8. AUTOEVALUACIÓN

8. AUTOEVALUACIÓN

Última actualización de en Noelia Núñez Iglesias

8. AUTOEVALUACIÓN

 

image

En un primer momento, se nos presentó nuestra nueva herramienta de trabajo: un portafolios digital, y conocimos una nueva metodología de trabajo. Para poder trabajar de esta forma, fue necesario disponer de nuestros conocimientos previos, para contrastarlos y poder construir sobre unos cimientos firmes. Inicialmente no sabemos a dónde vamos a llegar pero sí tenemos indicaciones de nuestras primeras tareas.

 

 

El  proceso de construcción del portafolio fue un proceso guiado, por eso cuando pensé en una metáfora que me sirviera de hilo conductor, pensé en un tren y sus vías, vías que permiten el viaje. En este proceso, no se trataba de narrar experiencias o publicar entradas porque sí, si no que estas tenían que ser relevantes para aportar algo a nuestro portafolios y que nos permitiera aprender.


Pero muchos fueron los interrogantes:

¿Qué incluyo y que no?, ¿De donde saco la información que necesito? , ¿Qué fuente es la más adecuada?....

 

Todas estas preguntas, inicialmente resultaron frustrantes y que no me facilitaron la puesta en marcha de este portafolio. Poco a poco, a través de las explicaciones de la profesora y de comentarios con los compañeros, empecé  a verlo todo más claro.

Creo que esto, puede ser debido a que nos acostumbramos a que nos lo den todo hecho, es decir, normalmente, cuando se nos pide un trabajo, está totalmente especificado que quiere el profesor y que no. Por eso, este desconcierto inicial provoca que al principio puedas avanzar y no te deja ver la riqueza de este proceso: una oportunidad para descubrir lo que realmente te interesa e ir guiando tu aprendizaje.

Una vez resueltas las dudas iniciales, se nos plantea un nuevo reto: ORGANIZAR LOS CONTENIDOS. Esta nueva tarea no me pareció nada fácil, ya que supone primero pensar en un hilo conductor que sea capaz de unir las entradas de una forma lógica. En ocasiones me dí, cuenta que los títulos de algunas de mis entradas no eran correctos, ya que no me permitían saber realmente de que trataban, por lo que tuve que hacer cambios.

Podría decir que, la construcción de las páginas fue un proceso lento y con muchos cambios. Dos palabras que lo definirían podrían ser: REFLEXIÓN y ORGANIZACIÓN.


Además de trabajar los bloques de contenidos planteados, creo que se nos dio a conocer una nueva forma de trabajo y una nueva forma de evaluación que podremos utilizar si conseguimos dedicarnos a la docencia, con nuestros futuros alumnos.