2.3 Segundo piso

En el primer piso del rascacielos el grupo ha aprendido acerca de la tecnologñia y el papel que ejerce en la sociedad, gracias a eso, el ascensor puede avanzar y alcanzar una altura mayor.

Nos situamos un piso más arriba, en la segunda planta, en este lugar concretaremos en mayor medida lo anterior, nos centraremos en las tecnologías educativas. Para introducir este ámbito, todos los miembros del grupo realizaremos un juego, a traves de unas pantallas individuales de las que dispone el piso segundo jugaremos a Kahoot, esta es una plataforma mediante la cual podemos aprender a través de un sofware educativo, y sin apenas darnos cuenta, mis compañeros y yo estabamos utilizando una tecnología educativa para nuestro aprendizaje. 

En este piso pudimos llegar a la conclusión de que las tecnologias no son solo instrumentos que utizamos para la mejora de la enseñanza, son un entoro donde se producen interacciones entre las personas que las utilizan. La tecnoogía, y en especial la tecnología educativa, está estrechamente realcionada con las pautas y la forma en que se piensa de ellas, y tienen sus ventajas e inconvenientes individibles. Esta tecnología modifica al usuario y es potencialmente peligrosa, por ello es necesaria una formación específica para utilizarla correctamente. 

Esta tecnología no sustituye a métodos tradicionales, los complementa, ayuda a optimizar las tareas de enseñanza y facilita el desarrollo de los procesos de enseñanza aprendizaje. 

Estas son las conclusiones que hemos sacado en este segundo piso y que nos han ayudado para alcanzar nuestro objetivo, pero ¿Cómo hemos llegado hasta ellas?

Para ello, un compañero y yo hemos tenido que analizar unos textos relacionados con los diferentes puntos de vista que se le da a la tecnología educativa, definiciones, características, ventajas, desventajas, etc. Este trabajo lo hemos reflejado en un post, os dejo aquí el enlace.

Gracias a estos nuevos conocimientos adquiridos, el ascensor ha podido subir hasta el tercer piso, nos vemos allí.