1.1. La temática y los conocimientos previos.

Antes de comenzar a escribir es necesario tener una temática en mente, algo que te inspire y que pueda conseguir la aceptación de la sociedad. Es importante comenzar la historia por algo que te guste, con el que te sientas identificado o sobre aquello que potencialmente dominas. En mi caso, la temática del cuento ya fue previamente escogida y, aunque a simple vista esto pueda parecer un problema, no fue así. Inicialmente el ámbito que iba a ser objeto de estudio, no me provocaba un interés demasiado amplio, pero he de mencionar que con el tiempo he descubierto su utilidad y la repercusión que pueden tener estas enseñanzas en la vida real y en el futuro profesional.

Todo autor, tenga o no una temática impuesta para la creación de una historia, debe indagar y descubrir los pilares básicos de ésta. Esto es así debido a que no se puede, por ejemplo, escribir una historia de dragones y princesas sin conocer lo que es realmente un ser fantástico de este tipo. Así mismo, y aunque se puedan poseer unos conocimientos previos sobre él, es necesario buscar y recabar información para que toda ella esté organizada y se eviten las posibles incoherencias en la redacción. De esta forma, dentro de la tecnología educativa existen diferentes campos de estudio y opiniones totalmente opuestas que complementan nuestros conceptos y permiten abrir nuevos caminos hacia un descubrimiento más amplio de ella.

Normalmente un autor cuando finaliza una historia conoce muchos más datos sobre la temática abarcada que en el inicio e, incluso, puede llegar a convertirse en todo un especialista en ello. Esto sucede así porque busca y complementa todo tipo de información en distintas fuentes y autores, añadiendo también sus conocimientos y visión propia. Mi caso como autora fue muy similar a este, ya que además de tener un tema concreto, el enfoque que le he dado es muy diferente a los de mis compañeros/as, lo que enriquece no sólo el conocimiento propio, sino el de los demás. En relación a esto, en una simple librería existen numerosos cuentos de dragones y princesas, pero ¿todos ellos están redactados siguiendo el mismo enfoque?¿se pueden extraer las mismas enseñanzas?¿el lector siente y percibe lo mismo en cada página?

Recuperado de: http://2.bp.blogspot.com/_Kf93sJJJySc/TBGOaPBS_1I/AAAAAAAABCE/POeSuvjJ-gA/s1600/72dpi.jpg