2. Romper el cascarón

2. Romper el cascarón

Última actualización de en Ángela González Villa

Cuando el pájaro sale del cascarón debe enfrentarse a la realidad que le espera, en la cual pasa por diferentes etapas, hasta adquirir el vuelo y ser autónomo. A lo largo de los diferentes momentos de su vida, se va a encontrar con dificultades, alegrías, adquirirá aprendizajes, conocerá nuevas realidades, vivirá nuevas experiencias, etc. Pero los comienzos nunca son sencillos.

Al igual que el pájaro cuando sale del cascarón y se le presenta una realidad desconocida para él, se inició mi transcurso en la materia, puesto que al igual que como se refleja en el cuento “ El elefante encadenado” mi relación con la tecnología se caracterizaba por la negatividad, y el “no puedo”, justificando estas sensaciones por la complejidad de la misma, negándome la oportunidad de aprovechar sus múltiples posibilidades y ventajas. Por lo tanto, ante este pensamiento negativo al comienzo, la materia no me entusiasmaba.

Sin embargo, nada más salir del cascarón, es decir, en la primera clase de la materia, me sorprendió la dinámica planteada, caracterizada por la interacción entre los compañeros de clase, además, la explicación de la metodología a seguir en el transcurso de la materia, fueron la base de una expectativa positiva en cuanto a la misma, puesto que esta rompía con la rutina tradicional de las clases, en las cuales los alumnos son receptores pasivos de información, y el profesor es el encargado de transmitir el conocimiento. Además, a lo largo de las primeras clases, pude comprobar como la materia se caracterizaba por la interacción entre los compañeros, actividades innovadoras, etc., lo que fue poco a poco creando un sentimiento de entusiasmo por la materia, frente a la visión negativa que primaba al comienzo de la misma.

En contraposición con esto, la asignatura nos permitía profundizar en cualquier temática o asunto abordado en el aula, relacionado con ello, o con la materia en general, es decir, existía libertad en cuanto a los temas a profundizar, siendo los alumnos los arquitectos y constructores de nuestro propio aprendizaje, y siendo el docente el guía en el mismo. La construcción y reflexión del aprendizaje tenía que tener como canal, la red social que nos ocupa, Stellae,hecho que consideraba complejo de abordar, puesto que a lo largo de mi vida académica, nunca había utilizado como recurso en mi proceso de enseñanza-aprendizaje una red social. Sin embargo, como pedagoga, consideré esta, una oportunidad para aportar un enfoque educativo a una red social, aspecto que consideraba de importancia para mi futuro laboral.

Sin embargo, mis comienzos en el misma no fueron buenos, puesto que mis entradas se caracterizaban por un conjunto de datos e información recogida de diferentes bases de datos, y plasmada en la red, sin realizar un análisis del aprendizaje. Además, en los inicios de la utilización de la red las interacciones entre los compañeros eran nulas y casi inexistentes. Por lo tanto, mi que hacer en la materia no era adecuado, puesto que no había comprendido la utilización de la red social, fruto de las metodologías tradicionales y pasivas a lo largo de mi vida estudiantil.

Por lo tanto, al igual que cuando un pájaro sale del cascarón, yo rompí mi barrera con la materia, la cual no entusiasmaba y consideraba que me resultaría compleja y rutinaria. Sin embargo, el pájaro cuando abre los ojos, se le presenta un mundo nuevo, lleno de oportunidades, de las cuales podrá sacar provecho una vez que aprenda a valerse por sí mismo, este símil, se relaciona con mi cambio de visión hacia la materia con el comienzo de las primeras clases, y las primeras actividades y dinámicas realizadas. Sin embargo, al igual que el pájaro, para aprender a ser autónoma en mi construcción de aprendizaje a través de la red social Stellae, necesitaba aprender a reflexionar y analizar mi proceso de aprendizaje, generando de este modo, un aprendizaje significativo y más sólido.

Cabe mencionar que, los contenidos abordados al comienzo de la materia, me parecían de gran interés, puesto que se caracterizaban por ser actuales y de relación con la sociedad imperante en el momento. Además, fácilmente, era consciente de la relación de estos con mi formación pedagógica, encontrando su utilidad en mi futuro profesional. Rompiendo el cascaron.jpg