a) Determinamos la posición

a) Determinamos la posición

Última actualización de en Hara

Mucho antes de que existiera la brújula los hombres conocían el Este y el Oeste, debido a la salida y la puesta del Sol. Conocían el Norte y el Sur, observando algunas estrellas que rodean el Polo Norte. Por ello, navegar guiándose por estos elementos significaba depender del movimiento constante de los mismos; este tipo de navegación, por lo tanto, lograba realizarse mediante ensayo y error.

Del mismo modo, los alumnos que nos embarcamos en el desarrollo de una materia, podemos contar o no con ciertos elementos que nos ayuden a entenderla (nuestras ideas previas, conocimientos proporcionados por otras materias,...), pero durante nuestra travesía probablemente debamos corregir coordenadas, rumbo, velocidad, etc.

Las primeras sesiones son una orientación considerable hacia lo que será el proceso de aprendizaje, aunque también levantan en nosotros un mar de dudas (¿Lo estoy haciendo bien? ¿En qué punto de la comprensión de los conceptos me hallo? ¿Hago un buen uso de mi tiempo dedicado a la materia?) que intentamos reconducir ayudándonos mutuamente, aunque no tengamos todo el poder de decisión sobre el timón hacia donde nos dirigimos.

Astrolabio  

La directora de esta expedición, Lourdes, nos proporciona nuestro astrolabio, el e- portafolios, con lo cual ya es una ayuda a la hora de seguir nuestro aprendizaje durante toda la ruta, reflexionar y responsabilizarnos del mismo.

Así pues, en esta primera parte del viaje determinamos nuestra posición, partiendo de los escenarios y funciones desde los que actúa un psicopedagogo, construyendo un papel que nos sirva de referencia para poder continuar y entender lo que nos venga con posterioridad relacionado con el asesoramiento.

"Quien hace, puede equivocarse. Quien nada hace, ya está equivocado"

Daniel Kon