Raquel Souto López

Soy una persona que actualmente se está formando para llegar a ser una futura psicopedagoga y que con anterioridad estuvo en la titulación de Educación Infantil puesto que me gustaría dedicarme al ámbito de la educación.

Páxina 10.

Páxina 10.

Última actualización de en Raquel Souto López

TAREFA GRUPAL: MODELOS DE ASESORAMENTO E ORIENTACIÓN.

Tras un profundo análisis y debate grupal, debido a que nos hemos encontrado un amplio abanico de contenidos y una vasta y compleja clasificación de los modelos y enfoques existentes, tanto a nivel de orientación como de asesoramiento; hemos decidido tomar como referencia a Álvarez y Bisquerra (1997) para la clasificación de los modelos de orientación, puesto que han sido los autores más estudiados y parece que existe un consenso implícito en cuanto a ésta.

Con respecto a los modelos de asesoramiento, creímos pertinente contar con la clasificación de José Miguel Nieto Cano y Carles Monereo Font e Isabel Solé Gallart por la claridad de sus exposiciones para realizar una breve comparativa, en el siguiente cuadro, en el cual aquellos conceptos que hagan referencia a la orientación se encontrarán en color negro y aquellos que se refieran al asesoramiento en morado y verde, estableciendo, de este modo, una diferencia de color para cada uno de los autores estudiados en relación con el asesoramiento.

MODELOS   TEÓRICOS

Enfoques   no psicológicos

 

Accidente o factores casuales

 

Factores económicos

 

Factores sociológicos

Enfoques   psicológicos

 

Modelo de rasgos y factores

 

Modelo psicodinámico

 

Evolutivo de E. Ginzberg.

 

Toma de decisiones

Enfoques   globales

 

Modelo socio psicológico de P. M. Blau.

 

Modelo tipológico de Holland

 

Modelo socio – fenomenológico de Super

 

Modelo de aprendizaje social para la toma de   decisiones de J.D. Krumboltz

MODELOS   DE INTERVENCIÓN

Modelos   Básicos

Modelo Clínico (Counseling)

 

 

Modelo de intervención (Nieto Cano J.M)

 

 

Puntos en común: será el   profesional experto/a quién toma las decisiones.

Asesoramiento

Psicopedagógico con enfoque clínico o individual   (Monereo, C. y Solé, I.)

Puntos en común: carácter   remedial y reactivo.

Modelo de Programas

 

Modelo de Consulta

 

Modelo de facilitación (Nieto Cano J.M).

 

 

Puntos en común: en ambos   casos se ayuda a que la persona encuentre la solución al problema potenciando   su autonomía.

Modelos   Mixtos

Modelo Psicopedagógico

 

Modelo de colaboración (Nieto Cano J.M)

Puntos en común: existe   interdependencia entre las partes.

Asesoramiento Psicopedagógico con enfoque comunitario   o colaborativo (Monereo, C. y Solé, I.)

Puntos en común: la   intervención se realiza en un contexto, teniendo en cuenta a toda la   comunidad.

Es necesario aclarar que en la clasificación propuesta por Carles Monereo Font e Isabel Solé Gallart, nos centramos en la dimensión epistemológica, de entre las tres que proponen para establecer los modelos de asesoramiento psicopedagógico, aún así resulta interesante presentar las otras dos, que, como veremos, guardan relación con la seleccionada para el cuadro.

La segunda dimensión propuesta se centraría en los ámbitos de intervención, dando lugar a dos posibilidades:

a) Intervención individual: el asesor/a centra su atención en algún elemento específico del sistema escolar, preferentemente el alumno/a.

b) Intervención dirigida al sistema: sería la que se llevaría a cabo desde el enfoque colaborativo presentado desde la dimensión colaborativa. En este caso se actuaría sobre los diferentes subsistemas que componen el centro (equipo de gobierno, equipo de profesores, grupos-clase y familias).

La tercera y última dimensión contemplaría el tipo de relación laboral y profesional que se mantiene con la institución, dando lugar a dos modalidades:

a) Situación contractual del asesor/a: dentro de esta modalidad podríamos encontrarnos con tres posibilidades, siendo la primera de ellas la del asesor/a que trabaja por cuenta propia, la segunda estaría representada por el profesional que está contratado de forma temporal y de la última formaría parte aquel asesor/a que ha conseguido una plaza en propiedad dentro de la administración pública.

b) Proximidad del asesor/a con el asesorado/a: en este caso podríamos diferenciar la figura de un asesor/a externo (interviene desde fuera del centro), un asesor/a que forma parte de un equipo psicopedagógico atendiendo a diversos centros y , por último, el asesor/a que forma parte del equipo de profesores/as del centro que atiende.

CONCLUSIÓN

Los modelos de asesoramiento y orientación parecen presentar puntos en común, tanto en relación a los destinatarios como en el planteamiento llevado a cabo en las intervenciones. De todos modos, parecen vislumbrarse ciertas diferencias entre orientación y asesoramiento, así, por ejemplo, el orientador /a se sitúa dentro del centro, existiendo una figura que lo encarna dentro del propio Departamento de Orientación, mientras que el asesoramiento puede llevarse a cabo desde diferentes espacios de acción, y no necesariamente desde el interior del mismo. Por otra parte, si consultamos del Decreto 120/2008, que regula la Orientación educativa y profesional en la Comunidad Autónoma de Galicia, podremos apreciar como muchas de sus funciones se dirigen hacia la atención a la diversidad, el apoyo al alumnado en momentos de cambio, la información sobre posibilidades académicas y profesionales, la orientación laboral y profesional, prevención de problemas y dificultades en el desarrollo y aprendizaje, participación en la elaboración de materiales curriculares, elaboración de programas de intervención,…habiendo muchas menos funciones dirigidas al resto del profesorado y conjunto de la comunidad. Si bien éstas podrían ser algunas de las características que definiesen las tendencias de los roles del asesor/a, que pretenden una mejora del sistema de forma general, sin centrarse en ámbitos tan específicos como para el caso del orientador/a. De todas formas tendremos que tener en cuenta el origen de ambas tareas como un elemento a considerar como posible causa de las diferencias entre los dos campos, así, para el caso de la orientación, el origen parece situarse en el aspecto vocacional y profesional, a partir del cual fue ampliando su actuación hacia otras áreas, al mismo tiempo que actuaba sobre grupos cada vez más numerosos. Por su parte, el asesoramiento llega desde campos tan diversos a los centros educativos como la psicología, el desarrollo organizativo, la educación especial, la orientación o el trabajo social y el desarrollo comunitario (Escudero y Moreno, 1996; Rodríguez, 1996. Citado por Jesús Domingo Segovia, 2003), lo que podría establecer diferencias claras de acciones entre ambos, siendo, como parece, más limitadas para el caso de la orientación y mucho más amplias para el asesoramiento, a pesar de que en la actualidad exista una mayor tendencia a abrir los campos de actuación del orientador/a.