1.4. Conclusión: Los frutos del árbol

Al acabar el curso y con él nuestro paso por la materia, me encuentro con todo lo que he aprendido a lo largo de estos meses. Es decir, obtengo los frutos del árbol, que hacen referencia a cada uno de los conocimientos obtenidos.

Luego de un largo camino, considero que obtuve las herramientas necesarias para poder comprender, analizar, observar y opinar acerca de la tecnología educativa. Conseguí expresarme y comunicarme a través de diferentes códigos y recursos, en este caso, a través de la red social. Por otro lado, desenvolví una actitud crítica, de reflexión, análisis y síntesis respecto de los conocimientos en los que he participado.

Luego de todo lo analizado, destaco la última entrada del blog Todo tiene un principio y un final, en la que cierro mi paso por la materia y hago una reflexión final acerca del aprendizaje a través de esta plataforma.

Concluyo mi portafolio pensando que fue un proceso innovador y diferente,  en el cual he adquirido conocimientos y habilidades que antes no poseía y que seguramente emplearé en el futuro. Ha sido un aprendizaje diverso, con reflexiones sobre cuestiones tanto del aula, como fuera de ella, lo que provocó la originalidad en nuestras publicaciones.

Nuestra futura labor como profesionales de la Pedagogía, supondrá que tratemos de integrar al máximo las tecnologías en la educación, fomentando un uso positivo de las mismas, como herramienta que ayude a toda la sociedad.

Aprendizaje cooperativo 

A partir de ahora, cada uno de nosotros es un árbol, con sus raíces y sus frutos obtenidos gracias a la materia Tecnología Educativa.

Raíces

Esto no es un adiós...es un ¡hasta pronto!