3. Charlando y debatiendo con ella

3. Charlando y debatiendo con ella

Última actualización de en Irene Campelo

A medida que avanzaba la materia más me iban gustando los temas que tratábamos en ella. Cada vez los temas eran de mayor complejidad y profundidad.

Primero ¿sabíamos buscar información verídica en internet? A través de la entrada Realidad o ficción: por qué es importante la curación de contenidos y cómo podemos hacerla, vemos que realmente no toda la información que podemos encontrar en internet es fiable. Internet es como un gran banco de datos, sin embargo, es tan grande que no toda la información está contrastada. Este es nuestro trabajo a la hora de utilizar internet para la búsqueda de información. Debemos ser muy cuidadosos con este tema y también debemos dar a las personas las herramientas y enseñanzas necesarias para que puedan realizar una búsqueda fiable.

Segundo, ¿sabemos controlar nuestra identidad digital? Hoy en día casi todo el mundo pertenece a alguna red social. Sin embargo sí que es verdad que la mayoría no somos conscientes de los riesgos que tiene subir determinados contenidos, ya sean imágenes, noticias, pensamientos, etc. en nuestra vida futura. En la entrada Identidad digital, manifiesto mi preocupación sobre la formación que necesitan tanto jóvenes como mayores en este tema. Considero que muchos mayores, que no crecieron rodeados de estas tecnologías, no llegan a ser conscientes de la capacidad de acción-reacción que engloba a internet. Apoyando a esta entrada, subí también Una vida social, entrada en la que me dediqué a hablar del lado más negativo de las redes sociales, en la que una persona puede falsificar sus hábitos diarios simplemente para buscar la satisfacción de los otros.

Tercero ¿consumidores o productores? Como bien reflexioné en la entrada de mismo nombre, es cierto que somos más consumidores que productores. Sin embargo, con las actividades de Galipedia y con la creación de un vídeo corto, nos pusimos el traje de productores en la red. Con la Galipedia aprendí que realmente las wikis no son fuentes tan poco fiables como nos querían hacer ver. Aunque todo el mundo pueda escribir en ellas, también es verdad que existen filtros de información, hay que referenciar los extractos que se escriben en el artículo y, además, el contenido puede ser borrado por falta de bibliografía o credibilidad.

Con la actividad del vídeo fui protagonista de un buen trabajo en equipo, en el que todas participamos y aportamos ideas para poder expresar todo lo que queríamos en él sin que llegara a ser demasiado largo. Gracias a esta actividad, vemos que hacer un vídeo es algo que puede resultar sencilla, pero que también tiene su dificultad y, también, que podemos usar la realización de un vídeo con los jóvenes para que aprendan determinados temas y que ellos sepan también plasmar su punto de vista.

Y, por último, ¿Escuelas innovadoras? Este fue uno de los temas que más me intrigó. Con las entradas ¿Escuela 2.0? ySoftware y recursos educativos, veo que hoy en día en las escuelas poco nos estamos ayudando de las nuevas tecnologías. Por mucho que se quiera a hablar de revolución tecnológica en el aula lo que realmente está sucediendo es que se dotan a los centros de recursos pero el método de enseñanza a utilizar en el aula es el mismo. Entonces, ¿podemos hablar realmente de revolución tecnológica? Considero que primero debemos cambiar nuestra concepción de la educación, educar no solo en presencia de ordenadores o pizarras electrónicas, sino también dar las claves para un buen uso de los mismos, tanto a alumnado como profesorado y familias.