2.4 Asesoramento para o cambio - Cociña de autor

Unha modalidade de cociña e a denominada cociña de autor, esta refirese a que un cociñeiro experimenta, indaga, investiga... cos determinados alimentos para conseguir unha creación unica, que rompa os esquemas dos clientes que seran os que degusten dito prato. Para isto o cociñeiro debe ser quen de analizar as texturas, olores, colores deses alimentos e que se unifiquen nun so de xeito que quede un entramo culinario perfectamente integrado e configurado. Algo distinto, innovador... pois cada un traballa dun xeito diferente en función das suas posibilidades, do que o entorno lle ofrece e se pode tomar de el. 


pont2.JPG



De igual xeito un psicopedagogo, debe desenvolver a sua actividade en función das circunstancias e entorno do centro no que se leva a cabo a sua labor. Debendo unificar e facer participes a todos os integrantes da comunidade educativa. Abaixo anexo dúas entradas que fixen ao longo do curso que versan sobre a función do asesoramento como elemento clave para o cambio e a evolución das institucións educativas.

 

Asesoramiento para el cambio

El asesoramiento esta claramente vinculado al proceso de cambio y mejora que si esta a producir en las escuelas. Pues hay que resaltar que esta mejora y este cambio no seria posible sin la función de asesoramiento. Sí hablamos de escuela como organización entonces estamos refiriéndonos a un conjunto de aspectos que tienen como finalidad llegar las metas que se proponen para los alumnos. Siguiendo a Rodríguez Romero, 1996, podemos encontrarnos con una clasificación de siete pasos para concretar el asesoramiento dentro de la organización escolar, este son:

- clarificación de la comunicación.

- establecimiento de metas.

- descubrimiento de conflictos e interdependencia.

- mejora de los procedimientos de grupo.

- resolución de problemas.

- toma de decisiones.

- evaluación de él cambio.

De esta clasificación de los pasos, podemos ver que el asesoramiento dentro de la organización educativa, centrara principalmente en trabajar con grupos, estas sesiones de trabajo en las escolar se realizan tanto a nivel de grandes grupos como en pequeños grupos (claustros, Apas ...)

 

Asesoramiento = cambio de la realidad

La función del asesor psicopedagógico y ampliar al máximo el foco de intervención. Este debe ser un investigador de posibilidades de mejora de la escuela y un facilitador del proceso de cambio. El asesoramiento que se debe desarrollar para los órganos de dirección y gestión del centro, participando como agente activo en los equipos directivos y de coordinación y en el asesoramiento a directivos y coordinadores, dando así su opinión acerca de la coherencia del proyecto educativo, en el diseño y evaluación del plan de acción tutorial, el sistema normativo, y el funcionamiento de los equipos. Otra función de vital importancia a desarrollar desde el departamento y el asesoramiento al profesorado, tanto como profesorado como tutores, pues estos son las piezas clave del desarrollo de la educación y del cambio. Dentro de esta función debemos impulsar las relación con el alumnado y con las familias, mejorar la metodología docente, la elaboración propia de material didáctico que preste mejor utilidad, la propia planificación de la evaluación de las materias impartidas, la atención a diversidad así como en la evaluación y promoción del propio alumnado. También cabe destacar que con la función de asesoramiento debemos promover la reflexión, la formación del profesorado desde una dimensión me las amplia, que contribuya a mejorar la suya cometido de educadores de educandos. Finalmente otra de las función importantes del asesoramiento y el trabajo con las familias del alumnado, aquí el papel del asesor consiste sacar el mayor partido posible el potencial educativo de los país y tutores. Esta es más bien una intervención complementaria a nuestra función y coordinada con el asesoramiento de tutores, profesores y familias. pero sin lugar a duda es una de las funciones de las mas importantes, debemos actuar con el profesorado, asesorarlo, encaminarlo, contribuyendo con ello a la mejora del centro y del proceso de enseñanza aprendizaje. No debemos ser agentes quietos, pasivos, sino todo lo contrario, debemos tender a poner a toda la comunidad en red, que se active, para conseguir el cambio que nuestra educación necesita. Por lo tanto entendemos la figura del orientador como asesor para el cambio, los cambios que deben darse en nuestra educación para que gane en todos sus aspectos y sobre todo lo alumnos que son los usuarios receptores de nuestra acción con el proferado.