesores/as, me ha servido para hacerme dueña de sus inquietudes, de sus miedos, de sus sentimientos positivos y negativos, de sus intereses, etc.…todo aquello que yo como asesora el día de mañana deberé tener presente, y sobre todo respetar con mis actuaciones e intervenciones. Es de sentido común que obtener toda esta información en una situación simétrica, como la que se daba en el aula, es una ventaja, ya que a la hora  de la verdad, todos sabemos que esta sinceridad en el mundo real no es tan fácil de conseguir, y que puede marcar la diferencia entre la entrada de un asesor al centro muy acertada o totalmente desafortunada. Resumiendo, se podría decir, que es una situación en la que uno incrementa su capacidad empática.

 

Por último, me gustaría destacar la función desempeñada por la profesora, que al fin y al cabo es la que marca la diferencia entre esta signatura y las demás. Es gracias a ella (y con ella me refiero también al equipo que está detrás y que posibilita esta herramienta de trabajo) por lo que todo esto es posible, gracias a su generosidad a la hora de llevar las clases y compartir su tiempo con nosotros. Si algo me ha transmitido es la inquietud y el deseo de seguir aprendiendo, con humildad y siendo consciente de que todos tenemos algo interesante que aportar, y que si somos capaces de transmitir a las personas que nos rodean la seguridad (y con seguridad me refiero a un reducto de confianza y seguridad en donde equivocarse se convierte en una oportunidad de aprender) que ella transmite, está claro que como asesores ya tenemos mucho camino andado.