2. Primeras observaciones

Como pequeño pájaro que soy me encuentro indefenso, gracias a mi nido me siento protegido y comienzo a dar los primero pasos expresando mi poca relación con el mundo de la tecnología a través de la carta "Mi futura amiga, la tecnología". Además de eso, elaboro unos primeros objetivos Mis Objetivos, con los cuales, junto con la carta, corroboro que mis ganas de aprender se ven frustradas por una falta de confianza en mi misma y por una falta de formación inicial. De todos modos deposito mi confianza en la tecnología y empiezo un proceso de recopilación de contenidos, a veces, un tanto contradictorios, que me permiten mantener la idea de intentar volar.

Una de las primeras entradas Realidad?, muestra mis primeros pasos intentando introducir la red Stellae y la curiosidad por las nuevas tecnologías como algo rutinario en mi vida, de este modo empecé a comprender que era hora, por mucho que no quisise, de empezar a analizar lo que sucedía más allá de mi precioso nido. Las ganas de conocer más la abrían las puertas a la ilusión y yo empezaba de este modo a querer investigar más allá de lo que ya sabía.

"El alma tiene ilusiones, como el pájaro alas. Eso es lo que la sostiene". (Víctor Hugo)