Raquel Souto López

Soy una persona que actualmente se está formando para llegar a ser una futura psicopedagoga y que con anterioridad estuvo en la titulación de Educación Infantil puesto que me gustaría dedicarme al ámbito de la educación.

Páxina 6.

Páxina 6.

Última actualización de en Raquel Souto López

TAREFA GRUPAL: QUE ENTENDEMOS POR ASESORAR (PARTE II).

Continuando con el análisis de la puesta en común de la tarea 1: ¿qué entendemos por asesor? Realizada el día 10 de octubre, conviene terminar la comparativa entre el trabajo realizado por nuestro grupo y el consenso llevado a cabo en el aula.

Así pues, en relación a la cuestión 3, definiciones de asesoramiento, comenzamos haciendo alusión a nuestra definición para, posteriormente, encontrar lo puntos coincidentes y aquellos que no lo son con las aportaciones de nuestros compañeros/as. Nosotras definimos asesorar como: proceso interactivo entre el sujeto que asesora (persona experta sobre la temática pertinente) y el asesorado (cliente que, debido a unas necesidades, requiere y solicita su atención), en el cual se lleva a cabo una colaboración entre los dos con el fin de alcanzar unos objetivos negociados mediante la prestación continua de ayuda y apoyo; implicando, además, un trabajo sistemático por parte del/a asesor/a.

Los elementos más característicos y comunes al resto de definiciones son:

-          Asesoramiento como proceso de apoyo y ayuda (aspectos fundamentales de la acción de asesorar).

-          Interacción asesor/a – asesorado/a, donde tiene lugar el diálogo y la negociación.

-          Implicación de un proceso de toma de decisiones.

Por otra parte, los puntos que divergen entre el resto de definiciones y la nuestra, así como lo comentado en el aula giran en torno a:

-          Proceso de solución de problemas: nosotras no hemos contemplado que pueda ser preventivo, sino que entendimos que parte de unas necesidades que él o la cliente manifiesta.

-          Sistematicidad: no se hizo alusión en la clase al hecho de que se trate de un proceso planificado y evaluado que exige continuidad.

-          Asesoramiento como una acción indirecta: aunque contemplamos que existe una relación asesor/a – asesorado/a, no entramos a definir el tipo, siendo ésta de carácter indirecto, es decir, entre profesionales.

-          Confidencialidad: en el aula se comentó que no se hacía alusión explícita hacia este concepto en relación a la figura del/a asesor/a, sin embargo reiteramos que nosotras no consideramos relevante mencionarlo, puesto que entendemos que está implícito en cualquier profesión y no es característico exclusivamente del asesoramiento.

Continuando y en torno al punto 4: profesión del/a asesor/a, nuestra opinión, que afirmaba que si existe tal profesión, coincide con la de la mayoría de las de nuestra aula. De hecho, solo dos o tres grupos entienden que no lo es. Sin embargo, se llegó a la conclusión de que el asesoramiento es una profesión sólo en algunos campos profesionales (como el de las finanzas). En educación, se entiende más bien como una función o una tarea, pero que necesita de una formación específica, hecho con el que coincidimos plenamente. Aún así, nos llama la atención la mención a distintas aspectos elementales y complementarios a la formación específica ya que no aludimos a ninguno de ellos, aunque sí abarcamos la necesidad de la experiencia en el ámbito asesorado. Tales elementos son:

-          Observación – diagnóstico.

-          Formación continúa.

-          Escucha activa.

-          Trabajo en red y cooperativo.

-          Formación en comunicación y expresión.

-          Capacidad en liderazgo.

 

Por último, la cuestión 5: contraste con otras fuentes, fue la cuestión que más interpretaciones trajo consigo ya que algunos grupos se limitaron a aportar bibliografías y otros hablaron de las distintas definiciones encontradas. De esta forma, se puede afirmar que el grupo clase, en su totalidad, no comprendió el apartado, que consistía en contrastar distintas definiciones utilizadas, así como con las distintas fuentes bibliográficas. En nuestro caso, aportamos tres definiciones de las que extrajimos puntos en común para, posteriormente, compararlas con nuestra propia definición.

Finalmente, cabe indicar que en el aula se aportaron autores primordiales para el campo del asesoramiento y que conviene tenerlos en cuenta en futuras ocasiones de estudio y análisis, siendo algunos de estos; Escudero, Romero, Monedeo, Solé, etc.