1.5. CUARTO ALBERGUE: Somos enanos sobre hombros de gigantes.

     Todos y cada uno de nosotros somos, o podemos ser, creadores de conocimiento, pero no tenemos que inventar nada, ni que crear conocimiento de la nada, porque para eso hubo otras personas antes que nosotros que investigaron, que sentaron bases, que reflexionaron... Así, tenemos que ser conscientes de que somos "enanos sobre hombros de gigantes" para aprovecharnos, en el buen sentido, de lo que otros crearon, realizando así reelaboraciones y contribuyendo al desarrollo del conocimiento. 

Por tanto, en este albergue, vamos a pararnos a reflexionar sobre dos textos: Entre la realidad y el deseo: una visión del asesoramientode Lourdes Montero y Mª Dolores Sanz Lobo y Comprender y redireccionar las prácticas de asesoríade Jesús Domingo Segovia. En ellos, se relacionan y adquieren forma multitud de ideas que hemos ido incorporando a nuestra mochila de exploradores y que deben constituir la esencia de nuestro trabajo como profesionales. 

 

ENTRE LA REALIDAD Y EL DESEO: UNA VISIÓN DEL ASESORAMIENTO:

 

Entre la realidad y el deseo.pdfimage

ENTRE LA REALIDAD Y EL DESEO

      En esta entrada, os dejo un resumen de lo que para mi son las ideas fundamentales recogidas en este texto, y unas pequeñas reflexiones sobre el mismo. 

Entre la realidad y el deseo.docx imageimage

 

      Fundamentalmente me quedo con estas dos ideas que, lejos de lo que pueda parecer, aglutinan muchas de las reflexiones y de las ideas que hemos ido comentando en las diferentes sesiones:

- "Para educar a un niño hace falta la tribu entera". (Necesidad de implicación, de colaboración, de coordinación, de trabajo en red...).

- "Nuestro trabajo de malabarista es hacer equilibrios entre la realidad y el deseo". (Partimos de un contexto y todas las intervenciones que no lo tengan en cuenta están abocadas al fracaso; no obstante, tenemos unas metas y pretendemos siemrpe una mejora, por lo que todas aquellas intervenciones destinadas a dejarlo todo como está, podrían suprimirse).

COMPRENDER Y REDIRECCIONAR LAS PRÁCTICAS DE ASESORÍA

imagecomprender y redireccionar las prácticas del asesoramiento.pdf

 

COMPRENDER Y REDIRECCIONAR LAS PRÁCTICAS DE ASESORÍA (6ª SESIÓN)

      En esa sesión, llevamos a cabo la técnica llamada, entre otras denominaciones, “cáscara de cebolla”.image
 Mediante esta técnica se trata un tema, en este caso un texto de Jesús Domingo Segovia titulado “Comprender y redireccionar las prácticas de asesoría”, del siguiente modo: un círculo interno plantea su análisis y sus reflexiones sobre el texto; un círculo de observadores críticos rebaten, completan o matizan las aportaciones del círculo interno; y un círculo externo, tras las intervenciones de los dos anteriores, hace los apuntes, observaciones y reflexiones que considera oportunas.

      Tengo que decir, que cuando se explicó esta técnica en la sesión anterior, no contaba ni mucho menos con el resultado de la misma. Considero que los compañeros que formaron parte tanto del primer como del segundo círculo, hicieron un muy buen trabajo. Desde mi punto de vista, fue una sesión muy enriquecedora en la que se expusieron y debatieron muchos aspectos relevantes para nuestro campo y nuestra práctica profesional.

    Vamos ahora a apuntar y sintetizar algunas de las ideas que aparecieron y se comentaron en el aula y alguna de mis reflexiones sobre las mismas.

      Partimos de la crítica que hace el autor a la falta de reflexión sobre la práctica educativa. Afirma que esta falta de reflexión conlleva malas prácticas en todos los niveles, desde prácticas deficitarias en el aula, hasta “malas políticas” o “políticas no significativas”. Por otro lado, aboga por la importancia de atender a las prácticas exitosas y no solo centrarse en esas “malas prácticas”, ya que esto podría llevarnos al desánimo y a la falta de perspectivas esperanzadoras. Amparados en lo exitoso, los profesores deben ir descubriendo el camino a seguir, entendiendo qué hay que cambiar y por qué. Asimismo, considera que se deben tener en cuenta los estudios regionales y no centrarse de manera primordial en aquellos que se refieren a un ámbito mucho más extenso.

      Una de las ideas más comentadas, fue la de la importancia del contexto. En nuestro ámbito, es fundamental centrarse en el contexto para poder transformar desde dentro, ya que “lo que es efectivo en unos casos no lo es en otros”.   

image      Otra de las ideas que suscitó más debate, es la idea de colaboración. Se puso de manifiesto la necesidad de repensar qué entendemos por colaboración. El consenso, no es sinónimo de colaboración, ya que se puede llegar a él con la “suma de las partes” y gracias a una “neutralidad peligrosa”. Tenemos que tener claro que los nuevos conocimientos y el cambio están arraigados en la interacción humana, y que cada persona, le da un matiz a los significados compartidos; por eso, hay que sentarse a debatir y huir de esa neutralidad. Además, la colaboración, no puede caer en un vacío de contenido ni de contexto.

      En el texto se hace referencia al recorrido histórico en el campo de la asesoría en el que se entremezclaron “luces y sombras” y en el que ha predominado una idea de asesoría como trámite burocrático, como hecho puntual, como intervención desde un enfoque clínico... Pero poco a poco, este recorrido nos ha llevado hacia la consideración del asesor como un facilitador. Siguiendo esta idea, se ha debatido mucho y se han apuntado muchas consideraciones en relación con la figura y el papel del asesor.

 El autor del texto, Jesús Domingo Segovia, sitúa el asesoramiento en un nuevo campo de acción considerando nuevos agentes y protagonistas; y entiende la asesoría como un poliedro flexible y dinámico. Sitúa el aula como el foco fundamental de la asesoría, algo que puede entenderse como un guiño a la escuela inclusiva (nota que apuntaba con acierto, desde mi punto de vista, una de las componentes del círculo interno). Para alcanzar el éxito, deben respetarse las posibilidades y condiciones de cada aula y “no trabajar por utopías sino por escalones”. Los “servicios de apoyo” deben ser más cercanos y más de acción.

image

      En cuanto a la figura del asesor, debemos virar desde un asesor técnico, hacia un “colega crítico” que, además de dar confianza, provoque la reflexión y el consenso (evitar la neutralidad peligrosa) y tiene que saber sobre qué asesorar y contar con las herramientas necesarias. Debe ser un oportunista estratégico y conocer bien la realidad en la que opera y a los sujetos que la conforman. El asesor debe huir de ser infalible, huir de la unidireccionalidad, trabajar con el lugar de intervenir en, acompañar a los profesionales, promover puentes y lazos e ir “desapareciendo poco a poco”. La democracia, es su fundamento propio y entre sus características debe contar con buenas habilidades sociales y comunicativas y con capacidad de liderazgo. Así, entendemos al asesor como compañero de viaje, como garante, como conciencia y como espejo crítico.

     Por otro lado, se habla de que a pesar de ser necesarias acciones puntuales, es fundamental la continuidad dentro de un proceso, ya que así todos los agentes van dotándose de cierta autonomía al ir adquiriendo herramientas. Aquí viene a colación la idea tan comentada de las “comunidades de aprendizaje”, para la creación de las cuales es fundamental la implicación de todos los agentes. El asesor no debe ser quien remolque a todos los demás, sino que es necesaria la participación y el liderazgo de todos: “democratización del liderazgo”. Así, debemos caminar por este sendero para llegar a compartir y transformar entre todos. “Más allá del cambio dirigido: apoyar la mejora entre todos y para todos”.

      En relación con los modelos, se entienden estos como flexibles, dinámicos y combinables, lo que permitirá que puedan adaptarse al contexto.

      Me gustaría terminar la entrada comentando algunas otras ideas que salieron a la luz en el aula. Hablamos de la necesidad de “prudencia”, entendiendo que el trabajo del asesor requiere de la misma, puesto que resulta contraproducente caer en generalizaciones injustas. Se recalca la importancia de las necesidades sentidas, ya que estas son un ingrediente fundamental para la motivación: esto favorece la coimplicación y la creación de verdaderas comunidades educativas. Se alude a la importancia de tener siempre confianza en nuestras potencialidades como profesionales. Se recalca la necesidad de ir trabajando en pequeños cambios que permitan ir viendo resultados, lo cual favorecerá la motivación y el surgimiento de cambios de mayor envergadura. Y se hace referencia al concepto vygotskiano de Zona de Desarrollo Próximo referida en esta ocasión a la institución escolar (zona de desarrollo institucional): es aquí donde deben situarse los programas de mejora.

      En este momento y antes de dar por finalizada esta entrada, voy a traer a mi portafolios de manera textual unas palabras que recoge el texto y encierran gran parte de lo que hemos apuntado:  “Como se sostenía en otro momento (BOLÍVAR, 2000), la escuela puede generar conocimiento y, bajo ciertas condiciones, aprender. La clave reside en cómo lograr que los problemas cotidianos se afronten –con posibilidades de éxito– en el seno de potentes comunidades profesionales de aprendizaje que buscan el buen aprendizaje para todos. Para ello es fundamental generar y dinamizar prácticas que «desarrollen capacidades y compromisos» en procesos colectivos de autorrevisión y mejora, instalados en un escenario de democracia radical (GATE y DENSMORE, 2007)”.image

     Debemos “lograr de cada escuela una gran escuela” (HOPKINS, 2007), manteniendo siempre una actitud optimista y positiva y afrontando los problemas desde esta perspectiva: “bienvenidas sean las espinas sin por fin me dan las rosas”.




Finalmente, me gustaría incluir en esta entrada a un autor del que hablamos en clase, ya que al investigar sobre él, me di cuenta de que tiene mucho que aportarnos.

JOSÉ MANUEL ESTEVE ZARAZAGA Y AVENTURA DE SER MAESTRO

JOSÉ MANUEL ESTEVE ZARAZAGA

      En una de las últimas sesiones, salió el nombre de este autor: Esteve, y por ello, me entró curiosidad. Así, investigué algo sobre él y me parece interesante compartirlo con todos vosotros.

       José Manuel Esteve Zarazaga (1951-2010) fue doctor en Ciencias de la Educación por la Universidadimage Complutense de Madrid, donde obtuvo la licenciatura con Premio Extraordinario Fin de Carrera, y en la que fue profesor durante ocho años. En octubre de 1980 se traslada a la Universidad de Málaga, donde ha impartido clases de Pedagogía General y Teoría de la Educación. Hasta 2010 fue catedrático de Teoría de la Educación en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga, donde desempeñó diversos cargos. Ejerció como profesor invitado y colaborador en numerosas conferencias, diplomas universitarios de postgrado, cursos y master, de diversas Universidades españolas y extranjeras.

      Ha sido experto de la Agencia Europea de Educación (EURYDICE) para la redacción del Informe: The Teaching Profession in Europe. Profile, Trends and Concerns. (Brussels, 2000-2004). Como consultor de UNESCO ha participado en varios Seminarios Internacionales y en la redacción de diferentes informes sobre formación de profesores y la educación en la sociedad contemporánea. Formó parte del Consejo Asesor de la Organización de Estados Iberoamericanos (O.E.I.) para el Programa de Formación de Profesores en América Latina. En 2009, la Universidad de Oviedo le otorgó el nombramiento de Doctor "Honoris Causa".

      En cuanto a la actividad investigadora que ha desempeñado, destaca su trabajo como Jefe de la División de Investigación del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga y como director de varios proyectos de investigación

      Es autor de numerosa bibliografía, publicada tanto en el terreno nacional como en el extranjero.

    Al margen de tener un buen currículum como investigador poseía también un don personal como es el de comunicar sus conocimientos de modo que tenía también una amplia lista de congresos en los que participó como ponente tanto en la esfera nacional como en la internacional

      José Manuel Esteve Zarazaga, impartió cursos, conferencias y ponencias por prácticamente todas las universidades españolas, siendo las más recurrentes: Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Málaga y Universidad de Barcelona, entre otras. Su labor incansable, empezó en el año 1980 y siguió hasta su fallecimiento, el 22 de mayo de 2010, trabajando e impartiendo cursos y participando en conferencias y ponencias. Los temas educativos que le han preocupado y preocupan, se podrían encuadrar en los que siguen:

  • Los cambios sociales y cómo el profesorado podría adaptarse a ellos.
  • El estrés y el malestar que sufren los docentes a causa de estos cambios.
  • La influencia de los medios de comunicación, en la educación de los niños y niñas e incluso en sus elecciones a la hora de elegir sus juguetes. Su influencia, también, a la hora de reflejar lo que ocurre verdaderamente en las aulas.
  • imageLa educación moral, social y la actual educación para la ciudadanía.
  • La educación intercultural.
  • La educación de alumnos con necesidades educativas especiales.

      Este es el enlace de un hermoso artículo suyo titulado: LA AVENTURA DE SER MAESTRO:   http://centaurea.cultureforum.net/t2610-la-aventura-de-ser-maestro-jose-manuel-esteve-zarazaga 

             Puesto que la mayoría provenimos de magisterio, os invito a leerlo porque merece la pena. Os dejo aquí pequeños fragmentos del texto para que os animen a leerlo en su totalidad:

 

      “La enseñanza es una profesión ambivalente. En ella te puedes aburrir soberanamente, y vivir cada clase con una profunda ansiedad; pero también puedes estar a gusto, rozar cada día el cielo con las manos, y vivir con pasión el descubrimiento que, en cada clase, hacen tus alumnos”(...) nadie nos enseña a ser profesores y tenemos que aprenderlo nosotros mismos por ensayo y error

      “Aún me acuerdo de la tensión diaria para aparentar un serio academicismo, para aparentar que todo estaba bajo control, para aparentar una sabiduría que estaba lejos de poseer. Luego, con el paso del tiempo, corrigiendo errores y apuntalando lo positivo, pude abandonar las apariencias y me gané la libertad de ser profesor

    “Nunca encontré una mejor definición del magisterio: dedicar la propia vida a pensar y sentir, y a hacer pensar y sentir; ambas cosas juntas(...)“Hace tiempo, descubrí que el objetivo es ser maestro de humanidad(...)La primera tarea es crear inquietud, descubrir el valor de lo que vamos a aprender, recrear el estado de curiosidad en el que se elaboraron las respuestas. Para ello hay que abandonar las profesiones de fe en las respuestas ordenadas de los libros, hay que volver las miradas de nuestros alumnos hacia el mundo que nos rodea y rescatar las preguntas iniciales obligándoles a pensar”. 

      “El primer problema consiste en elaborar tu propia identidad profesional. Esto implica cambiar tu mentalidad, desde la posición del alumno que siempre has sido, hasta descubrir en qué consiste ser profesor. Y aquí aparecen los primeros problemas, porque hay enseñantes que no aceptan el trabajo de ser profesor”.

       “Es posible que mucha gente piense que ser profesor no es algo socialmente relevante, pues nuestra sociedad sólo valora el poder y el dinero; pero a mí me queda el desafío del saber y la pasión por comunicarlo”.