Navegación

No se han creado páginas aún

Acto 10. Definición de la función docente

image

Unos de los personajes (o mejor dicho, una de la personajes pues la función docente tiene como característica la feminización de la misma) fundamentales en el asesoramiento es la profesora y el profesor. El trabajo del asesor/a no tiene sentido sin los demás, y una de las personajes con las que trabajará será con este colectivo. 

Por ello, considero que antes de adentrarme en la temática del malestar y bienestar docente, es imprescindible saber definir dicha función como profesionalización y al docente como a un profesional. Para, posteriormente, indagar sobre las razones que llevan a ese síndrome del burnout o profesor/a quemado/a.

 Un profesional es….

Una persona con una elevada preparación, competencia y especialización que presta un servicio social importante”

“Alguien con capacidad para fundamentar sus decisiones”

“Alguien que recurre al conocimiento extraordinario –experto- en situaciones de importancia humana”

(Montero, 1999: 107)

Profesionalización

Hablar de profesionalización del profesorado significa considerar la actividad de la enseñanza como una profesión y, en consecuencia, a los profesores y profesoras como profesionales.

Profesión docente

Las características de la profesión docente configuran una cultura profesional, fruto de una determinada socialización y formación. Compartirlas no excluye reconocer la heterogeneidad del profesorado y la diversidad de culturas de identidades a la hora de ejercer la profesión.

Algunos factores problemáticos de la profesionalización radican en el conocimiento básico, que pueden ser:

  • La concepción de la enseñanza como una actividad vocacional.
  • Excesiva dependencia de la experiencia, práctica y de la rutina por parte del profesorado.
  • Depreciación del conocimiento pedagógico frente al de la materia.

Profesionalización: Algunas características propias

  • Autonomía profesional, burocratización y descalificación.
  • Intensificación, indefinición y proletarización
  • Aislamiento profesional
  • Feminización
  • Una carrera docente plana
  • Una profesión con riesgos psicológicos, de ahí que hablemos posteriormente del malestar docente.

Dos niveles de autonomía

  • Autonomía del profesorado en el aula Capacidad de control de las propias decisiones.
  • Autonomía de la profesión globalmente considerada. Autogobierno que una profesión tiene de sí misma: control de sus funciones.

Extraído de los apuntes de la materia "Formación e Actualización na Función Pedagóxica" de la Licenciatura en Pedagogía.

Igual que acontece a un o una intérprete en el teatro, las expectativas que se depositan en el profesorado son múltiples -como ya he venido comentando- por eso me parece esencial, quedarme con esta frase que he encontrado en la red con respecto al teatro, y que biene muy bien al caso “La mejor cualidad para un actor (y actriz) es ser mercurial, esto es, saber adaptarse a la temperatura de cada momento” (Vittorio Gassman).

Considero que en tiempos como los que nos está tocando vivir es necesario un discurso optimista. A nivel educativo nos encontramos en una época de transición o, mejor dicho, de retroceso. Sin embargo, debemos ser mercuariales, adaptándonos a las diferentes temperaturas de cada momento, sin que el fuego que nos ayuda a luchar por nuestras funciones profesionales se apague, pues se trata de la educación de las generaciones futuras, los adultos y adultas del mañana. ¡Qué poco está en juego!