2ª Etapa del camino

2ª Etapa del camino

Última actualización de en silvia

Iniciamos la segunda etapa:

 

                        Bloque temático 2: Profesores/as y asesores/as.

 2ª etapa del camino concha camino

 

 

                   

       

 

En esta segunda etapa del camino, se nos plantea la siguiente interrogante ¿Cómo podemos asesorar sin ser especialistas en este terreno?

 Considero que uno no puede ser especialistas en todo, por eso cada quién se tiene que especializar en un terreno y unir los saberes de todos los especialistas para conseguir un buen trabajo colaborativo.

Por ello, para un buen asesor prima el proceso de su trabajo y no los contenidos, es decir, prima la acción. Es más importante ser especialista en el proceso que en los contenidos.

 De hecho una forma de asesorar también es saber donde buscar la información, los informantes clave (persona que ocupa un saber en la institución).

Podemos indagar en las personas que sepan.

 

La visualización del siguiente esquema pretende abordar los diferentes modelos de orientación e intervención psicopedagógica, que nos podemos encontrar en nuestra realidad educativa. Dichos modelos van a ser diferentes según su ámbito de actuación, su origen y las funciones del asesor que lleve a la práctica de dicho modelo.

Creo preciso decir con respecto a esto que los modelos que se van a presentar son concepciones puras, sin embargo, en la realidad de nuestros centros no van a presentarse de forma pura sino que en nuestras actuaciones siempre tendremos la influencia de uno o varios modelos.

Pues bien, el primer esquema presentado(esquema nº1) se corresponde con el primer modelo de orientación.

Este es el modelo denominado médico-paciente, remedial, puntual: Aquí la percepción del alumno problemático, que debe ser reparado. Los profesores tienen que acudir al orientador como experto ya que sus conocimientos no son adecuados. Aquí se entiende alumno problemático y no alumno con problemas.

En el segundo modelo propuesto (esquema nº2), la labor del asesor es la de diagnosticar las causas de un problema. Se trata de un profesional experto en el diagnóstico que ofrece recomendaciones precisas para cada situación.

 

Un tercer modelo sería aquel en el que el asesor sería un profesional promotor del cambio.

Este modelo, por el contrario, va a tener presente la realidad en la que se encuentra el centro y la complejidad de las relaciones que nos encontramos en el, así como su propia complejidad y dificultad que supone a su propia actuación. El orientador es un dinamizador de procesos y no sólo responde a situaciones problemáticas, que también.

Estos aspectos ya fueron tratados en otras materias de la carrera. Por ejemplo, en la asignatura “Modelos de orientación psicopedagógica” se nos habló de tres modelos de orientación e intervención que son el modelo clínico-psicométrico, modelo psicopedagógico y modelo sociopsicopedagogico.

Revisados estes textos creo que los dos primeros enfoques propuestos aquí (el modelo médico-paciente y  aquel en el que el profesional realiza un diagnóstico) podrían agruparse dentro del modelo clínico-psicométrico que se basa en conocer las aptitudes de los escolares, diagnósticas a los alumnos con algún tipo de deficiencia de cara a tomar decisiones sobre su escolarización. Se trata, ante todo, de un modelo de actuación individualista, es decir, se sitúa el problema, y por consiguiente su diagnóstico y su tratamiento en el individuo, en el alumno-problema. Por todo esto, se puede decir que tiene escasa capacidad transformadora del sistema educativo, por no decir nula.

El asesor desde la teoría del cambio se puede relacionar con el modelo psicopedagógico en el que se establece una estrecha relación entre el marco curricular y la intervención psicopedagógica, lo que supone un gran avance con respecto al anterior modelo.

Desde este modelo se entiende la necesidad de abrir una vía de actuación, que tenga por objeto los factores del contexto escolar que influyen en el aprendizaje de los alumnos, sobre todo, los referidos a la planificación, organización escolar… Su objetivo último es modificar las formas y pautas de actuación de la escuela, de forma que se adapte a las características y necesidades educativas, a la diversidad de capacidades, intereses y motivaciones de los alumnos. Todo esto será establecido por el orientador por el que debe de estar atento a lo que sucede en su entorno más próximo para introducir programas que lleven a la mejora de las metodologías de enseñanza-aprendizaje.

Ya el último modelo hace referencia al modelo sociopsicopedagógico. Desde esta concepción se entiende que para comprender los problemas de la escuela hay que reconocer y entender las relaciones que esta tiene con su comunidad, con el centro social en el que se encuentra anclado lo que requiere que los profesionales de los servicios de orientación coordinen sus esfuerzos con otros profesionales implicados en el trabajo comunitario como es el caso de los servicios sociales, sanitarios, culturales…

 

En relación con todo esto, considero de interés revisar las funciones que el orientador tiene atribuido en el contexto gallego y decir en cuál de ellas no se puede trabajar desde el concepto del asesor, así las funciones atribuidas al Departamento de Orientación en nuestra Comunidad Autónoma son las siguientes (las recojo del material utilizado en la asignatura Modelos de Orientación e Intervención Psicopedagógica):

 

FUNCIONES DEL DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN:

En cuanto a sus funciones, estas han de estar encaminadas a fomentar los procesos de individualización de la enseñanza y a lograr propuestas educativas ajustadas a las necesidades de todos los alumnos y alumnas, que propicien su formación integral. Las funciones del Departamento de orientación las podemos dividir teniendo en cuenta:

 

  • El apoyo al proceso de enseñanza- aprendizaje:

-    Contribuir al desarrollo dela Orientacióneducativa de los alumnos.

-    Asumir la docencia de los grupos de alumnos que le sean encomendados.

-    Participar en la elaboración del Consejo Orientador.

-    Organizar y realizar actividades complementarias en colaboración con el Departamento correspondiente.

-    Promover la investigación educativa y proponer actividades de perfeccionamiento de sus miembros.

 

 

 

  • o El desarrollo del currículo del centro:

-    Formular propuestas al Equipo Directivo y al Claustro relativas a la elaboración o modificación del Proyecto Educativo del Instituto y ala ProgramaciónGeneralAnual.

-    Formular propuestas ala CCPsobre los aspectos psicopedagógicos del Proyecto Curricular.

-    Elaborar el Plan de Actividades del Departamento y al final de curso una memoria donde se evalúe su desarrollo.

-    Contribuir al desarrollo del Plan de Acción Tutorial y del Plan de Acción Académica y Profesional.

-    En los Institutos donde se imparte FP específicos, coordinarla Orientaciónlaboral y profesional con las Administraciones o instituciones competentes en la materia.

 

  • o La atención a alumnos con necesidades educativas especiales (nee):

-    Elaborar la propuesta de criterios y procedimientos previstos para realizar las Adaptación Curricular Individualizada (ACI).

-    Colaborar con los profesores de Instituto en la prevención y detección temprana de problemas de aprendizaje y en la programación y aplicación de ACIs para los alumnos que lo necesiten.

-    Realizar la evaluación psicopedagógica de los alumnos.

Basándome enla Ordendel 24 de Julio de 1998 por la que se establece la organización y funcionamiento de la orientación educativa y profesional dela Comunidad Autónomade Galicia, regulada por el Decreto de 120/1998 se establecen las funciones de los D.O. de los IES y de los CPI (centros públicos integrados), al igual que las funciones de los D.O. de los colegios de educación infantil y primaria y los colegios de primaria. Así, podemos señalar, como funciones diferenciadas entre los distintos centros, las siguientes:

-    Valorar las necesidades educativas de los niños de su entorno y diseñar, desarrollar y evaluar programas específicos de intervención de su ámbito de actuación.

-    Elaborar las propuestas del plan de orientación académica y profesional, y del plan de acción tutorial, incidiendo en el desarrollo personal, social y cognitivo del alumnado y ofrecerle al profesorado soporte técnico para el desarrollo de estos planes.

-    Participar en la elaboración, seguimiento y evaluación de los proyectos del centro (PEC Y PCC).

-    Diseñar acciones encaminadas a la atención temprana.

-    Participar en la evaluación psicopedagógica y en el diseño y desarrollo de medidas de atención a la diversidad.

-    Facilitarle al alumnado el apoyo y el asesoramiento necesarios para adquirir habilidades básicas de la vida y para afrontar los momentos escolares más decisivos o de mayor dificultad.

-    Informar al alumnado de los recursos laborales y profesionales a su alcance y proponer la realización de actividades de orientación que le faciliten la toma de decisiones sobre su futuro. (Departamentos de orientación de los institutos de educación secundaria  y de los centros públicos integrados).

-    Cooperar con los miembros del equipo de orientación específicos en el diseño, desarrollo y evaluación de programas de orientación.

-    Impulsar la participación del profesorado en  distintos programas.

-    Promover la cooperación entre el centro y las familias.

-    Establecer canales de comunicación con los diferentes servicios o instituciones en el ámbito de sus competencias.

-    En los institutos donde se imparta la formación profesional específica, coordinar la orientación laboral y profesional con otras administraciones o instituciones. (Departamentos de orientación de los institutos de educación secundaria  y de los centros públicos integrados).

Otras que la Administración educativa le pudiese encomendar.