4. El gran álamo

4. El gran álamo

Última actualización de en Ixchel Roman

El proceso no ha sido fácil ya que ha acarreado mucho trabajo detrás, tanto en el aula como fuera de ella de forma autónoma para poder lograr adquirir conocimientos básicos sobre tecnología y más específicamente sobre tecnología educativa. En mi opinión, todos los ámbitos tratados tienen importancia para la construcción del conjunto final al que he llegado.

Para finalizar, me gustaría hacer una reflexión final sobre todo este proceso; cuando se planta una semilla la esperanza radica en que ésta brote y crezca, es decir sacar el máximo partido de ella y obtener todos los conocimientos necesarios. En un principio, rondaban miles de preguntas acerca de la semilla: “¿Que saldrá de ahí?”, “¿Me gustará el resultado?”, “¿Aprenderé algo nuevo?”, “¿Tendrá utilidad para mí?”… Hoy puedo deciros que todas estas preguntas tienen respuesta, que el resultado obtenido es satisfactorio, que los temas tratados como pueden ser la identidad digital, los peligros de la red, las nuevas tecnologías o las TIC me han resultado muy interesantes no solo dentro de la asignatura sino también con vista al futuro y dentro de mi vida personal, lo que ha permitido que la semilla brotara y creciera. Además, y para darle más consistencia a la pequeña planta que estaba naciendo cabe decir que los conocimientos adquiridos en la materia se pueden vincular a otras, especialmente por medio de las TIC.

Para que esta planta creciera y se convirtiera en un álamo fuerte era necesario regarla, para lo que fue necesario la asistencia y participación en el aula, la búsqueda de nueva información, la reflexión y la vinculación de los nuevos conocimientos con otros más antiguos, la realización de las entradas en el blog citadas anteriormente, etc.

En mi opinión, para que el árbol creciera fue necesario pasar por diferentes etapas, desde una primera de toma de contacto o iniciación, en la cual me encontraba muy cerca de la tierra, hasta una última de reflexión de todo el proceso, donde me encuentro más cerca del cielo gracias a haber crecido. Este proceso ha tenido su base en la tecnología y más concretamente en la educación, sin dejar de lado otros ámbitos de la vida diaria en los cuáles también es importante formarse, adaptarse y evolucionar. Además, cabe decir que la metodología de la materia también tiene un papel muy importante ya que nos impulsa a mejorar día a día, a innovar, a obtener habilidades, destrezas y recursos muy útiles y a formarse individual y colectivamente gracias a Stellae, red social a través de la cual se ha realizado la interacción del árbol con el medio, de forma que mis compañer@s comentaban mis publicaciones y yo las suyas realizando un feedback muy positivo para ambas partes ya que en algunos casos se sacaban conclusiones que individualmente no se hubieran conseguido. Las docentes tuvieron un papel de gran importancia en mi proceso ya que fueron las encargadas de darme los conocimientos teórico-prácticos para el desarrollo del proceso así como las aportaciones necesarias para guiarme.

Siendo críticos, cabe decir que las diferencias entre la semilla y el árbol maduro son abismales, es decir la primera publicación dista mucho de la última; entre estas desemejanzas podemos destacar la existencia de citas o las referencias bibliográficas

Para finalizar, cabe decir que estoy orgullosa del álamo que he creado aunque también reconozco que el proceso en un pricipio no fue lineal y debería haber organizado mejor mis tareas desde el primer momento.

Si tuviera que sacar una conclusión final de este álamo sería que para poder evolucionar es necesario una formación continua que nos posibilite el descubrimiento de nuevos recursos y los conocimientos necesarios para la utilización de los mismos.