5. Tercera parada: Relación entre asesoramiento y orientación

Teniendo en cuenta que una de las dificultades encontradas en la defición de asesoramiento era la diferencia entre los conceptos asesoramiento y orientación, una tercera parada lógica es establecer la relación existente entre ambos términos.

Tras varias sesiones de clase, empiezo ya a tener una idea mucho más clara entre los conceptos de asesoramiento y orientación, dos conceptos que para mi  hasta la fecha eran muy confusos en cuanto a sus semejanzas y diferencias.

Está claro que “asesorar” no es lo mismo que “orientar”. Así pues, en lo que respecta al campo educativo, la Orientación Escolar se ha ocupado tradicionalmente de asuntos académicos y vocacionales. Además, la orientación, en los últimos años, ha saltado la barrera de trabajar no sólo con el alumnado sino también con los grupos primarios como son la familia y la comunidad.

Está claro que la Orientación Escolar es una práctica de la que se ocupan profesionales como los pedagogos, psicopedagogos que suelen trabajar en equipo, diagnostican y proponen tratamientos para estudiantes con problemas académicos y vocacionales.

Pero, la diferencia fundamental entre “Asesoramiento” y “Orientación Escolar” está en que la “orientación” trata directamente con los estudiantes derivados por el profesor y no con los profesores que quedan relegados en un segundo plano. Por el contrario el “asesoramiento” es un servicio más indirecto, en el sentido de que la relación se produce con los profesores u otros miembros de la comunidad educativa y no con los propios alumnos/as.

Así pues, el asesor es una persona con conocimientos expertos que ayuda a otras personas en la construcción de conocimiento, supone además un agente de cambio, difusor de conocimiento.

Por otro lado, tanto el asesoramiento como la orientación son dos prácticas  muy interrelacionadas con una meta en común: apoyar y ayudar al sistema educativo en todo momento. Podemos así trabajar la orientación desde la perspectiva del asesoramiento haciendo de éste un elemento transversal de las tareas propias del orientador.

El asesoramiento se relaciona con aspectos curriculares, como son aspectos relacionados con el centro, rutinas del aula o el desarrollo profesional..Así el asesoramiento es un servicio indirecto centrado en el profesorado como ya se dicho anteriormente.  Por tanto hemos de considerar la orientación desde el asesoramiento, pues éste es una tarea fundamental del orientador, es decir “el trabajo del orientador/a implica el de asesorar”