Avanti! ¿hacia lo desconocido?

Avanti! ¿hacia lo desconocido?

Última actualización de en maria jares

El océano es muy muy grande, inmenso incluso... y las direcciones o caminos que podamos coger pueden llegar a se muy variados, del mismo modo que lo es la información que disponíamos para elaborar el contino de este E-portafolios. Elegir dirigirse hacia un lado o otro podía deberse a varias variables:

Por un lado a la fuerza del viento, podías dejar que te llevara por donde fuera tocando, sería un camino fluido, podían existir  ráfagas más fuertes y momentos de calma, pero la cuestión era dejarse llevar.

Existía, por el otro lado, la opción de tomar una dirección, aunque no estuvieras muy seguro y fuera algo a ciegas, pero era tu propuesta y decidías que  ibas a defenderla, a seguirla. Remar hacia una idea concreta, aunque sea a contraviento, que podría condicionar el resto de las acciones, pero era una opción muy válida ya que en esta vida se debe tomar la iniciativa. En este punto aparece un nuevo factor, y es el caso de naufragar con algún compañero, es importante la comunicación, llegar a acuerdos, entenderse, para poder remar eficazmente y no terminar dando vueltas en círculo en caso de qeu cada uno hiciera lo que creyera son contar con el otro.

Al emprender esta travesía se crearon en todos nosotros importantes expectativas, nacidas de las ideas preconcevidas que todos teníamos. Algunas de ellas se parecerían mucho a la realidad en la que nos desenvolveríamos y otras, por el contrario, nos descubrirían nuevos mundos. Mi punto concreto de partida fue este, si el trayecto era una gran incognita, era necesario empezar con una importante pregunta.

 

¿Se necesita innovación en la educación?