1.7. SEXTO ALBERGUE: miramos el camino que hemos ido trazando. conclusiones y autoevaluación

      Llegado al fin de esta pequeña ruta, pero conscientes de que queda mucho camino por delante, echamos la imagevista atrás para rememorar y valorar el camino que hicieron nuestros pies, nuestros sentidos, nuestra mente... En
este momento, es cuando cambia mi sensación y mi percepción de la materia: hasta ahora creía tener nada más que dos o tres ideas perdidas en un mar nebuloso, y no era consciente de haber creado ninguna estructura de aprendizaje. Sin embargo, ahora que he ido recolocando y reorganizando todo lo aprendido, me doy cuenta de que todo ha tenido un sentido y de que he aprendido más de lo que pensaba.

    Quizá el hecho de que la metodología de la asignatura no tuviese nada que ver con lo que estamos acostumbrados, ayudó a esa sensación de caos, pero asimismo, la propia metodología ayudó, con la elaboración de las páginas, a encontrar ese sentido y a construir nuestro propio conocimiento.

    Así, aunque me queda mucho por aprender, sí que he incluido en mi mochila unas nociones sólidas del significado de asesoramiento, pero no puramente en abstracto, sino nociones fundadas y emparentadas con la realidad. Además, he logrado encontrar la respuesta a un interrogante para el que, aún presente a lo largo de toda la carrera, no había encontrado respuesta: el significado del asesoramiento en contraste con la orientación, las bases, las relaciones y las diferencias entre ambas prácticas.

      Por otro lado, me ha resultado tremendamente interesante las relaciones entre los distintos agentes, ámbito en el que hemos incluido el “malestar docente”. Me parece  un tema quizá tabú para algunas personas, bien por estar contribuyendo a su existencia por su falta de colaboración, por minar el trabajo de los demás..., o bien por estar sufriéndolo siendo o no conscientes de ello, pero un tema que, como asesores, debemos conocer muy bien y trabajar con ahínco para minimizar sus efectos siendo esa parte positiva que contribuya al “bienestar docente”.image

     También decir que, entre todos, profesora y alumnos, hemos ido descubriendo y construyendo conocimiento, que, sin duda, por ese grado de implicación en su elaboración y descubrimiento, marcará con buena tinta nuestro camino de aprendizaje. Así, nos llevamos la mochila cargada de ideas e interrogantes que seguro han dejado una huella que se hará presente en nuestra vida profesional.

 

 

     Tengo que decir, en consonancia con todo lo que he expuesto, que considero haber hecho un buen trabajo; imagepor lo menos considero que he participado activamente en todas las sesiones, que las he aprovechado al máximo para compartir y para recoger ideas y que me llevo de ellas una mochila valiosa. En cuanto a mi trabajo personal con el portafolios, estoy contenta con el resultado final. Al ver portafolios de otros compañeros, soy consciente de que quizá no he profundizado en todos los temas posibles, o no he incluido la cantidad de documentos e información que han incluido otras personas, pero no puedo dejar de sentirme satisfecha con mi trabajo, porque me llevo la sensación de haber trabajado y haber reflexionado sobre temas que realmente me interesaban, la sensación de haberimage aprendido mucho, y, sobre todo, me llevo la sensación de que me falta mucho por aprender, las ganas de comprometerme con ese aprendizaje y un sinfín de interrogantes y curiosidades que harán que el fin de la ruta no sea, en ningún caso, el fin del camino.