Autoevaluación

Autoevaluación

Última actualización de en Ainoa Ferro

A continuación analizaré cómo ha sido mi evolución en la materia de Tecnología Educativa. Haré una división de este proceso: antes de las prácticas y después de las prácticas.

La primera etapa fue, para mí, la más compleja. Recién terminados los exámenes nos incorporamos de nuevo a las clases: nuevas asignaturas, nuevos profesores, nuevo horario… Había que adaptarse a todo como si del primer día se tratase. Es cierto que ya estamos relativamente acostumbradas a ello porque en los dos años anteriores el proceso fue el mismo. Sin embargo, este año tuvimos que realizar las prácticas del Practicum I así que, si bien aún nos estábamos adaptando a los cambios con respecto al cuatrimestre anterior tuvimos que cambiar completamente la rutina a la de la institución en la que nos habían seleccionado.

Todo ello resultó un poco caótico. A nivel personal todavía no me había hecho a la página de stellae ni con el tipo de contenidos que había que subir y cuando quise darme cuenta ya había que hacer la primera autoevaluación y apenas tenía una entrada publicada en mi perfil. Por ello tuve que ponerme las pilas en esta segunda etapa.

Me interesé más por los blogs de mis compañeros, para orientarme en el tipo de entradas que podrían resultar interesantes y comentar las que a mí más me gustaban. Mi objetivo era, aparte de ser más activa en la red social, redactar posts que no solo trataran conceptos vistos en clase. Así que me dediqué a leer publicaciones de páginas online y periódicos (la sección de tecnología y/o cultura, en concreto) para encontrar información que compartir. Personalmente, la que más llamó mi atención fue la de “Be my eyes”, realmente disfruté con la lectura del artículo y compartiéndolo con mis compañeros/as.

A nivel contenidos de clase, en lo que más me centré fue en hablar sobre las fake news porque es algo que nos influye notablemente a todos. Somos una generación que permanece permanentemente conectada, recibiendo cantidades inconcebibles de información. Es tanta, que muy pocas veces nos molestamos en comprobar la veracidad de la misma y terminamos compartiendo bulos sin ser conscientes.

En cuanto a las clases, las que más me gustaron fueron las relacionadas con el caso de Alexandra Elbakyan porque resultaron muy dinámicas: tanto la de la preparación del juicio como la de la simulación del mismo. A parte de lo entretenidas que resultaron fueron en las que más aprendí: conceptos como copy left o conocimiento abierto, el funcionamiento de las editoriales, la diferencia entre revistas de alto y bajo impacto, el patrimonio moral… Además se realizó un gran trabajo en equipo, todo el mundo participaba en el debate y aportaba sus opiniones.

Teniendo en cuenta lo que he mencionado anteriormente sobre las noticias falsas, también me pareció interesante la clase que dedicamos a determinar si las noticias que habíamos publicado por parejas en nuestros perfiles, eran reales o no.

Con el paso de las semanas me resultaba más cómodo y sencillo el uso de la red social Stellae. Creo que mi evolución ha sido muy positiva ya que me he mostrado más participativa y he adquirido cantidad de conocimientos.

Es decir, como mencioné en la página anterior, comparando este proceso con el desarrollo de la Tierra: he "nacido", me he adaptado a todos los cambios y novedades que me presentaban y he aprendido a aprovechar las habilidades y recursos de los que dispongo.