3.2.5. E-portfolio. Método de evaluación.

Buenos y lluviosos días compañeros!

Ayer, reflexionando acerca de cuál podía ser el tema de mi nueva entrada, me encontraba totalmente en blanco. Únicamente se me venían a la cabeza los pocos días que quedan para terminar el tercer curso, y por ello, todos los trabajos y tareas que terminar en este corto espacio de tiempo, entre ellas el e-portfolio. Y de repente pensé, ¿Y porqué no una entrada sobre el e-portfolio como metodología? Además, me permitiría dar mi opinión basada en mi propia experencia. Es por eso que hoy, publico esta entrada.

El portafolio es una metodología que en los últimos años, sobre todo en la educación superior, ha ido cobrando importancia hasta convertirse en un método de evaluación muy socorrido por gran parte de los docentes universitarios.  Se trata de una

"colección de documentos de trabajo del estudiante que exhibe su esfuerzo, progreso y logros [...], es una forma de evaluación que permite monitorear el proceso de aprendizaje e ir introduciendo cambios durante dicho proceso [...], demuestra [...] cómo piensa, cómo cuestiona, analiza, sintetiza, produce o crea, y cómo interactúa con otros, es decir, permite identificar los aprendizajes de conceptos, procedimientos y actitudes de los estudiantes" (Ortega, 2012, p. 1).

Este concepto ha ido creciendo y amoldándose a las nuevas características de la sociedad de la información, evolucionando hasta el término de E-Portfolio, consistiendo este en un sistema digital con una selección de trabajos del estudiante que relata de manera reflexiva el progreso y los logros conseguidos en el proceso de enseñanza y aprendizaje de un área específica (Barberá, 2008).

Además en contextos de enseñanza, el e-portfolio se caracteriza por (Barberá, Gewerc y Rodríguez, 2009, p. 7):

 1. el control del mismo pasa al sujeto de aprendizaje, de allí que se predisponga a una personalización del proceso. Y,

2. la posibilidad de compartir las experiencias de aprendizaje con otros y en diferentes contextos (académico, laboral, o comunitario) 

Así, considero que este método de evaluación es correcto ya que responde a las líneas de la teoría conectivista de la que fuimos hablando en las últimas clases, ya que evalúa un aprendizaje procesual, continuo y permanente, en el cual el conocimiento se va modificando, ampliando y renovando, y en el que el alumno es el protagonista, valiéndose de redes socialmente diversas y fiables.

Personalmente, el e-portfolio me ha permitido aprender a ser constante, desarrollar mis propias ideas, plasmar mis conocimientos  y opiniones y  gestionar los contenidos, además de darme la oportunidad de ampliarlos a pesar de que haya pasado el tiempo. Por otra parte es una forma ideal de recoger todo lo trabajado en la materia y tenerlo organizado, de forma que pueda volver a él siempre que lo desee. 

La ventajas principales de que sea electrónico (y con una red social como Stellae como soporte) son, por una parte, asegurarme de que siempre estará ahí y podré acceder dentro de un tiempo si necesito reactivar algunos conceptos ya olvidados, y por otra, tener feedback tanto de mis compañeros como de las profesoras de la materia o de otros usuarios que utilizan la red social, lo que ha hecho posible observar distintos puntos de vista acerca de un mismo tema y ampliar conocimientos con otras entradas de los compañeros.

Me he tomado la libertad de realizar una pequeña infografía que recoge las principales ventajas que te permite el uso del E-portfolio.

Infografía E-portfolio.jpg

https://infograph.venngage.com/p/271878/infografa-e-portfolio-ainhoa-castelo 

¿Y a vosotros?, ¿Qué os parece la metodología del E-portfolio?, ¿Qué os ha aportado?. ¡Espero vuestros comentarios!


Barberá, E. (2008). El estilo del e-portafolio. Barcelona: Editorial UOC

Barberá, E., Gewerc, A. y Rodríguez, J.L. (2009). Portafolios electrónicos y educación superior en España: Situación y tendencias. REDU, Revista de Docencia Universitaria, 3. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3190827 

Fundación CESGA (Centro Tecnolóxico de Supercomputación de Galicia). (2017).  E-portfolio. Disponible en: https://www.cesga.es/es/soporte_usuarios/usr-elearning-colaboracion/usr-elearning-material-portfolio 

Raquel Barragán Sánchez, R. (2005). El Portafolio, metodología de evaluación y aprendizaje de cara al nuevo Espacio Europeo de Educación Superior. Una experiencia práctica en la Universidad de Sevilla, Revista Latinoamericana de Tecnología Educativa, 4 (1), 121‐139. Disponible en: http://www.unex.es/didactica/RELATEC/ sumario_4_1.htm