Función y Formación docente (segunda etapa)

Con esta segunda etapa pretendí profundizar más en todo aquello relacionado con la definición, función y formación docente, algo que se me escapó en un primero momento.

Para ello, vi necesario crear archivos que contuvieran lo mencionado anteriormente, empezando por su definición:

Definición de profesor.

 

y su función:

"Función y rol docente"

 

Posteriormente, profundicé de lleno en toda aquella cuestión relacionada con la formación docente, para lo cual, además de subir archivos relacionado con ello, quise buscar temas de formación que fueran más allá, es decir, quise ver la importancia de la formación del profesorado en distintos ámbitos, tales como, en situaciones de acoso escolar, nuevas tecnologías, idiomas, resiliencia, entre otros, para ello dejo algunos ejemplos a contianuación:

"Competencias tecnológicas del profesorado en las Universidades Españolas"

El tema que quiero tratar hoy, se centra en las competencias tecnológicas del profesorado español. Para ello, he leído el artículo elaborado por M. Paz Prendes Espinosa e Isabel Gutiérrez Porlán, profesoras de la Universidad de Murcia, las cuales llevaron a cabo una investigación, para conocer el nivel de competencias tecnologícas del profesorado en las Universidades españolas.

A través de este artículo, quiero extraer tres conceptos, que para mi son claves: 

- Competencia docente.

- Competencia tecnológica.

- Estándares.


En cuanto a las competencias docentes, existen varias definiciones como por ejemplo Perrenoud (2007), quien dice  que "El concepto de competencia representa una capacidad para movilizar varios recursos cognitivos para hacer frente a un tipo de situaciones."

o Zabala, 2008, define el concepto como "La capacidad o habilidad de efectuar tareas o hacer frente a situaciones diversas de forma eficaz en un contexto determinado y para ello es necesario movilizar actitudes, habilidades y conocimientos al mismo tiempo y de forma interrelacionada"

Sacamos pues, la idea de que competencia del profesorado, hace referencia a la adquisición, por parte del profesorado, de una serie de habilidades y conocimientos necesarios pasa saber resolver diferentes problemas o situaciones.

Por otro lado, la competencia tecnológica, la cual cobra mayor relevancia en dicho artículo, es definida en éste por varios autores (como Cano, 2005; Monereo, 2005; Hanna, 2002, entre otros) como la capacidad, conocimiento y actitud de uso de tecnologías de la información y la comunicación en sus diversas funciones y contextos de aplicación.

En mi opinión, entre las diferentes competencias que debe poseer el profesorado, ésta posee su importancia, ya que mejora la calidad de la enseñanza del profesor/a, a la vez que responde a las nuevas necesidades educativas, demandadas por esta sociedad del conocimiento en la que vivimos.

Por último, los estándares, se definen como, según y como dicha investigación define, alude a la norma, modelo o patrón de referencia. A través de ésto, se establecerán unas referencias base para comparar y analizar las competencias tecnológicas, en este caso, que obtiene o debería obtener el profesorado.

 

Señalados estos tres conceptos, la investigación, centrada en el profesorado universitario, me ha servido para conocer el nivel de competencias tecnológicas que estos adquieren, y, me he sorprendido al conocer el resultado, pues un alto porcentaje de los encuestados, (un total de 546) afirma conocer los beneficios de las tecnologías para el alumnado, además de usarlas para sus métodos de enseñanza. 

Considero estos resultados positivos, pues significa que el profesorado amplía sus conocimientos y métodos de enseñanza en busca de la calidad, dándole valor a la educación permanente.


En general, la investigación llevada a cabo desde la Universidad de Murcia, es un trabajo óptimo que ayuda a conocer este tipo de realidad sobre el profesorado.Tambien veo oportuno destacar, la ayuda voluntaria de los profesores/as encuestados, pues gracias a ellos, así como a otros, se elaboran dichas investigaciones, las cuales son necesarias para conocer resultados que lleven a mejorar la calidad de la enseñanza.

 

 

Para conocer de forma más detallada dicha investigación: http://www.mecd.gob.es/dctm/revista-de-educacion/doi/361140.pdf?documentId=0901e72b811d3cec (Revista de Educación, Ministerio de Educación y Ciencia)

"Formación del profesorado y género"

Hoy me gustaría reflexionar sobre el papel de las mujeres en la educación y la preparación del docente, sobre la igualdad de género. Para ello, me valgo del artículo "Formación del profesorado y género" (p.199) escrito por la profesora Rocio Anguita, de la Universidad de Valladolid, que aparece recogido en el libro La formación del profesorado en el siglo XXI, publicado en el 2011.

Dicho tema, me parece interesante, pues parece mentira que viviendo en el siglo que vivimos, aún existan ciertas diferencias o desigualdades entre hombres y mujeres en el ámbito educativo, además del nivel profesional y social.

La autora del artículo, deja constancia, tanto a través de ejemplos como de tablas, las desigualdades existentes en educación.  Además, refleja una serie de elementos sexistas dentro del sistema educativo, tales como:

- Existencia de un vocabulario sexista (primacía del género masculino)

- Materiales educativos y currículum androcéntrico (según Moreno, los contenidos de la mayoría de las asignaturas solo se centran en posicionar al hombre frente a la mujer)

- Distribución estereotipada de las niñas y mujeres estudiantes en diferentes ramas y estudios del sistema educativo (mayoritaria participación de las mujeres en el sistema educativo, pero no por ello dejar de existir estereotipos sobre su acceso sobre ciertos estudios o formaciones, como por ejemplo, ingienería, formación profesional, entre otros)

- Distribución estereotipada de las profesoras, por los diferentes niveles y ramas del sistema educativo (priman la profesoras de enseñanza infantil, primaria y de idiomas, mientras que solo existe un escaso porcetaje de éstas en las enseñanzas técnicas)

 

Analizando dichos elementos, veo una gran contradicción en dos aspectos: Existe participación mayoritaria de la mujer en el sistema educativo pero, no está presente en muchas ramas o enseñanzas. ¿Cómo puede ser? Otro dato, es el de que prima la existencia de ésta, en la enseñanza tanto infantil como de primaria. Ahora me pregunto, ¿El acceder a determinadas carreras o enseñanzas, depende solo de la visión y estereotipos que tiene la sociedad sobre la mujer o, por la contra, también depende de la  propia visión que tiene la mujer sobre dichas ramas? es decir, el que existan porcetanjes, tales como, un 35% de mujeres dedicadas a enseñanzas técnicas, ¿es solo culpa del estereotipo que tiene la sociedad sobre pensar que esa rama es de hombres o, también tenemos culpa nosotras por creer en en dicho estereotipo?

Me sorprende ver tanta diferencia los porcentajes de mujeres y hombres que hay en carreras como por ejemplo, la mía, Pedagogía, en la que las mujeres ronderemos el 90% mientras que los hombres el 10% restantes, pero por la contra, si vamos a una facultad de ingienería industrial, lo más seguro es que los porcetajes anteriores, sean a la inversa.

Otra cuestión que me planteo es ¿Dichos estereotipos, tienen que ver con los valores que nos inculcan en la escuela y, por lo tanto, viene a raíz de la formación recibida por el profesorado?

Uno de los elementos que mencionaba Rocío Anguita, es el vocabulario sexista que aparece recogido en los libros de textos y en el trato de los profesores/as cara la clase, pues siempre se generaliza en masculino. Hace un tiempo, una profesora de la carrera nos insistía en la importancia de utilizar ambos sexos en cualquier redactado o trabajo, al igual que en el trato con los demás, pues nos "reñía" al ver que estábamos  muy acostumbrados a generalizar en masculino, tanto, que era algo muy normal el de escuchar y leer solo la palabra alumnos, en lugar de alumnas (ya que somos la mayoría) o alumnos/as.

¿Será este un pequeño factor que forma parte de las desigualdades de género hasta hoy existentes?

Otra idea que resalta la autora, es la importancia de recibir tanto en la formación inicial como permanente del profesorado, la formación necesaria para tratar la desigualdad de la mujer y la perspectiva de género, ya que ésta se trata de forma trasnversal y aparece poco explícita en los nuevos planes de estudio del profesorado.

Estoy de acuerdo con ella, puesto que al igual que se tratan otros temas y se trabaja la educación en valores, pienso que éste, es un tema que hay que explotar tanto en la formación mencionada como dentro de las aulas, pues al fin y al cabo, son los profesores/as quienes influyen en las visiones de los alumnos/as y, considero, que tratar a fondo dicho tema, ayudará a cambiar y mejorar una visión social, que a día de hoy, debería dejar de existir.

 

Para más información sobre dicho artículo: http://edit.um.es/library/docs/books/9788469428412.pdf

 

Un saludo.

 

Beatriz Venancio.

 

Plan de formación del profesorado bilingüe.

En este breve post de domingo, quiero hablar de un plan de formación del profesorado bilingüe que ya está llevando a cabo el Departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón.

Dicho plan, consta de tres partes fundamentales: la primera, se basa en recibir los conocimientos teóricos adecuados, la segunda se trata de pasar dos semanas en el extranjero y la tercera parte, consiste en poner en práctica sus conocimientos elaborando un plan de actividades para el centro.

Esta dirigido a docentes de centros públicos y tiene como objetivo reforzar las competencias lingüísticos de éstos, a la vez que renovar y complementar sus competencias pedagógicas y metodológicas.

Me ha gustado este plan de formación, pues que los gobiernos lleven a cabo proyectos, planes y diversas iniciativas para mejorar cualquier aspecto de la educación, en este caso, mejorar la formación del profesorado, creo que es de resaltar ya que una propuesta de este tipo, muestra interés y preocupación por avanzar hacia la calidad educativa.

Para más información:

http://noticias.lainformacion.com/educacion/profesores/educacion-inicia-el-plan-de-formacion-del-profesorado-bilingue_uMWXW2o7F2wIeGOCX81Vh2/


Un saludo,

Beatriz.

Formación del profesor en situaciones de acoso escolar.

Hoy he leído una noticia, que la verdad, llevo viendo su evolución desde hace unos días en el periódico. Se trata de un supuesto caso de acoso escolar hacia un niño. Los padres decidieron sacar a su hijo del colegio e intentó reunir firmas para que la Xunta les dejase cambiar a su hijo de escuela, lo cual ha sido denegado, pues no creen que existan motivos suficientes para acusar de tal caso, de hecho, la escuela propia ha decidido demandar a la familia por falsas acusaciones.

Sin saber quién miente realmente, este tipo de situaciones se dan diariamente en las escuelas de nuestro país, ya no solo existe violencia entre compañeros, sino que también existen casos de acoso al profesorado por parte de alumnos/as y padres y viceversa, profesores/as que pegan a sus propios alumnos/as (hace poco salía una noticia referido a esto último).

Por ello, me planteo la figura del profesorado ante estos casos, pues considero que el profesor juega un papel importante en estas situaciones. Así pues, ¿Un profesor/a está totalmente capacitado para hacer frente a este tipo de casos de violencia y acoso?, ¿Es la edad  del docente un factor a considerar a la hora de saber solucionar problemas?

En mi opinión, la preparación de los docentes ante este tipo de situaciones, es escasa. Desde la experiencia, he visto, por suerte pocas veces, cómo ante situaciones de acoso entre alumnos/as, los profesores/as actuaban como agentes pasivos y más aún, explicaban que si además, existía algún tipo de pelea justo en la puerta del instituto, no iban a hacer nada. ¿Es para un profesor/a, el límite de la puerta del centro en el que trabajan, el final de sus responsabilidades como tal?

Para mí, un profesor/a no solo debe desentenderse del alumno/a de puertas para a dentro, y menos, si estás viendo una pelea justo en la puerta del centro. El docente, debería tener una mayor implicación en su alumnado, conociendo aquellos factores que puedan perjudicar su rendimiento escolar, por ello, apuesto por aulas con pocos alumnos/as, aunque con la nueva reforma de ley que se quiere llevar a cabo,  la masificación del aula es algo positivo. Discrepo.

Por otro lado, tengo varias compañeras que han terminado sus estudios de magisterio, y comentando con ellas las materias que daban, no había ninguna materia referida a la resolución de conflictos, la cual considero importante para toda formación del profesorado.

Hablando sobre la edad del docente, creo que la experiencia es un elemento que ayuda a saber qué hacer en diversas situaciones, ya no solo en educación, sino en todos los campos. Un profesor novel, que acaba de terminar la carrera, nunca ha vivido bajo su nuevo rol como docente, este tipo de situaciones, por lo que veo más difícil que sepa actuar exitosamente. Algo que entiendo, pero por eso mismo, veo necesaria introducir en la formación del docente materias, como dije, de resolución de conflictos.

Y vosotros, ¿Qué opináis?

Para más información os dejo el link de la noticia, sacada del periódico La Voz De Galicia: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/2013/05/10/colegio-nino-vigues-niega-acoso-escolar-despues-xunta-de-razon/00031368203049586626112.htm

Un saludo.

Beatriz.

Resiliencia.

En una entrada que subí hace un tiempo, hacía referencia a la vocación del profesorado y al malestar de éstos bajo su rol de docente, lo que conllevaba a la petición de bajas.

Me mantengo en la opinión de que el docente es la figura clave de la escuela, una pieza fundamental del puzle de la educación. Por ello, deben ser “entrenados” para poseer la capacidad suficiente y las competencias necesarias que ayuden a hacer frente a los numerosos problemas educativos.

El profesorado, en mi opinión, debe tener muy alta la autoestima y el humor,  pues de este modo, no dejará que problemas relacionados con su trabajo lo depriman, además, creo que también sería necesario trabajar el equilibrio emocional, pues serviría para controlar el estrés.

Todo ello me lleva hasta un término del cual, hasta ahora, no había hecho referencia, se trata pues de la Resiliencia.

¿Qué es la resiliencia?

Se define la resiliencia, como el proceso de adaptación de una persona ante situaciones de adversidad, traumas, amenazas, estrés severo, entre otras.

Expertos, hacen hincapié en que ser resiliente, no quiere decir que la persona no experimente escenarios de angustia y de dolor, pues generalmente, el camino hasta lograr dicho término, es largo y lleno de obstáculos, pues la muerte de un ser querido, problemas financieros, etc., son problemas que marcan a las personas.

Características de las personas resilientes

Las personas resilientes se caracterizan, principalmente, por tres características:

-          Aceptar la realidad tal y como es.

-          Creencia en que la vida tiene sentido.

-          Capacidad de mejora personal.

Además, existen otras características secundarias, pero no por ello menos importante:

-          Saben identificar las causas de los problemas para impedir que vuelvan en un futuro.

-          Tienen la capacidad de controlar sus propias emociones, impulsos y conducta ante diversas situaciones, incluso las de alta presión.

-          Tienen un optimismo realista.

-          Poseen un alto grado de confianza y seguridad en sí mismos.

-          Gran capacidad de empatía.

-          Suelen buscar nuevos retos y oportunidades para lograr más éxito y superación en la vida.

Conducta resiliente  

Según el autor, Joan Vaello, para obtener dicha conducta resiliente, hay que pasar tres fases fundamentales:

1)      Resistencia a la reconstrucción: consiste en aguantar el primer “golpe”, resistiendo y soportando la contrariedad sin romperse.

2)      Reconstrucción: consiste en rehacerse y recomponerse a pesar de las circunstancias adversas.

3)      Fortalecimiento de defensas: con vistas a futuras reapariciones de las mismas adversidades.

Beneficios resiliencia

Según el autor, Richman y Galinsky, alcanzar la conducta resiliente, conlleva a obtener una serie de beneficios:

-          Sobreponerse a las dificultades.

-          Tener éxito a pesar de estar expuestos a situaciones de alto riesgo.

-          Mantener la competencia bajo presión.

-          Saber adaptarse con éxito al alto riesgo.

-          Recuperarse de un trauma ajustándose de forma exitosa a los acontecimientos.

 

Tras conocer la definición de dicho término y conocer también, sus beneficios, me pregunto, ¿Sería beneficioso trasladar el concepto de a la profesión docente?

En mi opinión, éste, debería introducirse previamente a la ejecución del rol docente, dirigiéndome pues, a la formación inicial y no, una vez que aparezcan los problemas, para lo que hago  referencia al dicho popular de “es mejor prevenir, que curar”. De este modo, sería más fácil lograr el camino hacia la consecución total de la conducta resiliente, puesto que todavía, no han aparecido los conflictos característicos del aula, en particular, ni de la escuela, en general, que puedan generar dificultades u obstáculos en dicho camino.

Si el docente fuera capaz de lograrlo, existiría mayor harmonía en dicha profesión, así como en la escuela. Considero que no existirían tantos problemas, ya que una de las capacidades de la persona es saber prevenirlos, y en caso de existir, podrían resolverlos sin la menor dificultad.

En general, considero que dicha conducta es totalmente necesaria en la vida y personalidad de toda persona, ya no solo los propios docentes, pues ésta, nos capacitaría para hacer frente a numerosas situaciones de conflicto y dolor, que normalmente nos ocasionan derrumbamientos o debilidad. La vida se viviría con optimismo y la escuela, no estaría caracterizada por malestar docente y conflictos, sino que, estaría dotado de profesionales de la educación positivos, con iniciativa y con muchas ganas de enseñar.

¿Vosotros qué opináis?

Un saludo,

Beatriz.

 

FUENTES:

-          http://www.apa.org/centrodeapoyo/resiliencia-camino.aspx

-          http://motivacion.about.com/od/psicologia_positiva/a/Que-Es-La-Resiliencia.htm

-          http://books.google.es/books?id=4UIM14rvNgQC&pg=PA51&lpg=PA51&dq=resiliencia+y+profesorado&source=bl&ots=Eqve5EvXpu&sig=2c42QcIuVwwQNR6JCdOo7S88NKc&hl=es&sa=X&ei=nZijUeyqEeaU7QayqoG4DA&ved=0CEgQ6AEwAw#v=onepage&q=resiliencia%20y%20profesorado&f=false

-          http://es.scribd.com/doc/37247668/Resiliencia-comportamientos-y-beneficios

 

Por otro lado, también vi importante e interesante reflexionar sobre autores de actualidad que tienen su propia opinión de la educación. Así pues, me gustó mucho conocer la opinión de Miguel Angel Santos Guerra:

Palabras de Miguel Angel Santos Guerra.

Buenos días, 

El link que a continuación os adjunto:

 es un vídeo de unos ocho minutos de duración, en la que se le realiza una entrevista al catedrático y especialista en educación Miguel Angel Santos Guerra.

Decir, que en tan pocos minutos he podido sacar ideas de cada palabra que ha mencionado. Me parece un profesional, que sabe transmitir con serenidad y argumentación cada idea que expone. Me han parecido muy interesantes las respuestas que ha dado, sobre la educación y el profesorado. Por ello, quiero destacar algunas de ellas.

Nada más comenzar el vídeo, hace hincapié, a través de una metáfora, sobre lo que él considera una buena educación, pues ésta tendría que basarse en tres aspectos fundamentales y que yo comprendo de la siguiente manera:

- Dotar al alumnado de los conocimientos y herramientas necesarias para que éste, construya su propio camino  hacia el aprendizaje y el saber, favoreciendo así, el aprendizaje autónomo.

- Enseñar al alumno a ser capaz de distinguir los conocimientos constructivos y cuáles no lo son.

- Que el alumno comparta sus conocimientos con otros compañeros.

Otra de las ideas que comparto, es la crear una escuela transformadora y NO reproductora. El sistema educativo que tenemos crea a alumnos/as “robotizados” que repiten lo que se les enseña y que presentan una alta capacidad de memorizar aquello útil para el examen. De esta manera, al terminar la escuela, solo se retendrán y repetirán aquellos aspectos que les dijeron o enseñaron en algún momento de su educación, sin más. Esto es un error. Hay que detenerse a enseñar a pensar, a manifestar las ideas propias de cada individuo, a saber buscar el porqué de las cosas y no conformarse con lo que expone un libro o documento. Hay que potenciar la creatividad y la participación del alumnado, solo así, considero que se puede llegar más cerca para alcanzar una escuela transformadora que cree alumnos pensantes y llenos de ideas.

En el vídeo, también se hace referencia a la motivación del profesor en el que toma como ejemplo la carta de una profesora de Argentina en la que empieza relatando su ilusión por ser profesora y termina con la idea de que se quiere jubilar. Esto me ha hecho pensar en el tema del que tanto se habla sobre la vocación y motivación docente, el malestar y las consecuencias que ello conlleva… y la verdad, me ha cambiado un poco la visión que tenía hacia ello pues, hasta ahora, siempre he achacado dichos aspectos, a factores internos del propio profesor/a pero, puede ser que ¿la motivación venga dada por factores externos, tales como el propio medio de trabajo, en este caso, la escuela? Ayer hice referencia a esto bajo las palabras de Hargreaves, recogidas en el libro La construcción del conocimiento profesional docente (Lourdes Montero). Así pues, me pregunto ¿Es la escuela un lugar puramente burocrático que no fomenta la participación de la comunidad  que la compone, al igual que tampoco favorece el cambio ni la innovación?

A raíz de esto, Santos Guerra finaliza señalando como eje  principal de la escuela, la selección del profesorado y su formación, afirmando que en la profesión de profesor/a tienen que estar los mejores de cada especialización.

Para ello quiero terminar con unas palabras que me han gustado sobre su reflexión,  “Un profesor no es quien sabe mucho, sino quien sabe transmitir y comunicar”.

 

Os invito a todos a que veáis el vídeo, pues creo que os hará reflexionar del mismo modo que lo ha hecho conmigo. Son palabras muy interesantes llenas de ideas.

Un saludo,

Beatriz.

 

También, aunque estuviera menos de acuerdo con ellos, realicé una valoración sobre las opiniones de personas como Wert o Eric Hanushek:

"El éxito académico depende de la formación de los profesores"

Hoy centro mi post, en una noticia referida a la opinión de Eric Hanushek, profesor de la Universidad de Stanford y especialista en evaluación del sistema educativo, sobre el éxito de la educación. Dicha noticia aparece recogida en el periódico “El País”.

Una de las ideas que recojo sobre dicha opinión, radica en el hecho de ver la formación del profesorado como la clave del éxito en la educación. Empiezo coincidiendo con él, pues como ya he tratado en post anteriores, la buena formación y preparación continua del profesorado es esencial para la enseñanza y, de este modo, para el  aprendizaje del alumno/a lo que conlleva a una obtención de óptimos resultados académicos.

Otra idea que destaco y que comparto, es la de darle mayor autonomía al centro educativo al igual que darle mayor responsabilidad y aplicar evaluaciones externas a los colegios. Todas estas medidas me parecen justas y favorables, ya que, por un lado, el centro se verá favorecido, tomando sus propias decisiones sobre qué es lo mejor para éste y, por otro lado, siempre considero necesario llevar a cabo cualquier tipo de evaluación, pues si las evaluaciones internas no son del todo objetivas, sí lo serán las evaluaciones externas. Una combinación de ambas, dará a conocer tanto las necesidades que presente dicho centro como también resaltarán los aspectos positivos con los que cuente.

Pero si tengo que ser sincera sobre qué me parece dicho artículo de opinión, del profesor y especialista Eric Hanushek, creo que éste está más encaminado hacia el bando político que al educativo, ¿Por qué? Pues considero que las  razones y justificaciones que manifiesta sobre el éxito de la educación, son más una forma de convencer a la sociedad de que los recortes en educación no son malos, a través razonamientos como “La clave del éxito de la educación está en la formación del profesorado y no en una gran inversión en enseñanza o en la ratio de alumnos por clase” “Informes demuestran que no hay gran diferencia de resultados entre los países que más invierten y en los que menos lo hacen”.

Además, Wert se apoya en las manifestaciones de este profesor para decir que “…. Ya lo señalaba Eric Hanushek… En realidad, no es que un gobierno invierta más en educación y así tenga mejores alumnos y luego trabajadores más productivos, sino que si mejora el rendimiento de los estudiantes de un país, aumentará su crecimiento económico, lo que es crucial porque permite recortar inversión en educación y al mismo tiempo que mejore el rendimiento de los alumnos”.

Así pues, ¿para qué invertir en educación si la clave es la formación del profesorado? O ¿Por qué nos puede importar el número de alumnos/as por clase, si lo que hay que tener en cuenta es la formación del profesorado?

Que sí, que la formación del profesorado, como he dicho al principio, es fundamental y yo apuesto por mejorarla, pero, para ello veo crucial invertir. De nada vale que prepares exitosamente a un profesor/a, si después, no dotas los espacios del aula con recursos suficientes y actualizados, para que éste pueda emplear una metodología rica y óptima. Y aún así, para que un formador forme a otro, se necesita inversión. 

Por otro lado, no nos pueden hacer ver que recortar tanto en profesorado como en recursos, es bueno, del mismo modo que lo es masificar las aulas, algo que deja entrever Eric en una de las ideas anteriores. En mi opinión, por muy formado y cualificado que esté un docente, es imposible que sea capaz de atender a 40 alumnos/as a la vez, pues cada uno tiene su propio ritmo de aprendizaje y sus propias dificultades.

Otra idea que se menciona en el artículo, es la de que los países invierten más en educación ahora que las evaluaciones internacionales muestran los resultados de manera pública. Todo esto, realmente me indigna.

Por lo que veo, no existe una preocupación real sobre la educación, sino, numerosas contradicciones:

Los gobiernos, en este caso el nuestro, no quieren invertir en educación y por lo tanto, tampoco en la formación del profesorado, pero señalan que, la formación de éste es clave para el rendimiento del alumnado. Recortar en educación permite mejorar el rendimiento de los alumnos, aunque todos sabemos que esto no es así. Del mismo modo, no se quiere invertir, pero sí se invierte más para mejorar los resultados de cara las evaluaciones externas…

En conclusión, las ideas que extraigo de dicho artículo son: no dicen cómo mejorar la formación del profesorado sin invertir en ella. Lo único que importa, es la imagen que se pueda dar del país de cara el exterior. Alcanzar la calidad educativa en general como del profesorado en particular, está muy lejos de obtener, pues se ve a la educación como un ámbito político y en mi opinión, de segunda categoría, puesto que opiniones como las de Wert, anteriormente expuesta, me demuestran que la educación y la formación, no son temas importantes para el gobierno de este país, el cual debería considerarse como el principal apoyo y respaldo de la Educación.  

 

Para más información:http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/05/06/actualidad/1367842828_577081.html

 

Un saludo.

 

Beatriz.

 

En conclusión, esta etapa ha sido para mi, la más satisfactoria y beneficiosa, ya que me ha ayudado a aprender y relfexionar sobre diversos temas, los cuales antes dejaba pasar más por alto.