3. Conocer las características del agua

3. Conocer las características del agua

Última actualización de en Beatriz Pena Alonso

La seguridad es una de las principales características que se deben tener en cuenta al iniciarse en el arte de nadar. Tener claros los límites, los conceptos, saber que es cada cosa y cómo emplearla, o cómo otros las han utilizado antes, ir bien equipados; todo sirve de ayuda, y es por eso que, cuando nos adentramos en el mundo de la tecnología, resulta inevitable predefinir el concepto, para sentirnos seguros.

Los primeros pasos en este sentido los realizamos en la primera sesión teórica, en la que definimos que era para nosotros tecnología, concibiéndola como una herramienta innovadora de interacción digital que genera creatividad y permite compartir conocimiento, información y competencias con el entorno a través de técnicas, aparatos, buscadores y ordenadores. A pesar de no haber nadado con soltura antes en este ámbito, y tras comprobar nuestra percepción con otros conocedores del tema, creamos un concepto de tecnología bastante acertado.

O eso creíamos, hasta que un nuevo reto se puso ante nosotros: fotografiar todo aquello que se consideraba tecnología. Partiendo de la ventaja de una sesión expositiva anterior (como si llevásemos manguitos), creamos un collage llamado Tecnología USC, dentro del cual muchos otros objetos, diferentes a aparatos electrónicos, cobraban importancia. Además, otra de las actividades, Definición de Tecnoloxía, TIC e Tecnoloxía Educativa, nos permitió extendernos más allá, un poco más lejos de la orilla, para conceptualizar y establecer una diferenciación entre estos términos, pues tal y como apunto en Reflexionando sobre el concepto: Tecnología, TIC y Tecnología Educativa, para mi todos eran, si no iguales, muy parecidos, a excepción del hecho de que infería la tecnología educativa al propio ámbito de la educación. Sin duda, las sucesivas reflexiones de cara al conocimiento de a qué nos enfrentábamos nos aportaron mayor seguridad, pues tener una idea mucho más amplia y válida te permite avanzar hacia lo profundo. 

Tanto avanzamos que incluso nos atrevimos a lanzarnos desde es trampolín educativo, para sumergirnos de lleno en las Políticas Educativas y la Integración de las TIC en el aula, con el fin de conocer como trabajar y favorecer una conducta tecnológica en los centros educativos y como, desde las pertienentes comunidades, se esfuerzan por hacer realidad estas posibilidades, para construir "piscinas tecnológicas". Es en el post Escuela 2.0 - Andalucía, donde realmente se habla del programa 2.0, que generó el auge e introducción de la tecnología en las aulas como recurso para el proceso de enseñanza-aprendizaje. Al igual que para nadar bien es preciso conocer todos y cada uno de los estilos de natación, y adecuarse a aquel que más nos facilita la acción, resulta vital en la Tecnología Educativa hacerse eco de aquellos planes que pretenden introducir mejoras de cara a crear aulas tecnológicas e interconectadas en el siglo XXI, donde el alumnado desarrolle sus capacidades y competencias tecnológicas en sintonía con el avance de la sociedad.