B. Introducción

 

image


¿Recordáis que es lo que sucedía cuando vuestras antiguas televisiones analógicas perdían la señal? La pantalla se llenaba de puntos grises y negros. No se distinguía ninguna forma ni sonido claro en el interior de esa pantalla. 

Pues bien, así es como empecé mi andadura por este territorio hasta ahora totalmente desconocido para mí. Sentada delante de una patalla que no me ofrecía más que el inicio de algo que todavía estaba por determinar. No reconocía nada de lo que me estaban a hablar. Si ya el nombre de la materia de Tecnología Educativa resultaba bastante desconcertante para mí, la denominación de esta nueva metodología de trabajo rompía todos mis esquemas.

¿e-portafolio? Miles de dudas vinieron en manada a mi mente cuando oí esta palabra. ¿En qué consistía esa forma de trabajo? ¿De qué temas tendríamos que hablar? ¿Se trataba de realizar una exposición de un tema o de una reflexión sobre el mismo? ¿Con qué tipo de archivos debía trabajar?

Pero en qué lio me he metido! ¿Dónde están los apuntes y los exámenes tradicionales? 

Durante las primeras sesiones de clase se nos explicó más detalladamente en qué consistía esta metodología, y en la pantalla empezaron a distinguirsee de manera tímida diferentes imágenes que que llegaban a mi mente de manera confusa. Sería durante la primera toma de contacto con la red social Stellae cuando todo empezó a cobrar sentido. Ahora ya sabía que era lo que la pantalla me mostraba: una plataforma donde poder compartir mis impresiones e indagaciones realizadas, y a la vez conocer las de mis compañeros. De este modo iriamos poco a poco, guiados por la profesora, ampliando nuestros conocimientos sobre la materia.

Enfrentarse al blog por primera vez fue algo dificil para mí, ya que todavía persistían dudas en mi cabeza: ¿sobre qué voy a escribir? ¿Dónde voy a informarme? ¿Lo habré entendido bien? Por ello puedo decir que, debido a ese pequeño temor que me invadía comencé un poco tarde a darle vida a mi e-portafolio. Pero una vez introducida me di cuenta de una cosa, las imágenes que se formaban y el sonido eran mucho más claros y definidos..¡Me había pasado a la televisión digital!

image

Ahora la señal era mucho más intensa, todo era cada vez  más conocido para mí y los canales de información, más abundantes y variados.

 

Lo había conseguido, ahora era dueña de mi propio aprendizaje. Elegía lo que quería ver en el lugar, momento y medio que yo eligiese.

Los temas también eran cosa mía, presentándolos de la manera que considerada más apropiada y mediante los recursos que quisiera.

Todo estaba personalizado a mi gusto.