4. La Tecnología Educativa y mi "YO DIGITAL", lo que nos queda por recorrer

No puedo considerar que, con el fin de las clases de la materia Tecnología Educativa, pueda comprender  mi formación en este contexto como finalizada. Si algo he asimilado es que se trata de un contexto en contínuo cambio y evolución, en el cual se genera nuevas interacciones que favorecen la producción de información de una manera casi ilimitada.

En este sentido me gustaría agradecer el tipo de trabajo colaborativo en el que están inmersos tanto alumnos como profesores a la hora de impartir esta materia, que sin poder ser de otra manera, precisa de una metodología de trabajo de tipo innovador, como lo es Stellae para nosotros, a la hora de conseguir que el alumnado pueda realizar experiencias en las que teoría y Práctica se entremezclan, como parte de un todo que nos ha permitido adquiri competencias digitales desde el propio contexto de la Web 2.0.

Mi futuro con respecto al contexto tecnológico, en el ámbito educativo, es borroso y en ningún momento puedo visualizar lo que me depara el futuro. De esta manera entiendo que el haber cursado esta materia ha constituído, para mí, una rígida base de destrezas y habilidad, a la vez que conocimiento, que me permitirán analizar la influencia de distintas creaciones digitales en el marco de las experiencias de enseñanza-aprendizaje.

El camino que nos queda por recorrer en esta "Sociedad de la Información" es confuso, y muy largo,  debido al enorme avance que experimentan las tecnologías en los últimos años. Mi "YO DIGITAL", a pesar de haberlo situado en una "MADUREZ DIGITAL" en el análisis del recorrido evolutivo que he presentado en la materia de Tecnología Educativa, está lejos de ser consistente y maduro. Tencología y mi "YO DIGITAL" serán una pareja que irá experimentando diversas situaciones, a lo largo de mi vida,  que alimentarán , mi formación en este ámbito, permanentemente ya que, a menos que aparezca un retroceso en su uso, las TICs nos acompañarán hasta el fin de nuestros días, durante nuestra vejez como personas que tendrán conocimientos para participar en la Web 2.0. y tendrán capacidades para utilizarlas a la hora de satisfacer sus necesidades.