1.El comienzo

1.El comienzo

Última actualización de en Ines Dono

Como muchas cosas, mi relación con la tecnología educativa empezó de cero al afrontar esta materia (al menos desde un punto de vista de voluntariedad y búsqueda, ya que de forma pasiva todos tratamos con ella a lo largo de nuestra escolarización). Aun así, mi base era casi nula al ser un tema por el que nunca mostré mucho interés, ni por la tecnología en general ni por su aplicación en la formación. Por esto, tenía pocas espectativas en cuanto a la asignatura y sentía que mi desinterés por el campo de conocimiento me traería malas pasadas.

Entonces fue cuando llegó la primera actividad a realizar y fui animada a reflexionar sobre el papel que tenía en mi vida la tecnología y lo vi de forma sencilla. Siempre lo había visto así cuando hablaba sobre el tema con mis amigos informáticos (irónicamente muchos de ellos lo son) y no tuve ninguna duda en que veía y utilizaba la tecnología de forma muy básica y alrededor de dos aspectos: lo social y lo artístico. En primer lugar, como todos, en ella baso mi comunicación con muchas personas a través de distintas redes sociales (aunque no las uso en exceso y suelo centrarme en la comunicación directa con aquellos con los que quiero contactar), y en segundo lugar esencialmente la música, aunque también películas, series o blogs literarios y fotográficos, pero considero que una de las cosas más importantes que la tecnología me aporta es sin ninguna duda la facilidad de acceso a la música. Al tener que representarlo con una imagen (propuesta que me pareció muy interesante, porque me gusta lo audiovisual en términos generales, aunque también pueda parecer un poco contradictorio), supe que tenía que ser una fotografía que representara a una persona caminando por la calle con cascos y mirando su teléfono móvil, como tantos hacemos siempre que nos desplazamos.

Después de este ejercicio de autoconocimiento, la segunda tarea también me sorprendió gratamente, ya que me encantan las películas y series en general y la ciencia ficción en particular (lo que en países anglosajones se denomina "geek" y en España "friki") por lo que tuve una avalancha de ideas y referencias al pensar en la presencia de la tecnología en películas y series y fui completamente incapaz de seleccionar una sola. Así hice una lista de mis favoritas o más representativas y sentía que realmente esta materia podía llegar a llamar mi atención, ya que ya en el primer día había aludido a uno de mis mayores intereses y había conseguido que hiciera una amplia reflexión sobre el tema tratado.

Sin embargo, y a pesar de lo satisfactorio de las dos primeras actividades, seguía partiendo de cero; había hecho un repaso sobre lo que ya sabía o ya estaba en mí desde un nuevo punto de vista y centrando mi atención en la tecnología, pero no había aprendido nada nuevo aún. Sin embargo, se me había soltado a este mundo, se me había presentado la plataforma en que debía trabajar y el modo de hacerlo y sólo quedaba empezar a crecer en este ámbito.