Pablo Rivas Díaz

En tres palabras me definiría como una persona sociable, paciente y tenaz

Navegación

5. Formación

5. Formación

Última actualización de en Pablo Rivas Díaz

Para poder guiarlos y apoyarlos en todos los tramos del camino tendré como apoyo una serie de materias cursadas a lo largo de mi etapa educativa como fueron: Modelos de Orientación e Intervención Psicopedagóxica (donde adquirí una visión global de los distintos modelos de orientación y la capacidad para determinar las posibilidades que los diferentes modelos ofrecen como guía para la práctica profesional del orientador); Psicoloxía da Instrucción (observé como se puede moldear el crecimiento personal de los alumnos/as y la llegada del constructivismo como forma de comprensión, valoración y guía de las prácticas escolares...) y en los Practicums de Psicopedagoxía I y II. El modelo de orientación-asesoramiento llevado a cabo en el I.E.S en el cual yo cursé las prácticas de cuarto de la Licenciatura en Psicopedagogía era un modelo tradicional centrado en el propio alumno/a. A través de este modelo, que viene a ser el modelo clínico o asistencial, la orientadora del centro pretendía evaluar las capacidades del alumnado con algún tipo de problema (integración, falta de estudio, problemas familiares...) para diagnosticar cuales eran las mejores medidas que se podían llevar a cabo. Durante mi estancia en el centro se llevaron a cabo varias pruebas para saber de que modo asesorar al alumno/a. La función de la orientadora era remedial o correctiva, atendiendo y asesorando directamente a los alumnos/as de manera individual. Con esto, su rol era básicamente el de terapeuta, siendo a veces su relación con el profesorado asimétrica.

El papel de la orientación es muy importante para que se consigan los objetivos propuestos y para que exista una buena interacción en el proceso educativo en el que intervienen todas las partes implicadas para una mejora de la calidad educativa.

image