G. La llegada. ¿He llegado a mi destino?

             Como comentamos el primer día de clase,  no hay una única manera de entender la tecnología de este modo, a continuación, expongo una reflexión de todo lo que para mí ha significado la materia de Tecnología Educativa.

            Remontándome a los primeros días de clase, pienso que, en un principio no entendí correctamente lo que se debía plasmar en el blog. Ya que yo subía noticias relacionadas con la tecnología que a mí me transmitían algo y me hacían reflexionar, comentaba en los blogs de mis compañeros expresando mi punto de vista, consultaba diferentes webs, etc. y pensaba que estaba realizado un buen trabajo.

            El día que recibí la evaluación del portafolios vi que no era exactamente así. A pesar de que el resultado no fue negativo, no era lo que yo esperaba. Sin embargo, la profesora me animó a continuar y me dio unas indicaciones.

            Este feedback entre ella y yo me ayudó a ver lo que yo no veía. Me faltaba reflejar lo que estaba adquiriendo, tenía que leer y documentarme más antes de dar mi opinión, ya que me tendría que posicionar desde el punto de vista de un profesional a la hora de opinar sobre algo y no sólo desde mi opinión personal.

            ¿Por qué nos resulta complicado llevar a cabo la metacognición? En mi evaluación la profesora me decía que me quedaba ahí, cerca, a las puertas pero que no llegaba a evidenciar mi propio proceso de aprendizaje. ¿Qué me supuso esto? Pues me plantee un cambio. Interioricé que o bien no lo estaba haciendo correctamente o no encontraba la manera de reflejar lo que estaba aprendiendo en esta asignatura.

            La metacognición es una tarea compleja, que requiere reflexionar y conocer lo que estas aprendiendo, es decir, llegar a conocer lo que sabes y lo que no, y esta es una de las materias en la que más se nos exige esto.

            Para mí éste fue el punto de inflexión de mi portafolios. El momento en el cual comprendí verdaderamente lo que se pedía que hiciésemos. A partir de ahí, opté por completar más mis entradas, buscar más información tanto en libros como en webs fiables y contrastarla antes de escribir. Además cualquier opinión que diese debería de estar justificada.

            Reflexionando me doy cuenta de que tiempo, mucho tiempo es lo que necesito y el que he dedicado a la realización del e-portafolios. Cuando empiezo a leer documentos o a buscar temas sobre los que hablar en él siento que el tiempo se me esfuma sin apenas escribir nada. Este bloqueo a veces me impide que realice un mayor número de entradas.

            Pero ahora, al final del proceso, tengo una visión general desde el primer día hasta el último y, todo el tiempo y el trabajo dedicado se reflejan en el presente e-portafolios. Y seguramente no sea un trabajo perfecto pero me siento satisfecha con lo que he trabajado en mi E-portafolio. En él he incorporado todo lo que ha sido más significativo para mí de esta asignatura y que, por lo menos, todo lo que he reflejado en mis entradas lo he interiorizado y lo he transformado en conocimiento.

            Intentando responder a la pregunta de ¿Qué ha significado para mí este viaje? Diría que he tenido la oportunidad de descubrir un ámbito que desconocía totalmente y sobre todo he podido trabajar con una metodología distinta a lo que estaba acostumbrada.

            Por eso, quiero mencionar que en la última entrada de mi blog he realizado una reflexión sobre lo que me ha significado el E-portafolio. En ella expreso como me he sentido trabajando en la red social Stellae:

¿Qué me ha significado el E-portafolio?

         Planteo la presente entrada como la última de mi e-portafolio, ya que el tiempo pasa y la asignatura de Tecnología Educativa, como todas, ha llegado a su fin. En este caso, el tema escogido para dar por finalizado mi trabajo en la respectiva materia es el propio e-portafolio.   

 imagen e-portafolio

 

             Recuerdo que desde la primera clase expositiva, se nos planteó que cada uno de nosotros poseería  un espacio personal, en el cual tendría la posibilidad de incorporar las evidencias de su proceso de aprendizaje. Es decir, todo lo que uno busca, elabora, las dudas y reflexiones que tiene, etc. y, a la par, poder subir archivos, imágenes, vídeos, hacer comentarios a los compañeros o escribir tweets.

             Al principio, no lograba entender el concepto de e-portafolios o portafolios electrónico en sí. Es decir, yo sabía lo que era un portafolios, ya que en otras asignaturas lo había realizado, pero esto era diferente. Sin embargo, a medida que pasaron las clases y entré en contacto con la red social Stellae le fui viendo el sentido.

            Antes de continuar con mi reflexión me gustaría incluír la concepción de portafolio que exponen Barberá et. al. (2009):

            “Entendemos el portfolio como un sistema de evaluación integrado en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Consiste en una selección de evidencias/muestras (que forman un dossier o una carpeta) que tiene que recoger y aportar el estudiante a lo largo de un período de tiempo determinado y que responde a un objetivo concreto. Estas evidencias (certificados acreditativos, fragmentos de películas, entrevistas, actividades académicas, apuntes, trabajos de asignaturas, entre otras) permiten al alumno demostrar que está aprendiendo, a la vez que posibilitan al profesor un seguimiento del progreso de este aprendizaje”.

            En nuestro caso, las evidencias no se recogen en una carpeta, sino que será el blog de la red social Stellae el que refleje todo nuestro trabajo y el tiempo también está predeterminado, ya que se corresponde con el establecido por la universidad para este segundo cuatrimestre. Además de esto, cabe decir que las evidencias que se muestren deben ir acompañadas de una reflexión y justificación que manifieste que somos conscientes de su importancia y del porqué de su elección.

            Según expone Klenowski (2005):

            “El uso del portafolios para el aprendizaje y la evaluación, se está convirtiendo en algo popular a nivel internacional. Artistas, escritores, fotógrafos, agentes publicitarios, modelos y arquitectos han utilizado tradicionalmente los portafolios para presentar sus trabajos y los ejemplos de sus obras más importantes. Hoy los portafolios están presentes en todas las etapas educativas y en el desarrollo profesional, tanto en el aprendizaje como en la promoción  y la evaluación. Un trabajo de portafolios puede usarse para el desarrollo y la valoración del conocimiento de una asignatura, para la adquisición de habilidades de enseñanza y prácticas reflexivas, así como para la preparación profesional y vocacional”.

            Siguiendo esta idea, es en el contexto de la universidad, en el cual se emplea el recurso del portafolio, en nuestro caso en la materia de Tecnología Educativa. La universidad, como institución de educación terciaria debe adaptarse a los cambios sociales y tecnológicos a los que está sometida, con lo cual se ve obligada a actualizarse. Con actualizarse me refiero a no emplear solamente la metodología de evaluación tradicional como es el examen y animarse a incorporar el e-portafolios.

            Por otro lado, partiendo de la idea de Barajas y Álvarez, (2003:15)  “El objetivo básico sería el lograr que el alumno se involucre en el proceso de construcción del conocimiento, de desarrollo, de evaluación de argumentos y de reflexión”.

            En este sentido, a continuación, expongo la nube de conceptos o también conocida como nube de tags que he elaborado, en la cual recojo todas las palabras que relaciono cuando pienso en mi proceso de elaboración y construcción del e-portafolios. Todas ellas son acciones que me ayudaron en mi proceso de aprendizaje.

nube de conceptos

           Como se puede ver, expongo diferentes palabras como: indagación (ya que tuve que buscar mucha información en la red y en libros), contrastación (de información), participación y cooperación (en los blogs de los compañeros), feedback (tanto con compañeros como con la profesora), autogestión y libertad (a la hora de realizar el trabajo), esfuerzo y sobre todo, las que más destaco son: reflexión, autoevaluación y metacognición.

            Para mí, cualquier contenido trabajado en clase o información de interés que encontraba en la red tenía que pasar por un filtro, éste es el de la reflexión. Antes de publicar nada pensaba, durante un tiempo, si valía la pena, si me aportaba o significaba algo, qué relevancia o relación tendría con la materia, etc, y esto significaba muchas horas de esfuerzo con cada entrada.

            La autoevaluación también es importante para mí porque considero que el e-portafolios exige de nosotros que reflexionemos de manera crítica sobre nuestro aprendizaje y nuestro rendimiento con respecto a esta materia.

            Y finalmente, la metacognición sería el último pilar que considero fundamental en mi proceso de aprendizaje. Esta implica reflexionar sobre nuestro propio pensamiento o conocimiento, y sobre lo que estamos aprendiendo, es decir, llegar a saber lo que nos cuesta más y lo que menos.

 

Dar respuesta a preguntas como:

metacognición       ¿Qué he aprendido?

                                             ¿Me he esforzado lo suficiente?

                                                      ¿Qué es lo que más me ha costado?

                                                                ¿Puedo mejorar algo?

 

               También he de decir, que he pasado por momentos bajos, sobre todo al principio de la materia, en el cual los obstáculos o dificultades que me impedían dar lo mejor de mí eran: el desconocimiento del concepto del e-portafolio y de todo lo que éste implicaría; la inseguridad de no estar a la altura de las circunstancias y pensar en que lo haría mal y el rechazo a una nueva metodología que no fuese la tradicional, a la cual ya estaba acostumbrada.

             Pero, poco a poco, fui conociendo más el funcionamiento de la red social Stellae, y cogiendo la confianza necesaria que me ayudó a superar esas barreras y ver que tenía la oportunidad de realizar una materia de mi carrera empleando una metodología totalmente distinta, y a su vez, enfocada desde otro punto de vista, en la cual se nos daba la oportunidad de conocernos a nosotros mismos y de regular nuestro propio aprendizaje, algo que en otras asignaturas nunca he llegado a realizar.

             Por todo ello, y después de haber tenido esta experiencia, defiendo el uso del e-portafolios por muchos motivos, pero entre ellos destaco que exige que se participe, que se reflexione. Exige mucho esfuerzo y tiempo, exige también que se colabore con los demás, que se escuchen los puntos de vista de otros, etc, es decir, se genera y comparte conocimiento, y por lo tanto el conocimiento que se crea es “abierto” y todo el que lo desee puede acceder a él, y eso, sin lugar a dudas, es un aspecto muy positivo.

             No pretendo repetir lo que se trata en esa entrada pero lo que sí que me gustaría añadir es la importancia de la realización del E-portafolios como futuros pedagogos. ¿Qué nos aporta? Pues bien, de cara a un futuro profesional pienso que es positivo que estemos familiarizados con el empleo de las nuevas tecnologías ya que cada vez estarán más presentes en nuestras vidas y en nuestro trabajo.

            Por otro lado, un aspecto que se nos exigía mucho era el trabajo reflexivo. Pensar y cuestionar toda la información antes de publicarla. Al principio era realmente complicado pero poco a poco se va cogiendo soltura y si nos acostumbramos a esto ahora, en un futuro lo realizaremos con más facilidad.

            En general, la tecnología educativa me ha aportado una nueva visión de la educación. De hecho, recuerdo que el primer día de clase tuvimos que realizar una definición de lo que entendíamos nosotros por tecnología educativa y la verdad es que no sabía cómo definirla.

            Entre todos fuimos diciendo palabras que se identificasen con este concepto como: interacción, entusiasmo, dependencia, deshumanización, redes sociales, globalización, avance, cambio, formación…

            Viendo esto ahora, me doy cuenta de algo, y es que casi todas palabras las hemos tratado en nuestros blogs. Esto quiere decir que, en un principio, ya teníamos una idea de lo que trataríamos en Tecnología Educativa, con lo cual, no íbamos tan desencaminados. Son palabras que para nosotros significan o engloban lo que es la tecnología. Y es así, la tecnología engloba interacción, pero también dependencia y deshumanización. Tanto de los aspectos positivos y negativos nos hemos dado cuenta a medida que ha ido avanzando la materia.

            He de decir que mi visión de la tecnología siempre fue más positiva que negativa, ya que era algo que nos ayudaba a avanzar y nos facilitaba la vida. Sin embargo, tratar diferentes temas o debatir con los compañeros, me ha servido para darme cuenta de que también tiene aspectos negativos como es que crea dependencia, adicción, distanciamiento, etc.

            También quiero exponer que para mi significó mucho pasar de ser una simple consumidora a ser productora, de hecho, ahora con poner mi nombre en Google aparecen todas mis creaciones en Stellae. He conseguido perder ese miedo a exponer lo que pienso a todo el mundo.

 

 yo google

         

        Finalmente, ya para cerrar este trabajo quiero decir que mi viaje como alumna de la materia de Tecnología Educativa ha llegado a su parada final. A lo largo de este trayecto he tenido momentos de desesperación pero también de agradables sorpresas, pero no me arrepiento de haberme subido al tren ya que si no lo hubiese hecho, no hubiese tenido la oportunidad de experimentar todo lo que he vivido y aprendido en estos meses.