5.4. Prácticum y desprofesionalización.

Este último mes, ha sido un mes que ha estado cargado de reflexión tras haber conocido las distintas realidades y experiencias de mis compañeros tanto de tercero como de cuarto en sus respectivos lugares de prácticas.

Entre ellos había bastante variedad, algunos que optaron por la rama educativa formal y otros que se encaminaron hacia un ámbito más social, donde también existía una gran heterogeneidad de centros, desde asociaciones, hasta centros penitenciarios o centros de menores.

He de decir que la gran mayoría de experiencias que me han llegado han sido positivas, donde mis compañeros han podido conectar la teoría aprendida a lo largo de estos tres años con la realidad más práctica, pero en muchas ocasiones, realizaban tareas y funciones que no le son propias a los pedagogos como profesionales de la educación.

Esto, supone un gran problema ya que la carencia de límites entre las competencias de un pedagogo, un psicólogo, un maestro o un educador social, por ejemplo, crea un clima de confusión en el que el resultado final es una desvirtuación de la profesión, y en consecuencia, la desvalorización de esta.

Relacionandolo con mi experiencia personal en los 3 meses que estuve de prácticas en una Escuela Infantil, tuve la sensación de que se procuraba más un "profesional multifunción" que un equipo profesional. Esto es, un profesional que cubra cuantas mas tareas mejor, independientemente de que éstas le sean atribuidas a su campo de actuación o les correspondan a otros ámbitos profesionales. Cierto es que se ahorraban la contratación de personal pero... ¿y la calidad de la educación y la atención a los niños y sus familias?¿No lo consideran importante?

Ciertamente me fui de las prácticas con un sabor agridulce, pero convencida de que entraría en la carrera con ganas y fuerza para intentar cambiar la situación el día de mañana en mi realidad laboral.

A continuación os muestro un artículo muy interesante de Juán Sáez Carreras y Margarita Campillo Díaz sobre todo en sus páginas 81, 82 y 83, en el que hablan de cómo la Universidad tiene un papel central en la profesionalización y desprofesionalización de los distintos campos profesionales y la escasez de investigaciones acerca de ello, así como algunas de las consecuencias concretas que ha tenido esta desprofesionalización en la Pedagogía Social.

______________________________________________________________________

Sáez, J. y Campillo, M. (2013). La Pedagogía Social como comunidad disciplinar: entre la profesionalización y desprofesionalización del campo. Educatio Siglo XXI, Vol. 31 nº 2 · 2013, pp. 73-96. Recuperado de: https://digitum.um.es/xmlui/bitstream/10201/39215/1/187091-677441-1-SM.pdf