3.7 El curriculum y el asesor/a.

3.7 El curriculum y el asesor/a.

Última actualización de en María Pasarín López

TÉCNICA DE LAS TRES P EL CURRÍCULUM Y EL ASESOR/A:

(Se recoge en el link presentado a la derecha una de las sesiones presenciales dedicadas a este tema: TÉCNICA DE LAS 3 P)

En el currículum vienen especificadas de forma general las intenciones educativas que la sociedad demanda a  la escuela.

“El asesoramiento está más comprometido con aspectos curriculares –y me refiero a aspectos que tienen que ver con la definición de propósitos del centro, los estilos de enseñanza, el currículo oculto, las prácticas de evaluación, las reglas y los rituales de las rutinas del aula y el centro-, organizativos y de desarrollo profesional”. (Rodríguez Romero).

Asesoramiento curricular puede definirse como un proceso de ayuda y apoyo a la re- construcción del currículum realizado por los centros educativos. Todos los apoyos, tanto internos, como externos a los centros, que se dirigen a la elaboración y la puesta en práctica de proyectos curriculares, estarían dentro del ámbito del asesoramiento curricular (Moreno Olmedilla, 2004: 83).

El asesoramiento está comprometido con aspectos curriculares, aquellos que tienen que ver con la definición de propósitos del centro, estilos de enseñanza, el currículum oculto, las prácticas de evaluación, las reglas y las virtudes de las rutinas del aula y del centro, organizativos y de desarrollo profesional.

Dentro del campo del currículum, el asesor psicopedagógico no sólo tiene la tarea de asegurarse del correcto desarrollo del mismo dentro de un centro determinado, sino que sus funciones van mucho más allá dentro de la singularidad de cada centro y de los profesionales que en él se ubiquen. Si realmente se pretende llevar a cabo una asesoría sobre el currículum es necesario contar con una disposición para el cambio.

En cuanto a las funciones del asesor con respecto a este campo Fernando Hernández en cuadernos de pedagogía 168, nos presenta las siguientes:

  • formador, clarificando las referencias que se están incorporando en el discurso curricular;
  • supervisor-animador, en la medida en que promueve la definición y búsqueda de alternativas a los problemas que se derivan de la toma de decisiones curriculares por parte de cada enseñante;
  • investigador, ya que en muchas ocasiones ha de disponer de recursos metodológicos que le posibiliten recoger situaciones de clase que luego puedan ser transformadas en conocimientos por parte de los profesores;
  • evaluador, en el sentido de que ha de ser quien vaya ofreciendo la sistematización del resultado que el proceso de desarrollo curricular va teniendo en la práctica y sobre quien se ha de ir construyendo el proceso de toma de decisiones curriculares.

Es necesario conocer el currículum en profundidad, ya que sobre él desarrollaremos nuestra tarea como asesores. Así al conceptualizar el currículum nos encontramos con que:

En palabras de Bolívar A. (2008) éste es un conjunto de experiencias, planificadas o no que tienen lugar en los centros educativos como posibilidad de aprendizaje del alumnado.

Por otra parte según Guarro Pallás, A. (2007) éste es un conjunto planificado y organizado de los diferentes contenidos del aprendizaje, explicitando o apuntando determinadas intenciones educativas y dirigido a un nivel, grupo o población específica de estudiantes.

Existen distintos tipos de currículum:

  • Currículum formal. Existe en las instituciones educativas y es el conjunto de disposiciones que recogen las propuestas oficiales de trabajo que deben realizarse en una institución educativa. Tanto las generadas por los gobiernos como las elaboradas a nivel de comunidad escolar y de los  profesores/as concretos.

El currículum formal puede corresponderse con el currículum real de una escuela, y de esta forma muchos autores diferencian dentro del mismo entre planes curriculares y lo que son actividades curriculares que realmente se llevan a cabo.

  • Currículum real: puesta en práctica del currículum formal, con las modificaciones derivadas de la adaptación a la realidad de la institución.
  • Currículum ofrecido: la oferta educativa que se le propone a los estudiantes.
  • Currículum asimilado. Currículum aprendido por cada alumno/a tiene un componente individual.
  • Currículum informal: conjunto de actividades y programas complementarios desarrollados en las instituciones. La mayor parte de los Centros Educativos desarrollan estos programas complementarios que juegan un importante papel en la educación de los sujetos.

Constituyen un mecanismo de enriquecimiento curricular, por eso forman una gran importancia formativa para el alumnado.

En ocasiones son el elemento diferenciador del currículum que desarrollan unos centros educativos u otros.

  • Currículum oculto. Conjunto de conocimientos, destrezas, actitudes y valores que se adquieren por la participación en el proceso de enseñanza aprendizaje y que no están en los currículum formales e informales: formas en las que se trabaja, clima del centro, tipo de relacione interpersonales, valores de la institución, expectativas etc. que dejan un componte formativo indeleble en el alumnado.
  • Currículum nulo. Se trata de los contenidos formativos no enseñados porque se considera que no tienen aplicabilidad ni utilidad aparente.

Esta ausencia puede ser promovida por los centros educativos o también por los propios gobiernos.

Solemos percatarnos de este tipo de currículum cuando comparamos los currículum de unos países con los de otros, o los de unos Centros Escolares con los de otros.

Así mismo distinguimos tres niveles de concreción curricular:

  • PRIMER NIVEL: DISEÑO CURRICULAR BASE.  Lo elabora el MEC, y señala intenciones educativas, orientaciones, planteamientos metodológicos… Su característica definitoria es la generalidad. Plantea los elementos curriculares, como Objetivos Generales de Etapa, definiciones de las Áreas, Objetivos Generales de éstas, bloques de contenidos…
  • SEGUNDO NIVEL: PROYECTO DE CENTRO. El Diseño Curricular Base es un marco común que será prescriptivo en todos los centros, por el  carácter obligatorio de la normativa que recoge. El desarrollo de este nivel corresponde a los equipos docentes, que deben adecuar los planteamientos del Diseño Curricular Base a las características idiosincrásicas de cada centro, contextualizando y  detallando cada norma prescriptiva según el entorno en que se van a desarrollar de forma efectiva los procesos de enseñanza – aprendizaje. El Proyecto de Centro lo elabora y aprueba el claustro según determina la LOE.

De este modo, se da a los centros una cierta autonomía para elaborar sus propias normas de organización y funcionamiento, que quedan para ser resultado del trabajo en equipo de los profesores, en coherencia con el contexto y sus necesidades específicas, identidad propia, etcétera.

En este nivel podemos comenzar ya a plantearnos y desempeñar nuestra labor como asesores/a mediante el ofrecimiento de ayuda y apoyo al profesorado ayudado a crear una cultura educativa nueva

  • TERCER NIVEL: PROGRAMACIÓN DE AULA. Esta concreción se realiza a partir de los acuerdos señalados en el Proyecto de Centro por todos los profesores en cuanto a criterios generales para la elaboración de las programaciones didácticas de las distintas.

Se hace evidente en este nivel el papel que el asesor/a puede desempeñar ayudando y colaborando con el profesorado para que éste ofrezca la mejor ayuda posible al alumnado así como ante cualquier problema que pueda surgir.

  • CUARTO NIVEL. Podemos encontrarnos con un cuarto nivel se concreción curricular referido a las adaptaciones curriculares en grado máximo para atender a las necesidades del alumnado que por sus características no alcanzan los contenidos establecidos para su edad y nivel.