Dani Pregal

Estudiante de toda ciencia y de ninguna en concreto

Navegación

3.2 La realidad docente, malestar y motivos para la esperanza en la situación actual (Análisis del Talis)

Para evaluar el malestar del profesorado o el bienestar, y a pesar de no poder estar en el debate debido a la imperativa de acudir al congreso COGALICE III, en la clase anterior establecimos que una buena forma de conocer la situación del profesorado en base a los parámetros antedichos seria analizar el TALIS.

Según Barbara Ischinger, Directora de Educación de la OCDE:

 

“El desarrollo de la enseñanza de la OCDE y el programa Aprender Encuesta Internacional (TALIS) es una contribución significativa a la base de pruebas de la OCDE sobre la educación. TALIS ofrece una poderosa comprensión de las condiciones laborales de los profesores y las prácticas de enseñanza y aprendizaje en las escuelas. Como resultado, TALIS ayudar a los países para mejorar las políticas para el desarrollo de una profesión de la enseñanza de alta calidad. “Pagina web OCDE WWW.OCDE.COM

De los resultados del Talis (2009,2010) se extraen algunas demandas del profesorado:

Aunque la gran mayoría de los profesores había recibido algún tipo de desarrollo profesional, más de la mitad de éstos hubieran querido tener más formación (formación continua)

Las demandas de los profesores de un mayor desarrollo profesional parecen estar concentradas en determinados campos. En particular, uno de cada tres informa de fuertes necesidades para enseñar a alumnos con requisitos especiales de aprendizaje. Esto indica un problema importante en términos de la capacidad del profesor para tratar con grupos heterogéneos de estudiantes. Los profesores mencionaron también a menudo el dominio de la enseñanza con las nuevas tecnologías y la conducta de los alumnos como áreas en las que necesitan más formación.

Pese a parecer contradictorio, entre el 70 % y 80 % de los profesores trabaja en centros donde la evaluación del profesorado dio lugar a importantes mejoras en sus habilidades docentes

Sin embargo el TALIS muestra un promedio del 13 % de los profesores que no recibe evaluaciones ni retorno de información sobre su trabajo de enseñanza en sus centros. Asombra que sea España uno de los países que más reclama este tipo de motivación por parte del profesorado a pesar de la impresión generalizada de que los docentes ven con malos ojos ser evaluados como parte de su quehacer profesional.

Entre las quejas de los docentes está la ausencia de equipamiento adecuado y de apoyo educativo, aspectos negativos del comportamiento de otros profesores, tales como absentismo o falta de preparación pedagógica, etc.

Las informaciones de los profesores acerca de demandas de desarrollo profesional no satisfechas, en especial en áreas relacionadas con la dedicación que se presta a un número creciente de grupos heterogéneos de aprendizaje, el uso eficaz de las herramientas de información y comunicación y el comportamiento de los alumnos, indican que los propios profesores a menudo no se consideran suficientemente preparados para enfrentarse a los desafíos que se les plantean. Esto queda subrayado por el hecho de que uno de cada cuatro profesores comunica perder al menos un 30 % de su tiempo lectivo por el comportamiento perturbador de los estudiantes o por tareas administrativas.

No obstante, TALIS ofrece también numerosas perspectivas esperanzadoras. No solo los resultados positivos en algunos países señalan a los demás que los retos pueden ser asumidos con éxito, sino que hay modelos que indican que los profesores están aceptando los desafíos y buscan activamente avanzar en su profesión.

TALIS destaca que un desarrollo profesional mejor y más orientado a los objetivos constituye uno de los caminos hacia la eficacia. Muestra que los profesores que toman parte en cursos de cualificación dedican cantidades considerables de tiempo y dinero a actividades que, en su opinión, son eficaces. Al mismo tiempo, un número relativamente escaso de profesores participa en este tipo de actividades y los que lo hacen, a menudo muestran su frustración por la falta de tiempo suficiente.

 Esto sugiere la necesidad de revisar la cantidad de tiempo y dinero que se pone a disposición de los profesores para estos cursos. Otro problema es el fenómeno más extendido de las necesidades importantes insatisfechas que, para un 42 % de los profesores, se asocian con la falta de oferta de oportunidades de desarrollo profesional apropiado. Esto indica que una correcta evaluación de la provisión de oferta y apoyo a las necesidades de formación y desarrollo debería ser una prioridad en muchos países.

También en los dos bandos establecidos en clase de Asesoramiento se extraen motivos de preocupación y de optimismo por parte de los docentes:

MOTIVOS DE PREOCUPACIÓN

-Los docentes reclaman una mayor formación y se quejan de que no se les valora profesionalmente.

-Aparecen las primeras quejas sobre los recortes que los gobiernos han introducido en educación y más concretamente en los sueldos de los docentes.

-Se percibe una necesidad de apoyo para elaborar documentos como el PAT

-Hay un ratio de alumnos muy elevado por clase.

-Hay un exceso de presión por parte de la sociedad que les lleva a sentirse “quemados”, el clásico Burn Out.

-También se recogen quejas sobre la obligación de los docentes de llevar a cabo “actividades” (lo que me sorprende y me preocupa la mismo tiempo dado que cada profesional esta obligado a cumplir sus obligaciones)

 

ASPECTOS POSITIVOS

 

-El hecho de tener un trabajo estable, unos horarios privilegiados y unas vacaciones no equiparables con el resto de los mortales.

-También se destaca que hay profesores muy profesionales que cumplen con sus obligaciones aun teniendo a veces que ser autodidactas.

-También se destaca que no solo el profesorado es el target de los recortes de la administración, y que dentro de unos años seguirán manteniendo sus plazas cuando la situación mejore.

-De la crisis se obtiene algo bueno, que es la coordinación entre profesionales, rompiendo las barreras del individualismo estableciendo los profesores nuevos vínculos positivos.