3. Introducción " Viaje hacia conocimiento del Asesoramiento"

                                    "Viaje hacia conocimiento del Asesoremiento"

Lo cierto es que lo primero que se me vino a la mente cuando Lourdes acabó de explicar la metodología de trabajo que íbamos a seguir en esta asignatura fue ni mas ni menos que la de “Caminante no hay camino, se hace camino al andar” de hecho fue uno de los primeros tweets que subí a la red. Y esto se debe a que como estudiante, en la mayoría de las ocasiones, cuando empezamos nuestro recorrido en una nueva asignatura nos queda por delante un largo camino que recorrer hasta familiarizarnos con los contenidos de la misma.

Pero en Asesoramiento curricular a centros y profesores este camino se hizo aun todavía más visible si cave, que en otros contextos. Porque la mayoría de nosotros nos acercamos al conocimiento de la materia prácticamente como una tabula rasa, que no tiene apenas un bagaje claramente definido en este ámbito de estudio.

Bien es cierto que como estudiante de psicopedagogía que soy si que tenía ciertos conocimientos e ideas previas sobre el asesoramiento. Pero junto a estos conocimientos también tenía múltiples lagunas que era necesario llenar de sentido.

Por todo esto pensé aquí “Hay que agarra el toro por los cuernos y echarle valor, o como muchos dirían, valor y al toro”. Esta frase puede parecer de entrada un poco exagerada. Pero lo cierto es que el conocimiento del asesoramiento, así como la práctica del mismo. Requieren un la implicación y el desempeño de un trabajo arduo y constante que nos ayude a desenmarallar todos sus campos de actuación, hasta llegar al conocimiento puro y amplio de la materia de estudio.

Puesto que el asesoramiento, es un tema complicado de abarcar que comprende multitud de actuaciones de cara a mejorar la calidad de la educación.

En relación con la complicada red de hilos en la que esta inmerso tanto el asesor como el asesoramiento. Desde el primer día decidí marcar una forma de trabajo constante a través de irme sumergiendo poco a poco en el tema, y teniendo siempre como gruía las pistas que se me ofrecían cada miércoles ya que “En un mundo complejo las pequeñas pistas son las que nos pueden ayudar a desenmarañar el ovillo”.

Pues bien en este camino que poco a poco me fue conduciendo hacia el aprendizaje me encontré con muchos obstáculos, pero dichos obstáculos hicieron que aprendiera todo los que aprendí. Ya que el aprendizaje de por sí no es una tarea fácil, y siempre debemos esforzarnos por alcanzarlo, porque lo cierto es que “Si hallas un camino sin obstáculos, quizás no te lleve a ninguna parte”. Por todo lo dicho creo que la metodología de trabajo que seguimos en el largo camino de ir poco a poco deshaciendo cada nudo del hilo hasta llegar al trasfondo del asesoramiento, hizo por un lago que me motivara a aprender e indagar de forma significativa y autónoma. Y por otro lado aprender mucho más que si se nos hubiese impartido la materia de forma teórica, sin ofrecernos la posibilidad de indagar por nosotros mismos. Que es en definitiva lo que tendremos que hacer el día de mañana cuando nos enfrentemos a nuestro puesto de trabajo.

En cuanto al camino que decidí seguir en esta recopilación del trabajo realizado hasta el momento, decidí centrarme en el símil de un viaje en barco. Viaje en el cual iré parando en diferentes puertos y los visitantes tendrán la posibilidad de conocer y adentrarse en el conocimiento de cada uno de los lugares en los que iremos parando. Dicho símil se puede concebir como una clara representación del proceso de aprendizaje que he seguido en la materia, hasta llegar al puerto de destino “conocimiento amplio del asesoramiento” y partiendo del puerto “incertidumbres sobre el asesoramiento”.

 image

                                                    ¡! Suelten amarras ¡!