Soñador que deja lienzos en blanco...

Comentarios

  • Yesshenia Vilas

    Al entrar en una exposición tus ojos se abren como si fueran a captar más información de la que eres capaz normalmente. Quizás, uno espera ver una combinación estética de muchos colores y formas irregulares que dan la impresión de que la pintura u obra de arte tiene más significados de los que deja ver. Ante esta amalgama de figuras, tus recuerdos se activan, empiezan a conformarse en una escultura, que le da sentido a tu vista y a tus sentimientos. Solo a partir de este punto se puede entender las expresiones, las emociones y los efectos que produce el entorno en tu inconsciente. Esta activación ha de realizarse de manera consciente si quieres darle tú tu propio significado a lo que estás contemplando; y este impulso fue logrado a través de la entrada de conocimientos previos que nos propuso Lourdes. Este primer pasito era una condición “sine qua non” para poder seguir subiendo en nuestra escalera de caracol particular. A partir de aquí pudimos sentir y saborear lo que es un cuadro, sus componentes, el lienzo sobre el que se pinta…al igual que hicimos con el asesoramiento, que lo definimos y lo separamos en un sustrato teórico que nos haría levantar nuestra propia concepción. Tras la lectura de muchos artículos, pudimos clarificar que el asesoramiento no se puede dar sin colaboración, que es esencial para la atención a la diversidad, que no es un fin, sino un medio, que…lo que ocurre también con este particular mundo que he creado y en el que intento que todos vivamos, por lo menos un ratito; para entender a Dalí, tenemos que comprender el surrealismo, el arte renacentista, los recursos plásticos…

    Así, viviendo la historia de estos dos mundos (pintura y asesoramiento), podremos entender qué son actualmente, por qué son tan complejos y qué variables afectan e inciden sobre ellos. No me gustaría despedirme del museo particular en el que estamos inmersos sin dar las gracias a nuestros adalides  que hicieron de este mundo un universo más hermoso y enredado, a la vez que clarificado. A la vez, tengo que dar las gracias a nuestra guía del museo (Lourdes), que nos dejó la libertad suficiente tanto en tiempo como en espacio para poder contemplar los cuadros que más nos llamaron la atención e incluso permitía tocar con las manos esos cuadros tan prohibidos. Dentro de esta libertad, es digno de mención que también nos explicaba cómo era ese cuadro, cuáles eran sus elementos más característicos, cuándo fue pintado; y eso sí, nos dejaba que nosotros mismos le diéramos significado a ese cuadro. Estos significados personales fueron los grandes creadores de conocimiento, fueron los que nos ayudaron a que nuestro trabajo pudiera ser individualizado y fueron los que se adaptaron a nosotros, y no nosotros a ellos (como en gran parte de los museos), y por eso tengo que darle las gracias a esta metodología usada.

    También quería nombrar el método de evaluación, esa encuesta sobre el museo que permite a sus dueños mejorar las instalaciones, el personal, etc. y que es tan importante para no estancarse en ese vacío tan grande que se produce a veces en el aprendizaje.

    Por último, quería reflexionar sobre los cambios que se han producido debido a mi formación, ya que cuando entras en un mundo de estas características y tú eres el propio diseñador de tu visita turística, se hace notorio el perfeccionamiento del campo objeto de estudio. Así, he de comentar que me veo mucho más capaz, tanto en el ámbito teórico como práctico, ya que esta asignatura me ha proporcionado un aprendizaje funcional que es esencial para nuestro trabajo como futuros pintores. 

  • Yesshenia Vilas

    Gracias a todos y hasta siempre.