4. El final del cuento.

4. El final del cuento.

Última actualización de en Lara Rodriguez

Toda historia tiene irremediablemente un final. Estos finales pueden ser trágicos, como ocurre asiduamente en las películas que podemos ver un domingo por la tarde, o felices, como en los cuentos de hadas que nos contaban de pequeños.

Concretamente mi historia en esta asignatura termina aquí, pero no de forma de forma radical, puesto que a pesar de que la materia finaliza, los contenidos interiorizados y las ganas de aprender son infinitas. Debido a ello, es necesario empezar un nuevo libro o una nueva historia, que aunque debe de estar relacionada con la anterior tiene una gran diferencia, pues no tenemos un “editor” o “jefe” que nos guie. A partir de ahora leemos, nos informamos y aprendemos de forma individual, nadie nos dirige en los contenidos del ámbito de la tecnología educativa, pero esto no significa que nuestro camino y nuestro cuento no continúe.

En este final me gustaría compartir a grandes rasgos las experiencias vividas durante esta asignatura. Primeramente considerar el hecho de que esta materia me ha parecido desde el inicio todo un reto, ya que posee una estructura totalmente diferente a la que estamos acostumbrados/as, es decir, clases teóricas y examen. Esto lo que supone es un cambio en nuestra mentalidad, que no es sencillo de asumir, puesto que tendemos a acomodarnos y a estancarnos, es decir, esperamos a que nos pille el chaparrón para sacar el paraguas (tendemos a estudiar solamente cuando van a comenzar los exámenes). Debido a todo ello, la constancia durante todo el curso para afrontar esta materia es fundamental, al igual que la creatividad, el trabajo en equipo y la facilidad de redacción.

Desde mi punto de vista, el contenido de la asignatura fue variado y ha abarcado tanto actividades individuales como grupales, lo que enriquece todo conocimiento. Con respeto a los ámbitos tratados, he de decir que hemos tenido la oportunidad de adentrarnos en un mundo muy complejo del que seguramente no hemos descubierto ni la mitad. Particularmente, he de mencionar que al inicio no sabía ni me imaginaba todo lo que podía abarcar la tecnología de la educación y lo importante que puede llegar a ser la integración adecuada de estos recursos en el aula y en el hogar.

Con respecto a la red social, ésta fue una plataforma innovadora desde mi punto de vista que logró que nuestras opiniones y reflexiones fueran escuchadas, no sólo por parte del profesorado, sino por todos los compañeros/as. Gracias a las entradas descubrimos nuevas noticias actuales, temas o iniciamos debates.

En definitiva, la asignatura de forma global me ha resultado satisfactoria, puesto que he tenido la oportunidad de investigar e indagar sobre los temas de tecnología educativa que más me interesaban y, debido a ello, he aprendido más que si no fuese así. Espero que a todos mis compañeros/as les proporcionara aprendizajes y experiencias y que como futuros pedagogos/as lo empleen en su día a día, puesto que pienso que ese es el verdadero fin de la materia. 

Recuperado de: https://i.ytimg.com/vi/brr2txJprzs/hqdefault.jpg

El final del cuento no siempre es el final de la historia. Debemos seguir construyendo poco a poco con nuestra experiencia el verdadero significado de educar y de la educación y, en particular, de la tecnología educativa.