3. Ancas de rana.

3. Ancas de rana.

Última actualización de en IriaPG

La transformación no se da en una fecha concreta sino que depende de factores externos como la temperatura del agua. Cuando todos los factores relevantes llegan a la medida precisa, algo en los pequeños renacuajos se activa y es aquí cuando comienza el gran cambio.

Mi cambio, como el de los renacuajos, también se activó gracias ciertos factores. El primero, el hecho de que ya llevábamos bastantes clases y me sentía más confiada. El segundo, que durante el tiempo transcurrido había adquirido muchos conocimientos que hacían que estuviera más segura de mi misma. Y tercero, y el más relevante, la rúbrica. A pesar de todos los problemas que había tenido, cuando tocó hacer la primera autoevaluación yo me valoré bastante positivamente pues el trabajo que había realizado me parecía bueno y me había esforzado. Y aquí no me refiero solo al blog, sino también al trabajo en clase. Pero para mi sorpresa la valoración no fue tan buena y esto hizo que me replanteara muchas cosas. Tras leer las recomendaciones que se me hacía en esta primera evaluación lo vi todo mucho más claro. Sabía en lo que estaba fallando y sabía cómo mejorarlo por tanto solo me hacía falta valor para dar un pasito más allá. En aquel mensaje también me hacían saber que mis aportaciones tenían valor y me animaban a soltarme y ser más valiente.

Otro factor muy importate fue la opinión de los compañeros de clase. En una clase interactiva hablamos sobre el blog y muchos se quejaron de que las publicaciones eran demasiato teoricas y por tanto sesultaban aburridas e incluso demasiado dificiles de entender. Dado que a quien se transmite información es sobretodo al resto de compañeros, me parece de suma importancia adptar las entradas a sus gustos y preferencias. De este modo, recogí todas las indicaciones transmitidas en aquella clase e intenté incorporarlas de la mejor forma posible a mis publicaciones.

Renacuajo con patas

Imagino que a los pequeños renacuajos también les dará miedo ver como todo cambia, como le crecen extremidades. Al principio incluso podrían llegarles a resultar incómodo pero con el tiempo serán esas ancas las que le permitan desplazarse saltando de un lugar a otro. Por ello, aunque asuste, este cambio es vital para ellos.

Me dio miedo cambiar mi forma de redactar pero a partir de aquel momento me arriesgué más en mis publicaciones y publiqué más a menudo, siguiendo por supuesto todas las indicaciones que se me habían dado para mejorar mi trabajo.

Creo que se puede percibir perfectamente este cambio. Desde aquel momento mis publicaciones se volvieron más reflexivas, más personales, con más argumentación, las referencias bibliográficas ahora siempre estaban presentes, me fundamenté en perspectivas más variadas y publiqué más amenudo.