6.Viejo, pero con mucho por hacer

6.Viejo, pero con mucho por hacer

Última actualización de en Ines Dono

El tiempo realizando una determinada tarea o el hecho de acostumbrarse a esta al entender su funcionamiento puede hacer que se convierta en un proceso mecánico sin apredizaje significativo llevado a cabo sin pensar. Por esto, di un pequeño giro más y, tras hacer un gran zoom en los aspectos profesional y educativo en la etapa anterior, busqué abrir mi punto de vista respecto a las tecnologías y ver qué me podían aportar en cuanto a la diversidad y ampliar su espectro de uso muchísimo más allá del uso de ordenadores en las aulas de primaria.

Aunque esta forma de trabajar siempre fue un reto y muy diferente empecé a sentirme un poco más comoda y natural a la hora de manejar esta red: había crecido mucho. De todos modos,no debería terminar ahí, puesto que siempre hay mucho que aprender y que hacer, ya que al llegar a cierto punto lo correcto no es estancarse en este sino seguir hacia delante.

Decidí retomar una vez más el tema de una de mis primeras entradas que reflejaba mi preocupación sobre la constante evolución de la sociedad a partir del desarrollo de la tecnología y lo complejo que resultaba para las personas mayores ajustarse a semejantes cambios (que pueden tener tanta relevancia en sus vidas como no saber cómo pedir una cita médica o comunicarse con su familia -puede que sus nietos tengan que emigrar a causa de esa misma sociedad-). En definitiva trataba de expresar mi rechazo a que lo nuevo se quede en la educación estandarizada y deje de lado al resto de personas que tienen las mismas posibilidades e incluso ganas de aprovechar aquello que estas novedades tienen que ofrecer.

Con la misma intención, me interesé por el uso de dichas tecnologías en contextos multiculturales (tema que me interesa particularmente y que en parte podría relacionarse con los movimientos sociales por los refugiados). Ya que una de las principales características de estas es la gran cantidad de información que aportan, ¿por qué sólo buscar información sobre lo que ya nos rodea, tenemos cerca o a lo que ya tenemos acceso de otros modos?; creo que una de las grandes potencialidades de tener un mundo de información en nuestras manos está precisamente en eso: la capacidad de conocer el mundo, aprender de primera mano sobre otras culturas, contextos, creencias e ideas sin intermediarios.

También reflexioné en otros usos minoritarios (espero que por poco tiempo) de las tecnologías y, aunque no llegué a escribir una entrada sobre ello, aprendí mucho sobre su aplicación con personas con diversidad funcional gracias a la producción de mi compañera.

En definitiva, el culme de mi aprendizaje en la materia no era ni más ni menos que el conocimiento de que las tecnologías educativas tenían muchas más posibilidades y contextos de aplicación de los esperados y sólo quedaba una opción: explorar. Al fin y al cabo como la sociedad y como la tecnología todos avanzamos y nuevas necesidades surgen por el camino; queda mucho que hacer y aprender pero, al fin y al cabo, a eso le llamamos educación a lo largo de la vida.