Pablo Rivas Díaz

En tres palabras me definiría como una persona sociable, paciente y tenaz

Navegación

4.4. Debate entre bienestar y malestar docente

Posteriormente a la realización de un debate entre el bienestar docente contra el malestar docente se llegó a una serie de conclusiones que resumiré brevemente a continuación:

  • Los docentes a día de hoy estamos más apoyados que antaño ya que contamos con el apoyo de los orientadores, asesores, colaboración familiar, etc. Hace años nos encontrábamos solos ante cualquier tipo de situación teniendo que desenvolverla por nuestra propia cuenta. Si un niño presenta necesidades educativas y necesita llevar a cabo una ACIS (Adaptación Curricular Significativa) el asesor nos ayudará en todo momento a poner en relación las características y necesidades del niño con la oferta educativa.
  • En contraposición debemos tener en cuenta que la colaboración existente entre la escuela y la familia del alumnado es una colaboración “tapada”, es decir, colaboran de forma mínima cuando es situación extrema, dejando por tanto en manos de los docentes todo el peso de la educación de sus hijos. Esto es debido a que las familias consideran que los docentes tienen la obligación de hacer de sus hijos unos ciudadanos ejemplares y que a ellos lo único que les compete es cuidarlos cuando están enfermos, darles de comer…
  • Por otra banda, los docentes deberíamos estar encantados con nuestra profesión porque es para lo que hemos estudiado y lo que nos gusta. Tenemos un sueldo fijo, que en los tiempos que corren es algo de agradecer y ejercemos una profesión que nos gratificará en un futuro próximo dado que estamos formando a las futuras generaciones y cada logro que va consiguiendo nuestro alumnado es motivo de felicidad para nosotros. Estamos motivados asiduamente por nuevos retos que genera nuestro alumnado, valorando en cada momento que metodología llevar a cabo para un mejor proceso de enseñanza-aprendizaje. Hay que valorar los pequeños logros del día a día.
  • Sin embargo parece que vamos encaminados hacia una involución porque al no encontrarse con una colaboración continua entre los docentes, las familias y la administración, la educación del niño no podrá ser plena. Además, desde el ámbito familiar se devalúa la labor docente cuando la “culpa” del mal comportamiento de los niños normalmente procede de la casa, donde aprenden en contacto con la vida real en el día a día. Los niños de donde van creando los valores es de su ámbito familiar dado que a quien suelen tomar como ejemplo a seguir es a sus padres y no a sus profesores. El problema de los tiempos en los que estamos es que los padres se desentienden en gran medida de sus hijos a causa de sus trabajos y dejan la educación de sus hijos en manos de otros: docentes, monitores de actividades extraescolares…
  • El docente se va desmotivando a cada paso ya que cada día se le encomiendan nuevos roles y el tiempo con el que cuenta se va reduciendo poco a poco. Necesita una formación continua que le permita estar al día en todos los aspectos educativos, más hoy en día que las nuevas tecnologías (TICs) avanzan con tanta rapidez.
  • Con el paso de los años nos vamos encontrando en los centros educativos con nuevos problemas que complican nuestra profesión y requieren de más atención específica. En este sentido nos encontramos ante el acoso escolar de los alumnos a los docentes que los tratan de tú a tú y que se sienten en todo momento respaldados por sus padres debido que su niño en casa es muy bueno y no es capaz de tratar mal a nadie. Ante esto los docentes nos encontramos indefensos ya que siempre se tendrá más énfasis en la declaración de un menor que en la de un adulto, aunque solamente sean calumnias para inculpar al docente.
  • Los medios de comunicación influyen por su parte de forma negativa en la educación de los niños, provocando en ellos un grave daño a causa de que la mayoría de las noticias que transmiten son negativas (atentados, asesinatos, huracanes…). Debemos concienciar a los jóvenes desde los primeros años de vida que los medios de comunicación buscan en la mayor parte de los casos la persuasión de la audiencia y deben saber distinguir entre lo positivo que se está a contar y lo que está mal dicho y no es adaptado para su edad.
  • También se podría hablar de otros aspectos como la estabilidad de los centros educativos...

 

imageComo conclusión acerca del concepto de “malestar docente” del cual estaba posicionado citaré una definición de Estévez (1987): “requiere a los efectos permanentes de carácter negativo que afectan la personalidad del profesor como resultado de las condiciones psicológicas y sociales en que se ejerce la docencia; este malestar docente trae múltiples consecuencias: ausentismo laboral, abandono de la profesión, enfermedades propias del profesorado, etc.”.

 

Y como causas principales del problema podemos citar:

- Manifestaciones en el aula

- Escasa valoración de la labor docente

- Progresiva complejización de la organización educativa

- Exigencia constante de altos niveles de atención, concentración y precisión

- La indisciplina de los estudiantes

- La falta de recursos para poder hacer frente a las nuevas exigencias del sistema de enseñanza

- Implicación emocional con alumnos, padres y compañeros, que desemboca muchas veces en relaciones conflictivas

image

 

 

Y principales consecuencias:image

- Agotamiento emocional

- Despersonalización

- Falta de realización personal

- Enfermedades físicas comórbidas con el problema (ansiedad, depresión, dolores músculo-esqueléticos, hipertensión, problemas cardiovasculares, etc.)