1. ¿QUÉ QUIERO CONSTRUIR? Introducción.

1. ¿QUÉ QUIERO CONSTRUIR? Introducción.

Última actualización de en Ainhoa

Sobre estas líneas, me dispongo a desarrollar una reflexión que llevo haciendo durante varios días y que ha desencadenado en ese título en concreto y no otro.

Al principio, estuve pensando sobre qué ha cambiado esta materia de Tecnología Educativa en mi vida. Ya no sólo profesional sino también personal, y realmente me venían a la cabeza palabras como empoderamiento, construcción, adquisición de bases para el futuro, reflexión, diferentes puntos de vista…

Por ello, a continuación intenté encontrar un elemento que aunara todas esas palabras en una, o un concepto que pudiera enmarcar dicha realidad. Y después de muchas vueltas a la cabeza, lo tenía decidido: Las torres.

Las torres, tal y como yo me las imagino, son edificaciones altas y robustas, construidas por un conjunto de personas que en su día tuvieron que trabajar en equipo para conseguir algo tan grande, y que dependen unos de otros, ya que si uno coloca mal una de las primeras piezas, la torre se vendrá abajo. Lo que relaciono directamente con el Stellae, debido a que se trata de una red de trabajo y conocimiento, en el que si no aportamos todos, no tendría ningún sentido. Esta materia sólo se entiende a través de la palabra colaboración.

Además, todas las torres cuentan con un proceso de construcción, una evolución que poco a poco se va haciendo más sofisticada, comenzando siempre por el asentamiento de unos cimientos sólidos y concisos. Para mí, estos cimientos son los nuevos conceptos aprendidos, una base que me servía para indagar y empezar a construir mi aprendizaje, algo que sólo sería el comienzo de un camino.

Por otra parte una vez terminada, la estructura es algo que permanece, al igual que nuestro e-portfolio, que siempre lo tendremos ahí, pero ese armazón y esqueleto, es decir, la torre en sí, evoca y hace reflexionar.

Ya que cada una de ellas aun siendo totalmente diferentes (Torre de Hércules, Torre Eiffel, Torre inclinada de Pisa, Torre del Oro…) tienen algo en común, y pese a ello, las historias que tienen detrás te hacen rememorar y te despiertan algo nuevo. Lo mismo que sucede con las entradas, ya que absolutamente todas son diferentes pero tienen un punto en común, la Tecnología Educativa, y a la vez cada una de ellas te hace revivir o aflorar sentimientos o pensamientos diferentes, algo que desde luego, enriquece el proceso.

Por todo ello considero, que cada aprendizaje realizado a lo largo de la materia ha sido valioso de alguna u otra forma, desde los más teóricos como el Conectivismo hasta el más práctico realizando una red de lana en el césped de la facultad. Y a través de ellos he reflexionado, construyendo poco a poco en un camino constante y enriquecedor, mi Stellae, mi torre particular, mi aportación a la historia de esta materia.