3. Construcción de la torre

3. Construcción de la torre

Última actualización de en Antía Prado

"Una nube espesa de alquitrán y de hulla se nos metía en la garganta, mientras un ensordecedor ruido de metal rugía bajo el martillo. Todavía trabajaban en los bulones: unos obreros, encaramados a un saliente de unos pocos centímetros, se turnaban para golpear los bulones (en realidad eran remaches) con sus mazas de hierro. Uno podría haberlos tomado por herreros tranquilamente ocupados en golpear con ritmo sobre un yunque, en alguna forja de pueblo, salvo porque estos herreros no golpeaban de arriba abajo, verticalmente, sino de forma horizontal y como con cada golpe se desprendían chispas, estos hombres negros, agrandados por el fondo del cielo abierto, parecían estar recogiendo relámpagos en las nubes." (Émile Goudeau).

 

Comencé la construcción de mi Torre Stellae, y variados fueron los elementos aportados. Aunque debo reconocer que tampoco me esmeré todo lo que podría, me limité más bien a cumplir con los trabajos imprescindibles que requería su estructura:

  • Primer trabajo obligatorio: ejercicio y valoración crítica de la obra propuesta, a saber, Educación: riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información (Burbules y Callister, 2001). Una lectura que, a pesar de resultarme algo compleja por términos desconocidos y argumentos algo densos, despertó mi curiosidad acerca de una nueva visión de las tecnologías.
  • La conciencia del mundo: pequeña reflexión acerca del potencial de las TIC en su buen uso, me adentré en las iniciativas que, como Avaaz.org o Change.org, buscan la justicia a través de campañas de recogidas de firmas online, facilitando la contribución del usuario sin moverse siquiera del sofá.
  • Infografía: Competencia Digital: descubrí una maravillosa forma de unir creatividad, TIC y conocimiento: las infografías. Sin duda, una de las mejores cosas que aprendí. De una forma sencilla a la par que muy visual, permiten aglutinar en una única imagen múltiples informaciones. Pronto empecé a utilizarlas en trabajos que me pedían de otras asignaturas, y se convirtieron en una de mis herramientas estrella.
  • Vídeo: el cine, arte en movimiento. Nuestro tema era publicitar el valor del pedagogo en la sociedad, fundamental a mi parecer, y no creo que pueda llamarse película a lo que hicimos, fue más bien un corto; pero lo que disfrutamos redactando el guión y grabando las escenas, son risas que nos quedarán para siempre en el recuerdo. Aprendí a trabajar en equipo, construyendo un proyecto común con la integración de diferentes ideas y habilidades.