7. REDES.

7. REDES.

Última actualización de en Adrián Fernández

En esta séptima subpágina, nos vamos a encontrar con un espacio donde recopilaremos las últimas entradas al blog. Estas entradas, están dedicadas al amplio concepto de las redes.

En un primer momento, diferenciaremos los diversos tipos de redes con las que nos podemos encontrar, diferenciando especialmente entre dos. En la primera entrada profundizaremos sobre la importancia de las redes locales y como gracias a estas, los centros educativos pueden “trabajar en red”. Mientras que en las dos entradas restantes, nos introduciremos en el uso de las redes sociales educativas, incidiendo en el gran potencial didáctico y pedagógico que en ellas se esconde tras su correcto uso.

 

“EL TRABAJO EN RED” DENTRO DE LOS CENTROS EDUCATIVOS

"EL TRABAJO EN RED" DENTRO DE LOS CENTROS EDUCATIVOS

 

Al analizar los diferentes recursos e infraestructuras con los que suelen estar dotados los diferentes centros educativos, he recordado el servicio interno de red local del que se suelen servir en la actualidad la inmensa mayoría de centros. Este servicio, la verdad es el gran desconocido tecnológico, aunque en realidad, es muy necesario y de suma importancia para el desarrollo de la vida cotidiana del centro, como para sus usuarios.

Es por tanto que a través de esta nueva entrada, intentaré realizar a un acercamiento ante esta realidad tan poco conocida.

 Así que al hablar de “trabajo en red” en el entorno educativo, conviene diferenciar entre dos ámbitos muy diferentes:

- Por un lado, están las redes de área local de los centros escolares, que no suelen estar comunicadas entre sí, y que por tanto limitan el trabajo en red al interior del mismo.

- Mientras que por otro, esta la “Red”, es decir, Internet, con sus inmensas posibilidades de intercomunicación y difusión de la información.

No obstante, conviene no pasar por alto la existencia de redes locales en los centros escolares, ya que estas, ofrecen un gran potencial educativo, que frecuentemente se encuentra desaprovechado.

En cuanto a las diferentes posibilidades que ofrece el trabajo en la red del centro escolar, podemos decir que en la actualidad, la mayor parte de infraestructuras tecnológicas de los centros educativos, que cuenten con un área local  con acceso a Internet, permiten que los equipos informáticos, ya sean tanto manejados por sus profesores como por los  estudiantes, tales como ordenadores, impresoras y todo tipo de dispositivos con conexión local o por wifi, puedan comunicarse entre sí y compartir valiosos recursos.

Hoy en día, también es verdad que la dotación de los recursos en cada centro es una realidad muy variable en comparación a otros, pero suponiendo que un centro esté dotado de una infraestructura básica pero actualizada, se puede permitir llevar a cabo un sinfín de tareas y actividades necesarias en el propio entorno escolar, tales como:

  • El almacenamiento, la compartición y distribución de documentos y ficheros.
  • La impresión y el escaneado de documentos en red.
  • La realización de copias de seguridad.
  • El trabajo con aplicaciones y servicios en la red de área local, tales como servidores web, servidores de correo electrónico, servidores de dominio, servidores de aplicaciones, etc

También hay que destacar, que estos servicios que acabamos de citar, facilitan enormemente el desarrollo diario del centro, así como para las tareas profesionales de los docentes y para las actividades didácticas en las que participan los alumnos.

Entre otras muchas posibilidades, permiten que multitud de servicios y aplicaciones se reproduzcan en la red de área local, dentro de entornos controlados que protegen la privacidad de los usuarios del centro, a la vez que son muy seguros contra posibles ataques externos.

 Por lo tanto, los recursos, materiales y aplicaciones que se almacenan y gestionan en las redes de área local ofrecen otras ventajas adicionales:

  • Ofrecen un acceso más rápido y eficiente que si se hiciera mediante una conexión a Internet.
  • Ahorran ancho de banda, un bien siempre escaso ante las necesidades crecientes de los centros educativos.
  • Se pueden utilizar sin las restricciones legales a las que los usuarios están obligados si pretenden su difusión pública.
  • Son reutilizables y modificables en condiciones controladas.
  • Se pueden localizar con más facilidad que los recursos de Internet, cuyas  URLs pueden desaparecer sin previo aviso.

En cambio, también hay que hacer una mención especial a que la principal limitación que tienen los centros educativos a la hora de obtener todo el rendimiento posible de las redes de área local es la falta de personal cualificado para las tareas de instalación, configuración y administración de sistemas, que exigen conocimientos muy específicos, por lo cual el pleno aprovechamiento de este recurso suele ser minoritario. Esta es también una de las razones de que los centros y los profesores prefieran los recursos disponibles en la Red, a menudo más intuitivos y fáciles de manejar, y para su disfrute basta con tener una buena conexión a Internet.

Por tanto y a modo de conclusión, me gustaría saber cuántos de nuestros compañeros, conocían la importancia del “trabajo en red”, a través de la red de área local de los centros educativos, como su enorme importancia y utilidad, ya que en la triste realidad, como hemos podido saber, ya sea por la falta de un cuerpo de profesionales de la informática, que gestionen, actualicen y resuelvan los problemas cotidianos con los que un centro educativo y sus usuarios se puedan encontrar. Así como por la falta de implicación y conocimientos técnicos por parte de los docentes en esta materia, por lo que consecuentemente estos, prefieran utilizar en su inmensa mayoría, los servicios y recursos que ofrece internet (más sencillos y al alcance de todos), relevando a las áreas locales a un segundo plano, encontrándose actualmente un gran número de ellas desaprovechadas.

Esto es una pena, porque la verdad, es que hay una gran inversión por parte de la administración y de los contribuyentes, en cuanto a cableado de red, diferentes recursos, materiales… en desuso, al igual que otros muchos servicios, herramientas y demás dotaciones. Lo triste, es que una vez más, es que esto ocurra, por falta de apoyo y formación de los diferentes profesionales y usuarios de los centros educativos. Ya que si trasladamos esta misma realidad a otras organizaciones, como son los centros médicos en cualquiera de su diferentes clasificaciones (hospitales, ambulatorios, urgencias, atención primaria…), podremos darnos cuenta de que llevan años utilizando sus propias redes locales con grandes resultados, ya que estas, tanto reciben un buen apoyo técnico, por parte de los informáticos, como por los diferentes profesionales que trabajan en ellos.

Es por tanto, que una vez más rozamos el colmo en materia educativa, ya que en mi opinión, estos servicios, al igual que muchos otros, no se utilizan correctamente o se les saca más partido, por falta de programas de formación e implicación de los diferentes profesionales implicados, así como desde la administración. ¿Para qué nos dotáis con algo, sino nos vais a enseñar ni a exigir su funcionamiento?, es por tanto cuando la inversión se convierte en nula.

 

http://propuestastic.elarequi.com/propuestas-didacticas/el-trabajo-en-red-y-las-redes-sociales/

 

 

LAS REDES SOCIALES EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

LAS REDES SOCIALES EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

Otra temática actual y curiosa que me gustaría tratar, a través de una nueva entrada al blog, es el de las redes sociales. Ya que este, es un término social que ha revolucionado el panorama actual, del que todo el mundo habla, desde los medios de comunicación, hasta la gente en la calle. Por lo que no es de extrañar, que cada día aumenten tanto el número de tipos de redes sociales, como de usuarios.

Este fenómeno es tal, que las propias redes sociales se han adentrado en diferentes panoramas, siendo de lo más normal que los políticos, deportistas, artistas, científicos… publiquen a través de sus redes: tweets, bios, vídeos, mensajes en sus muros… y que estos sean leídos y recibidos por sus seguidores. Pero lo que realmente nos atañe, en este blog, es lo relativo al panorama educativo. Es más, cualquier persona que esté leyendo ahora mismo esta entrada, lo está haciendo a través de la red social del grupo de investigación Stellae de la USC.

Por lo tanto, lo que quiero decir con esto, es que la utilización de redes sociales dentro y fuera de las aulas, en lo relativo a la educación, es una realidad tangible. Revolucionando de esta forma los sistemas tradicionales conocidos.

Después de realizar esta breve introducción, y ya para adentrarnos, en esta temática, creo que puede ser interesante, realizar una aproximación en cuanto a su definición y a sus funcionamientos:

En sentido amplio, una red social es una estructura formada por personas o entidades conectadas y unidas entre sí por algún tipo de relación o interés común, ya sea por parentesco, amistad, ideología, lengua, nacionalidad, aficiones, etc. Por lo que desde hace unos años se ha trasformado en un significado mucho más específico del concepto de “red social”, ya que ha pasado a designar aquellos servicios de Internet, especializados en permitir y fomentar relaciones entre las personas.

Aunque más concretamente, hay que destacar, que el aspecto de la relación social en Internet comienza a llevarse a cabo, a partir de la auténtica eclosión social de la Red. Esta, se ha producido a partir del desarrollo del fenómeno de la Web 2.0, cuyos principios y tecnologías se trasladan hacia un fenómeno social, a través de los cueles, los usuarios comienzan a compartir sus experiencias, así como la necesidad de pertenecer a un grupo determinado dentro de un espacio web.

Una vez aclarado dicho concepto, vamos a centrarnos en el funcionamiento de las redes sociales. Este se establece mediante las acciones de los usuarios, que interaccionan entre sí. La actividad social comienza con el registro y la creación de una cuenta, tras lo cual es posible personalizar el perfil y enviar solicitudes a otros miembros de la red para establecer una relación. Los usuarios que aceptan la solicitud se convierten en miembros de la lista de contactos de quien ha solicitado la relación, y viceversa. Una vez que los usuarios han establecido un vínculo, ya pueden relacionarse mediante diversas prácticas, entre las cuales hay que destacar las siguientes:

  • Compartir contenido: documentos, fotos, vídeos, enlaces a páginas web, música, noticias, etc.
  • Enviar mensajes a otros usuarios; los mensajes pueden ser públicos o tener una difusión limitada, que se ajusta a distintos tipos o niveles de privacidad.
  • Participar en aquellos juegos sociales y actividades que ofrezca el servicio.
  • Comentar el contenido compartido por otros usuarios.
  • Publicar eventos para anunciar acontecimientos a la red personal de contactos.
  • Hablar en tiempo real con uno o más usuarios mediante chat o algún sistema semejante de conversión grupal.
  • Participar en foros.
  • Crear grupos exclusivos para determinados contactos.
  • Publicar comentarios en el perfil o espacio personal de otros usuarios.

 

Por otro lado, en cuanto a su clasificación, podemos decir que en la actualidad, existe una enorme variedad de las redes sociales, por lo que a la hora de realizar una clasificación, es una tarea bastante complicada. Esto lo podemos comprobar a través del siguiente mapa conceptual, realizado por el profesor Juan José de Haro, recogido en su libro Redes sociales para la educación (Madrid, Anaya Multimedia, 2010).

                  image

 

 

Después de observar este esquema, nos podemos dar cuenta, de dicha complejidad. De ahí que haya escogido la clasificación que propone Isabel Ponce, por su sencillez y brevedad, sobre las diferentes redes sociales:

- Redes horizontales: no tienen una temática definida y están dirigidas a un público general.

Los ejemplos más conocidos de redes horizontales son Facebook, MySpace, Tuenti…

- Redes verticales: son redes especializadas, para personas con afinidades determinadas. Dentro de de las redes verticales se pueden establecer, a su vez, otras clasificaciones, y así podemos clasificar los servicios de redes sociales en función de su temática, su actividad, el tipo de contenido compartido, etc.

En cambio  los ejemplos de redes verticales más conocidos son LinkedIn (red para profesionales, Internet en el Aula (red para docentes patrocinada por la administración pública), Twitter y Tumblr (microblogging), Flickr e Instagram (fotografías), Youtube y Vimeo (vídeos)…

Por último, si nos centramos en los servicios y aplicaciones en los que podemos apoyarnos, para reforzar nuestras clases, o aconsejar a otros profesionales del sector educativo a través de las redes sociales, tenemos que tener en cuenta, que muchos de los servicios de redes sociales que hemos mencionado  anteriormente, pueden ser utilizados provechosamente en la actividad educativa.

MUY IMPORTANTE: (a la hora de trabajar con el alumnado, a través de las redes sociales).

No obstante, hay que tener en cuenta que el entorno escolar presenta circunstancias particulares,  por lo que la necesidad de respetar la privacidad de la relación profesores-alumnos, el cuidado de la imagen pública de los estudiantes, especialmente si son menores de edad, la protección de los datos digitales,  que imponen un cierto grado de condicionamiento a la labor de los docentes, y que por tanto hacen aconsejable la utilización de servicios y aplicaciones específicamente destinados al uso educativo.

A continuación podemos ver algunos de entre los más populares y potentes recursos educativos:

- Plataformas para crear redes sociales: son servicios ya existentes en la Red, que permiten definir una red social mediante la correspondiente operación de alta.  Aunque existen servicios gratuitos, los más potentes y capaces son de pago.

Algunos de los más conocidos son Diipo, Edmod, Edu 2.0, EducaNetwork, Gnoss, Grou.ps, Ning, RedAlumnos, Redes Sociales Educativas, Schoology, Shoutem, SocialGo…

- Mientras que aplicaciones con funcionalidades propias de una red social, que requieren ser instaladas en un servidor propio. La mayoría son gratuitas, pero requieren conocimientos avanzados de instalación y administración de sistema. Entre ellas podemos destacar: BuddyPress, Elgg, OpenAtrium, Oxwall y Social Engine.

 

Para concluir, me gustaría recordar,  que el uso de las redes sociales, en el ámbito educativo ya es una realidad y no una utopía.  En la que cada vez, están confiando más docentes, ya que son los propios resultados los que abalan estas prácticas, siendo estos cada día más positivos, demostrado el alumnado, por su parte, una gran implicación y responsabilidad en las tareas desarrolladas a través de estas herramientas. Por lo tanto, desde aquí me gustaría, animar al profesorado de las etapas básicas, a que trasladaran y adaptaran estas prácticas a sus aulas, ya que desde lo que hemos podido probar desde la universidad, en mi opinión el resultado general, es de un éxito rotundo.

 

http://propuestastic.elarequi.com/propuestas-didacticas/el-trabajo-en-red-y-las-redes-sociales/

 

 

 

BREVE RESEÑA SOBRE EL POTENCIAL DE LAS REDES SOCIALES EDUCATIVAS

BREVE RESEÑA SOBRE EL POTENCIAL DE LAS REDES SOCIALES EDUCATIVAS

                                                          image

 

En relación a la entrada anterior, sobre el uso de las redes sociales en los centros educativos, he consultado diferentes fuentes de información, por lo que me gustaría realizar una breve reflexión sobre el potencial educativo de las mismas.

Como ya veníamos comentando anteriormente, el uso de las redes sociales en educación ya no es una utopía, sino una realidad tangible, a la que cada día, se animan a probar más y más docentes, ya que el trabajo en las aulas apoyado con servicios, herramientas y aplicaciones de redes sociales educativas ofrece una serie de ventajas asombrosamente perceptibles desde el punto de vista educativo:

  • Una de las grandes ventajas, es que permiten que el profesor que utilice estos recursos, enseñe a sus estudiantes a adquirir un importante grado de autonomía, es decir, adquirir capacidades para que se valgan por sí mismos. Sin que estos, dejen de seguir aprendiendo en este mundo tan cambiante.
  • Otra característica importante, es que ofrecen herramientas interactivas y eficaces para llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje. Además, de incluir, la integración de herramientas y aplicaciones tan útiles como son los foros, blogs, chat, email, mensajería electrónica… Es por tanto, que la utilización de las redes sociales en el aula, son el espacio idóneo, para practicar con estas herramientas.
  • Otra curiosidad, es que no solo permiten la transmisión de conocimientos y la colaboración entre personas, sino que, además, desarrollan competencias tecnológicas imprescindibles para operar en contextos diversos y complejos. Tan necesarios y demandados en la sociedad de la información actual, en la que vivimos.
  • De cara hacia un futuro profesional, o incluso de cara a las relaciones sociales, hacen posible que los estudiantes que trabajen con redes sociales, puedan desarrollar habilidades y aptitudes tales como la socialización, el trabajo en equipo o la importancia de compartir.
  • El utilizar las redes sociales dentro del ámbito educativo, está demostrado que ayudan a profesores y estudiantes a tomar conciencia sobre la importancia de los procesos sociales de participación, la formación de la opinión y la toma de decisiones que caracterizan a una sociedad avanzada y democrática.
  • Permiten al alumnado, que sean ellos mismos los que gestionen y construyan su propio conocimiento. De este modo, los procesos cognitivos evolucionan a través de la transformación y manipulación de la información, desarrollando lo que se conoce como capacidades cognitivas de alto nivel, tales como el razonamiento, la capacidad de síntesis y análisis y la toma de decisiones.
  • Otra mejora que aporta el uso de la rede sociales educativas, es que ofrecen inmensas oportunidades para la difusión de la actividad educativa e institucional realizada en los centros educativos. Pudiendo, a través de su difusión compartirlas con el resto de la comunidad (padres, compañeros, diferentes profesionales, otros centros…).
  • Otro aspecto a destacar, es que desde el punto de vista del profesorado, constituyen una magnífica oportunidad para el aprendizaje, la formación permanente y el desarrollo profesional.
  • En relación a la formación del profesorado, el trabajar en el ámbito escolar con las redes sociales,  son un escenario positivo, cada vez más frecuente de intercambio de experiencias, noticias y contacto personal. Sobre todos estos aspectos, están relacionados con los Entornos y Redes de Aprendizaje Personalizados (PLE-PLN).

 

Es por tanto que a través de la publicación de esta entrada, me gustaría reivindicar los aspectos positivos, del correcto uso de las redes sociales en el ámbito educativo, independientemente de cuál sea la etapa educativa en cuestión.

Por último, me gustaría finalizar con una serie de cuestiones sencillas, como saber cual es vuestra opinión, acerca de esta temática, a la vez de que si fuerais docentes, saber si os apoyarías en ellas para llevar a cabo diversas actividades.

 

http://propuestastic.elarequi.com/propuestas-didacticas/el-trabajo-en-red-y-las-redes-sociales/el-uso-educativo-de-las-redes-sociales/