3. Segunda escala

El crucero seguía su curso, en ocasiones sentíamos que el viento iba en nuestra contra y que avanzábamos más despacio, pero ante la tempestad siempre contamos con el salvavidas de las tutorías y la posibilidad de resolver dudas en clase.

Después de superar el primer oleaje con el empoderamiento digital, nos enfrentamos a otra ola que invitaba a tener en cuenta la importancia de leer, reflexionar y compartir.

Hasta llegar a esta segunda escala, pensaba que las acciones mencionadas anteriormente se podían hacer con cualquier aplicación o programa y no le daba especial relevancia la verdad.

Esta parada me sirvió para organizar mi caos a través del análisis de mi Entorno Personal de Aprendizaje (PLE). Pude conocer diferentes herramientas para buscar información, filtrarla y posteriormente crear nuevos contenidos.

Gracias a esta escala pude aprovechar mejor el rendimiento de las herramientas que ya conocía y que usaba de forma incorrecta, así como conocer herramientas nuevas para llevar a cabo otro tipo de acciones que no sabría cómo ejecutar sino fuese por estas sesiones.