Dani Pregal

Estudiante de toda ciencia y de ninguna en concreto

Navegación

3.1 El asesoramiento, ese gran bazar de experiencias enriquecedoras, pero tan controvertido...

 “La historia interminable” ¿Por qué es tan controvertida la práctica del asesoramiento?

Esta era pregunta que nos lanzaba Lourdes en la sesión  del día 6 de Marzo, profusamente todos los que estábamos allí tratamos de  darle respuesta, se habló de la importancia que adquiría el individualismo profesional, que no nos permite hacer una reflexión comparada de la práctica del experto, en este caso del asesor.

Personalmente creo que apareció en clase un tema muy interesante al que he dedicado mucho de mi tiempo de estudio en esta y otras materias, que es la importancia de la práctica para construir nuestro propio conocimiento. Donald Schön nos acercaba ese concepto tan positivo y a la vez tan complejo “Learning by Doing”, casi como si fuera una utopía ideal que yo he planteado en Diálogos con Sabor a café (nuestro blog de grupo) a través de la denominada clase inteligente, a modo de práctica.

Es muy importante tanto para autor antes citado como para nuestra propia mochila de aprendizajes entender  sólo  cuando media la reflexión, que extraemos de la práctica, dicho proceso puede converger en creación de conocimiento. Es esa racionalidad reflexiva  la que nos va a dar un bagaje en nuestra vida profesional del que podamos extraer el conocimiento. Algo cercano a la expresión que comentamos en clase: “Asesorar sólo se aprende asesorando”

Considero que esto puede llevarse también a la teoría, y que no sólo la práctica es útil, en la universidad aprendemos sobre lo que otros han reflexionado sobre sus prácticas profesionales. De alguna manera el autor que plasma sus experiencias nos está otorgando un conocimiento en base a la praxis, incluso antes de que nosotros tengamos experiencias profesionales, hay que valorar este conocimiento como los cimentos que otros han puesto en nuestra formación para que sepamos qué nos vamos a encontrar y qué necesidades van a surgir cuando estemos sobre el terreno.

“A hombros de Gigantes” comentaba Lourdes, y me parece una referencia fantástica a la labor de estos hombres que además de investigar en sus respectivas áreas, nos dejaron tan valioso conocimiento, el que surge de la reflexión que se origina mediante la acción. Pero ello no quiere decir que el saber de asesores y asesoras no se encuentre en permanente construcción.

El asesoramiento sigue siendo una práctica de gran singularidad, donde convergen  conflicto de valores, una gran complejidad, la singularidad y la incertidumbre. Por ello y para ver un poco más allá de esa incertidumbre, esos “gigantes” renacen una y otra vez cada vez que un asesor publica lo que han sido sus experiencias, los pormenores y las decisiones que ha tenido que tomar. Cada vez que entendemos estas necesidades, creamos un posible gigante que pueda llevar a hombros a generaciones futuras.

Mar Romero señalaba directamente el asesoramiento como práctica controvertida y marginal, donde chocan distintos enfoques ideológicos, pues no todo el mundo coincide en los valores que ha de tener una disciplina en su práctica y en la educación que de ella se transmite. Esto enfrenta a estudiosos y políticos, y nunca vamos a estar en ambientes libres de este condicionamiento como profesionales, por lo que tener claras las diferentes posturas nos hace estar adelantándonos un poco  a los conflictos futuros que sin duda dentro y fuera de nuestra cabeza han de surgir.

Posibles propuestas de mejora de cara al futuro:

-Buscar tomas de decisiones conjuntas entre distintos profesionales dentro y fuera de su campo.

-Se necesita un diálogo que tienda un puente entre las diferentes prácticas e ideologías.

- Debemos asumir la multiplicidad de los escenarios como parte de la diversidad de las funciones de un asesor, no como un problema que dificulte el antedicho diálogo entre profesionales que viven diferentes realidades en cuanto a la práctica cotidiana de su conocimiento